El ahogamiento en seco – Señales de advertencia que los padres deben conocer

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

14 de junio de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

La muerte por ahogamiento en seco de un niño de 4 años de Houston ha atraído atención nacional a una condición poco vista que puede ocurrir horas o hasta días después que un niño inhala demasiada agua. Los padres de Frankie Delgado, quien murió el 3 de junio, dicen que ellos quieren que otros padres se eduquen acerca de las señales de advertencia de esta condición tan poco usual.

El ahogamiento en seco — también conocido como ahogamiento secundario si los síntomas ocurren horas o días más tarde – es cuando los pulmones se inundan de líquido. Sin embargo esta condición no es causada por demasiado líquido absorbido a través de la boca o de la tráquea, como en el caso de los ahogamientos típicos por sumersión.

Durante un ahogamiento en seco, un poco de agua se mete dentro de los pulmones por causa de un ahogamiento no mortal (o ahogamiento parcial), o por haber tragado mucho agua mientras se jugaba en una piscina, o durante algo que aparenta ser tan inofensivo como ser abatido por las olas en la playa. El agua también puede causar espasmos en la vía respiratoria, causando que este se cierre e impacte la respiración.

En los ahogamientos secundarios, los pulmones responden al agua atrapada inflamándose. Este líquido dentro de los pulmones dificilita que el cuerpo produzca oxígeno, causando que el nivel de oxígeno del cuerpo baje, potencialmente llevando a un ritmo cardiaco más lento y en casos raros causando un paro cardiaco. Todo esto puede ocurrir en pocas horas – o hasta en varios días – después del incidente inicial en el agua o un ahogamiento no mortal.

Si un niño traga mucho agua mientras nada normalmente, puede aspirar, según Fernando Mendoza, M.D., director médico del Centro de Emergencia Infantil de Baptist Children’s Hospital.

El Dr. Mendoza les aconseja a los padres y a los cuidadores que vigilen bien a los niños después que salgan de la piscina. “Si su hijo está tosiendo o tiene dificultad para respirar, tráigalo a la sala de emergencia de inmediato”, dice él.

El niño de Houston murió la semana pasada después de haber nadado con su familia. Su padre, Francisco Delgado Jr., le dijo a un noticiero de TV de Houston que él llamó al 911 cuando su hijo dejó de respirar luego de demostrar síntomas de un virus estomacal, incluyendo vómitos y diarrea aunque estos actualmente fueron causados por el ahogamiento en seco.

Luego de escuchar un reporte acerca de la muerte del niño de Houston, un padre de Colorado dijo que había podido reconocer los síntomas de ahogamiento en seco en su hijo antes de que se convirtieran en algo fatal. Garón Vega de Fort Collins, dijo que su hijo de 2 años, Gio, estuvo nadando el pasado miércoles y luego comenzó a quejarse de dolor de cabeza unas horas más tarde. El niño había tragado una pequeña cantidad de agua. El dolor de cabeza se convirtió en una fiebre que le perduró todo el día. El padre dice que llevó a su hijo a la sala de emergencia donde los médicos le encontraron una “cantidad significativa de líquido en sus pulmones”. Vega dice que la historia de Delgado le salvó la vida a su hijo.

Señales de advertencia de un ahogamiento seco

He aquí las señales que debe buscar en un niño que pueden indicar un ahogamiento seco durante las horas siguiendo a un casi ahogamiento o a un incidente en el agua:

  • Una tos que surge varias horas después de nadar o de una sumersión.
  • Falta de aire.
  • Dolor en el pecho.
  • Vómitos.
  • Irritabilidad.
  • Letargo, somnolencia extrema o una falta de energía.

Los ahogamientos son la segunda causa principal de muerte por lesión accidental, después de los accidentes automovilísticos, entre los niños entre 1 y 4 años de edad, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). Desde el 2005 hasta el 2014, hubo un promedio de 3,536 ahogamientos fatales (no relacionados con los botes) anualmente en los EE.UU. – alrededor de 10 muertes por día, de acuerdo con los Centros.. Sin embargo, los CDC no tienen estadísticas acerca del ahogamientos en seco.

Alrededor de una de cada cinco personas que mueren por causa de un ahogamiento son niños de 14 años o menores.


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *