Los 5 pasos más importantes para envejecer saludablemente

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

24 de September de 2014


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los “Baby boomers” –la generación nacida después de la Segunda Guerra Mundial, entre los años 1946 y 1964– representa alrededor del 26 por ciento de la población de Estados Unidos. Unos 250,000 de ellos cumplen 65 años cada mes. Y este hecho asombroso presenta tanto retos como oportunidades para la industria del cuidado de la salud.

Los médicos de atención primaria ofrecen cada vez más normas de “bienestar y prevención” a una población  que envejece, para que esos pacientes puedan seguir llevando una vida activa y productiva décadas después de su retiro. Pero muchos pacientes potenciales, cerca de la edad de retiro o después de ella, ni siquiera van al médico a las visitas regulares.

Ha habido mucho progreso en la detección del cáncer y en la intervención temprana de las enfermedades del corazón, pero grandes segmentos de la población de personas mayores aún no hacen caso a los “servicios preventivos” que incluyen los exámenes rutinarios del cáncer y ni siquiera a los chequeos básicos, según informan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).

Solamente el 25 por ciento de los adultos entre los 50 y los 64 años –y menos del 50 por ciento de los adultos de 65 años o más– están al día en sus exámenes rutinarios de salud, dicen los CDC. Estos servicios incluyen exámenes de condiciones crónicas, inmunizaciones para enfermedades como la influenza y la neumonía y asesoría sobre una conducta personal saludable, dice la agencia.

La crisis financiera y la recesión de los años 2008 y 2009 forzaron a muchas personas a recortar los chequeos y exámenes con altos copagos ya que muchos perdieron su salario o los vieron reducidos, dijo Mark Caruso, M.D., médico de atención primaria en el Baptist Health Medical Group.

Sin embargo, el cuidado preventivo está reapareciendo, dijo el Dr. Caruso.

“Hemos visto a personas de todas las edades viniendo más regularmente para hacerse chequeos de rutina”, dijo. “Algunas compañías de seguros están disculpando los copagos y la gente está viendo a su médico primario por lo menos una vez al año. Pero pensar que el mensaje de bienestar y prevención está llegando solamente a una de cada cuatro personas (entre los 50 y los 64 años) es preocupante”.

La  U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) ofrece una lista completa de los exámenes que se recomiendan.

Y estos son los 5 pasos más importantes que todos los adultos deben seguir con vistas a envejecer saludablemente:

Hágase exámenes y chequeos de salud regularmente:
La USPSTF emite información sobre docenas de exámenes recomendados para los adultos estadounidenses de todas las edades, con muchas de las directrices enfocadas en los hombres y las mujeres de más de 50 años. Las recomendaciones cubren las bien conocidas instrucciones acerca de los factores de riesgo de las enfermedades del corazón (presión sanguínea, colesterol, azúcar en la sangre), y los exámenes de detección del cáncer colorrectal y del seno, pero hay otros muchos que no reciben tanta publicidad. Se insta a todos los adultos a consultar con su médico primario sobre cuáles son los exámenes que se deben hacer,  especialmente los hombres y las mujeres de más de 50 años. Sin embargo, muchos adultos jóvenes podrían caer también en la categoría de alto riesgo debido a antecedentes familiares u otros factores. “Muchas personas oyen cosas malas acerca de exámenes, como el de la colonoscopía. Nuestro trabajo es tranquilizarlos”, dijo el Dr. Caruso.

Hacer ejercicios, aumentar la motilidad:
Infinidad de estudios han exaltado los beneficios de hacer ejercicios regularmente o de llevar un estilo de vida que sea más activo que sedentario. Pero los estudios también han encontrado que, en su mayoría, las personas mayores pierden su motilidad o su habilidad de realizar las cosas cotidianas cuando no están activas. Incluso los ejercicios entre suaves y moderados pueden beneficiar a los adultos de más edad que están afectados por la artritis y otras condiciones crónicas que restringen la motilidad. Muchos estudios han encontrado que mantenerse físicamente activos puede ayudar a prevenir o a retardar la aparición de muchas enfermedades y minusvalías.  “Yo apoyo que todo el mundo haga ejercicios todos los días”, dijo el Dr. Caruso. “Les digo a los pacientes que empiecen por 3 o 4 días a la semana. Y les pregunto a los retirados: ¿Dispone usted de 20 minutos al día para caminar a paso ligero”? Los CDC ofrecen estas instrucciones para actividad física para adultos mayores.

Maneje las condiciones crónicas:
A menudo, envejecer comporta el reto de tratar las enfermedades crónicas y de vivir con ellas, incluyendo la artritis, el cáncer, las enfermedades del corazón, la diabetes y las dolorosas condiciones neuroesqueléticas que afectan el movimiento y la calidad de la vida. Manejar esas condiciones es fundamental para prolongar una vida activa. Los tratamientos incluyen a menudo medicamentos que hay que monitorear por sus efectos secundarios y potenciales interacciones dañinas entre ellos. Los adultos mayores deben consultar con sus médicos también sobre la modificación de su estilo de vida, acerca de hacer ejercicios regularmente y sobre nutrición para que sus condiciones crónicas no interfieran con la calidad de la vida.

Siga las instrucciones sobre nutrición:
Una vida saludable lograda mediante la alimentación correcta ha sido mencionada en numerosos estudios que promueven una alimentación con el equilibrio adecuado de frutas, vegetales, granos enteros y fuentes de proteína baja en grasa. Evitar los alimentos con azúcar y con demasiado sodio, por ejemplo, puede ayudar a controlar o a prevenir los factores que promueven las enfermedades del corazón, tales como la diabetes o la alta presión sanguínea. Según envejecen los adultos, la alimentación adecuada se hace cada vez más importante para una vida sana.  Aquí le ofrecemos una guía de nutrición para adultos mayores proporcionada por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA).

Manténgase ocupado con poco estrés:
De acuerdo con muchos estudios, los adultos mayores que realizan actividades regulares, ya sea en un trabajo voluntario o pagado, tienden a tener más bienestar en general, especialmente cuando se trata de la salud mental. Muchos adultos mayores siguen trabajado después de la edad tradicional de retiro, ya sea porque lo necesitan o porque quieren hacerlo. Lo importante de “mantenerse ocupados” es no dejar que el estrés afecte su salud. Sentirse emotivo o nervioso, o tener problemas para dormir y para comer son reacciones normales al estrés. Según usted se hace mayor, los patrones de sueño pueden romperse como una consecuencia natural del envejecimiento. Vivir con menos estrés puede ayudarle a superar muchas condiciones crónicas de salud, incluyendo las enfermedades del corazón.

Tags: , , ,


There are no comments

Your email address will not be published.