- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Los 5 motivadores principales para hacer ejercicios en el 2021

La motivación para hacer ejercicios puede estar bastante baja a medida que comienza el 2021. Mucho antes de la pandemia de la COVID-19, ponerse en forma era la resolución más común para el Año Nuevo.

En el 2021 el compromiso hacia el bienestar físico es más importante que nunca ya que muchas personas están comenzando el año con libras de más que se conocen como las “15 de la cuarentena”. Eso es una referencia al mínimo de 15 libras que la gente ha aumentado desde que están metidos en sus casas, comiendo de más, permaneciendo sentados por más tiempo y evitando el ejercicio regular.

Lo bueno es que existen factores de motivación comprobado que pueden ayudarle a mantenerse activo.

He aquí los cinco motivadores principales para hacer ejercicios:

Simplicidad/Conveniencia

No tener suficiente tiempo es usualmente la excusa principal para no hacer ejercicios. Por eso el motivador más importante es mantener la rutina lo más simple y conveniente posible. Si usted no tiene un largo período de tiempo disponible durante el día, divida sus rutinas de ejercicio. Todo lo que necesita es un mínimo de 20 a 30 minutos diarios de actividad moderada a intensa para llenar los requisitos mínimos de actividad física impuestos por la American Heart Association (AHA). Para el entrenamiento de fortaleza, no tiene que ir al gimnasio. Unas cuantas pesas y 20 minutos de ejercicios en casa, tres veces por semana pueden ayudarle a mantener la salud de sus huesos y sus músculos a medida que usted va entrando en años.

“Nuestro credo es ‘nunca aflojar el paso’, inclusive para las personas en sus 70 y 80 años”, dijo Mark Caruso, M.D., un médico de Baptist Health Medical Group con Baptist Health Primary Care [1]. “Somos grandes partidarios del ejercicio para personas de todas las edades. A medida que uno va envejeciendo, el entrenamiento combinado de aeróbicos y pesas es beneficioso para los huesos y ayuda a prevenir la osteoporosis”.

Compañero de ejercicios

Si usted no se siente lo suficientemente motivado para hacer ejercicios, entonces busque a un amigo, familiar o compañero de trabajo quien le pueda inspirar a movilizarse o a ir al gimnasio. Por su puesto, su compañero de ejercicios debe ser alguien que haga ejercicios con regularidad y que se sienta motivado la mayor parte del tiempo. Tener un amigo o un colega para empezar a trotar, a caminar o a hacer otras actividades, casi siempre es una estrategia exitosa. “Yo conozco gente que empiezan a hacer ejercicios y luego de un tiempo dicen ‘Guau, nunca pensé que mis dolores desaparecerían y que me sentiría con tanta energía”, dice Fabiola Yasky, instructora de ejercicios para el departamento de salud comunitaria de Baptist Health South Florida. “Muchas personas no entienden que el ejercicio puede ayudar a tanto a los jóvenes como a las personas mayores a recuperarse de las lesiones y a sentirse revigorizados”.

Dispositivos rastreadores digitales

Vienen en una amplia gama de colores, formas y funcionalidades. Estos dispositivos digitales le ayudan a monitoreas su progreso, tal como la distancia cubierta por un corredor y su ritmo cardiaco durante las sesiones intensas de ejercicios. “Usando un rastreador personal de ejercicios le ayudará a mantenerse consciente de su nivel de actividad”, dice Georgia Saborio, fisióloga de ejercicio y supervisora del departamento de ejercicios de empleados de Baptist Health South Florida. Algunos se enganchan y otros son tan pequeños que caben en su bolsillo. A menudo trabajan junto con las aplicaciones de su teléfono celular y con sitios web que le ayudan a ver su actividad, a ponerse metas de salud y bienestar y a compartir sus logros con sus familiares y amigos, y para la mayoría de las personas, brindan esa dosis extra de motivación para pararse del sofá”, dice Saborio.

Hágalo divertido y positivo

Si le falta el impulso para seguir, entonces puede que tenga que añadir un poco de diversión a su rutina. El aburrimiento es un motivo común para no seguir con un programa de ejercicios. La actividad física no tiene que ser aburrida. Siga sus pasatiempos favoritos y haga algo distinto de vez en cuando. Y está bien mirar su programa de televisión favorito o escuchar música mientras monta en una bicicleta estacionaria o mientras camina o corre en una cinta en casa o en el gimnasio. Usted puede diversificar su rutina saliendo a montar bicicleta afuera algunos días en vez de caminar o trotar.

También puede probar los pensamientos positivos. Un estudio encontró que los participantes que tenían un diálogo interno positivo tenían mejores resultados que los demás en una prueba de ciclismo. “Los investigadores reportaron que no importa cual frase positiva hubieran escogido los voluntarios, estos se mantuvieron motivados por más tiempo que las personas que no habían escogido una forma de diálogo interno positivo”, dijo Saborio.

Póngase metas específicas

No se empieza un trabajo importante sin una estrategia detallada o un plan por escrito. Lo mismo debe aplicarse a un programa de ejercicios, especialmente para aquellos que más necesitan la actividad física, tal como los individuos obesos o con sobrepeso, o aquellos que tienen ciertos factores de riesgo como la presión alta, niveles indeseables de colesterol o diabetes.

El error más grande que hace la gente es que no tienen un plan específico con metas detalladas. Aquellos que han dejado los programas de ejercicio a menudo es porque no tienen la asesoría, la motivación o las metas apropiadas. Las soluciones incluyen encontrar un programa en un club o un gimnasio, obtener consejos por parte de su médico de atención primaria, encontrar un entrenador personal a través de su lugar de trabajo o de un gimnasio cercano, o buscar un amigo que haga ejercicios regularmente, como se menciona arriba, bajo “Compañero de ejercicios”.

“Como instructora, tengo personas mayores que vienen a entrenar conmigo porque un médico les ha dicho que tienen que hacer ejercicios”, dice Yasky. “Tengo personas más jóvenes que empiezan a hacer ejercicios porque quieren lucir mejor. Pero ambos grupos terminan sorprendidos de que pueden hacerlo, y se dan cuenta de lo bien que se sienten”.