Lo que deben saber las mujeres negras embarazadas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

15 de April de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Las muertes relacionadas con el embarazo han aumentado en la última década en los Estados Unidos, poniendo al país ultimo entre todas las naciones desarrolladas cuando se trata de la mortalidad materna. Una estadística particularmente alarmante es que las mujeres negras tienen entre tres y cuatro veces mayores probabilidades de morir por causa de complicaciones del embarazo que las mujeres blancas, según datos de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC). Crear conciencia y efectuar cambios para reducir estas muertes son dos de las metas de la Semana de la Salud Materna Negra, que se celebra entre el 11 y el 17 de abril.

Con la misión de mantener seguras a las madres y a sus bebés, las obstetras de Baptist Health Katia Apollon, M.D. y Kemoria Granberry, D.O., ambas mujeres negras, siempre están buscando soluciones para los problemas multifactoriales que resultan en las disparidades de salud. Como doctoras expertas, ellas tienen algunas sugerencias para asegurar que todas las familias en espera de un bebé puedan obtener la mejor atención – sugerencias que pueden ser especialmente beneficiosas para las pacientes negras.

“Es importante poder abogar por nosotras mismas”, dice la Dra. Apollon. “Exijan ser escuchadas y reconocidas. Si tienen preguntas, háganlas. Si no obtienen respuestas o no le las explican bien, vaya a otro lugar para su atención. Exijan responsabilidad”.

Esto puede ser un reto ya que las mujeres negras a veces enfrentan prejuicios en el entorno de la atención de la salud que pueden afectar la calidad de la atención que reciben. La Dra. Apollon cita la experiencia de la tenista famosa Serena Williams, que casi muere después de haber sufrido una embolia pulmonar poco después del nacimiento de su hija, Olympia, en el 2017. Williams, quien tenía un historial de coágulos de sangre, dice que el personal del hospital no la escuchó cuando ella les dijo que había desarrollado una embolia. Sobrevivió, según ella, porque exigió que le hicieran un escán por CT.

“Las mujeres negras a veces no son escuchadas”, dice la Dra. Apollon. “En el caso de Serena Williams, ella conocía las señales. Sin embargo, demoró un rato que la escucharan y le salvaran la vida”.

La Dra. Granberry está de acuerdo que las mujeres negras deben ser vocales acerca de su atención de salud. Ella también insta que estas desarrollen fuertes relaciones con sus proveedores de atención de salud. “Ellas deben sentirse lo suficientemente cómodas como para confiar en sus médicos y en su equipo de atención de salud y compartir su historial de familia y sus propios síntomas. Nosotros, por otro lado, debamos tomar el tiempo para escucharlas”.

Existen factores genéticos que predisponen a las mujeres negras a condiciones tales como hipertensión (presión alta), enfermedad renal, diabetes y otros problemas de salud que pueden hacerlas más propensas a las complicaciones del embarazo. Los médicos están de acuerdo que antes y después del nacimiento de su bebé, las pacientes deben estar conscientes de cualquier señal de alerta. Ellas sugieren que usted:

  • Monitoree su presión sanguínea, incluso si nunca le han dicho que tiene presión alta. Use con frecuencia las máquinas de presión sanguínea en el supermercado o en la farmacia.
  •  Ponga atención a los dolores de cabeza. Si usted tiene un dolor de cabeza que no mejora con los remedios usuales, busque atención.
  • No espere si usted piensa que su bebé no se está moviendo en útero.
  • Continúe tomando sus medicamentos y chequeándose al azúcar si ha sido diagnosticada con diabetes durante su embarazo.
  • Y los más importante, confíe en sus propios instintos acerca de su cuerpo.

Cualquier señal o síntoma fuera de lo normal es merecedor de una llamada a su médico o una visita al hospital.

“Nos pueden llamar cuando estén en camino al hospital”, dice la Dra. Granberry. “Déjenos darle una ojeada”.

La Dra. Apollon también piensa que el apoyo, ya sea por un grupo local o por parte de una organización en línea, puede ayudar a las madres embarazadas y a las madres primerizas a obtener la información que necesiten y a sentir que son parte de una comunidad. Algunos recursos en línea para mujeres negras son blackmamasmatter.org, la organización detrás de la Semana de la Salud Materna Negra, birthequity.org, y la Black Women’s Health Imperative.

La educación acerca de las disparidades en la atención de la salud y en los problemas únicos que enfrentas los negros y otros grupos minoritarios sigue aumentando. Y en organizaciones tales como Baptist Health, los empleados participan en comités de diversidad e inclusión, ayudando a crear directrices y a crear comunidad y conciencia.

Tags: