- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Lo indoloro no es necesariamente inofensivo: Lo que debe saber sobre el sarcoma

Un bulto indoloro que le ha salido en la pierna parece aumentar de tamaño. Pero todavía no le duele, así que lo ignora. Eso podría ser un gran error, según Juan Pretell, M.D. [1], jefe de cirugía oncológica musculoesquelética de Miami Cancer Institute [2], que forma parte de Baptist Health.

Juan Pretell, M.D., jefe de cirugía oncológica musculoesquelética de Miami Cancer Institute

“La mayoría de las personas piensan que si desarrollan un ‘bulto’ que no les duele, están bien, o que porque no duele, no es nada malo”, dice el Dr. Pretell. Es una de las percepciones erróneas más comunes que escucha de los pacientes recién diagnosticados con sarcoma de los tejidos blandos.

El Mes Nacional de la Concienciación sobre el Sarcoma es una oportunidad para disipar los mitos y crear conciencia sobre este raro cáncer. Cada año se le diagnostica un sarcoma de los tejidos blandos a más de 13,000 pacientes en los EE.UU. y otros 4,000 reciben un diagnóstico de sarcoma óseo.

Tanto los niños como los adultos pueden desarrollar un sarcoma y, aunque hay algunas mutaciones y condiciones genéticas – y factores de riesgo como la exposición a sustancias químicas y la radioterapia previa – que pueden predisponer a algunas personas a la enfermedad, la mayoría de los que la desarrollan no tienen ninguno de estos factores de riesgo conocidos.

“Pregunte a la persona promedio en la calle qué es un sarcoma y la mayoría no podrá decírselo”, dice el Dr. Pretell. “Aunque es poco frecuente, puede ser muy agresivo, por lo que cuanto antes se detecte, mayores serán las posibilidades de supervivencia”.

Hay muchos subtipos de  sarcoma [3] y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. A menudo hacen metástasis, o se extienden. Los sarcomas de los tejidos blandos se encuentran con más frecuencia en la grasa, los músculos, los nervios y los vasos sanguíneos de los brazos, las piernas y el abdomen. Los sarcomas óseos comienzan en los huesos y suelen encontrarse en el muslo, la parte superior del brazo o la espinilla.

Síntomas de Sarcoma

Un paciente con sarcoma óseo puede sentir dolor en la zona del tumor. “Esto puede estar asociado con la inflamación y la limitación funcional”, dice el Dr. Pretell. Otros síntomas del sarcoma incluyen:

Tratamiento del sarcoma

El tratamiento del sarcoma usualmente consiste en una intervención quirúrgica. A veces se administra quimioterapia antes y/o después de la cirugía, y la gran mayoría de los pacientes también reciben radioterapia.

“Si se tiene un sarcoma, es importante recibir tratamiento y seguimiento en un centro especializado como el Miami Cancer Institute”, dice el Dr. Pretell. “Contamos con un equipo multidisciplinar que incluye cirujanos ortopédicos oncólogos, radiooncólogos, oncólogos médicos, cirujanos plásticos y expertos en rehabilitación. Debido a que los sarcomas son raros, uno quiere asegurarse de que está recibiendo atención de un equipo experimentado”.

Los médicos de Miami Cancer Institute ofrecen procedimientos complejos de salvamento de extremidades que permiten la extirpación de un tumor mientras se mantiene la función. Y, como único miembro de la Florida de la Memorial Sloan Kettering Cancer Alliance, el Instituto tiene acceso a los ensayos clínicos más innovadores. 

Nuevos avances

Aunque el sarcoma recibe menos fondos de investigación que muchos otros tipos de cáncer, hay algunas herramientas de diagnóstico y tratamientos prometedores en el horizonte. “Las pruebas moleculares que identifican mutaciones específicas en los pacientes con sarcoma están conduciendo a diagnósticos más precisos y tempranos, además de ayudar a tomar decisiones sobre el tratamiento”, dice el Dr. Pretell.

Además, las inmunoterapias se están utilizando cada vez más y están mostrando beneficios en pacientes con ciertos tipos de sarcomas. Los fármacos de inmunoterapia ayudan al propio sistema inmunitario del cuerpo a atacar y eliminar las células cancerosas. Otros avances son la impresión en 3D, que permite mejorar los implantes y las prótesis, y los sistemas de navegación que se están desarrollando para mejorar los resultados de la cirugía.

El sarcoma no es curable una vez que se ha extendido, por lo que el Dr. Pretell resalta la importancia de evaluar cualquier bulto o masa. “Es mejor descubrir que no es nada por lo cual preocuparse que descubrir que el cáncer se ha extendido”, dice él.