- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Las vacunas de COVID-19 en el 2021: Vacunas, tratamientos y otros retos de atención de salud

Al final del 2020, los Estados Unidos está experimentando un récord en las cifras de infecciones y muertes de COVID-19. Pero hay motivos de esperanza para mejores días en el 2021, gracias a las nuevas vacunas y los mejores tratamientos. Sin embargo, los expertos advierten que la batalla contra la pandemia sigue siendo un maratón no una carrera.


“Con la COVID-19, alrededor de un 75 a un 80 por ciento de la población tiene que tener inmunidad para verdaderamente detener la transmisión y reducir el contagio hasta el punto donde todo pueda volver a la normalidad”, dijo Sahmer Fahmy, M.D., oficial médico principal de Boca Raton Regional Hospital [1]. “Podemos lograr esta inmunidad colectiva a través de la vacunación. Esto va a requerir una campaña masiva de información de salud pública para asegurar que la gente entienda que esta es una vacuna segura y eficaz”.

El Dr. Fahmy estuvo entre los expertos que hablaron de la última información acerca de vacunas, terapias y el impacto continuo en nuestro sistema de salud, durante un episodio reciente de Resource Live [2], presentado por Jonathan Fialkow, M.D. [3], jefe de cardiología de Miami Cardiac & Vascular Institute [4] y oficial principal de salud de la población para Baptist Health.

Madeline Camejo, Pharm.D., oficial principal de farmacia y vicepresidenta de servicios de farmacia de Baptist Health South Florida y Rachel Evers, R.N., directora de servicios quirúrgicos en Baptist Hospital [5], se unieron al Dr. Fahmy para compartir sus perspectivas acerca de lo que podemos esperar para el año nuevo. He aquí un resumen de su conversación:

Dr. Fialkow: “Las vacunas de Pfizer y de Moderna han recibido una EUA. ¿Nos pueden explicar lo que eso significa?”

Madeline Camejo: “Una EUA es la sigla en inglés para el uso autorizado de emergencia. Esto permite que las empresas farmacéuticas dispensen rápidamente los medicamentos al público. Esto solamente es otorgado durante las emergencias de salud pública, pero no se dispensan sin un repaso de los datos. Se hace una investigación exhaustiva de una gran parte de los datos de seguridad antes de que se les permita aprobarlas”.

Dr. Fialkow: “Entonces la EUA no necesariamente significa que estamos simplificando el proceso. Ha habido un proceso de evaluación apropiado en el desarrollo de la vacuna. ¿Es eso cierto?”

Madeline Camejo: “Sí. Eso es cierto. Es un panel independiente de científicos que repasan los datos”.

Dr. Fialkow: “¿Cuáles son las recomendaciones del Departamento de Salud de la Florida en cuanto a cómo se debe implementar la vacuna en las variadas poblaciones?”

Madeline Camejo: “Primero les toca a los trabajadores de atención de salud, los intervinientes de emergencia y los pacientes en las residencias para ancianos. Esa es la primera fase, lo que llaman la fase 1A. Una vez que todas esas personas se vacunen o una mayoría de más de un 60%, entonces empezamos con la fase 1B que son los pacientes con un riesgo más alto de morbilidad y otros tipos de trabajadores esenciales que son necesarios en los Estados Unidos. Luego les toca a los maestros y a todo el resto del público con empleos de los cuales depende la población, y siempre al final a la población general”.

Dr. Fialkow: “¿Hay alguna información en cuanto a fechas para las distribuciones de la vacuna?

Madeline Camejo: “Yo diría que vamos a estar en la fase uno para todos los trabajadores de atención de salud y las residencias de ancianos, probablemente hasta mediados de febrero. Mientras más y más vacunas entren al mercado, más rápidamente podremos atravesar por las fases de distribución. Pero ahora mismo, yo diría que la segunda fase sería desde febrero hasta quizás abril. Y luego, quizás podemos vacunar al público en general más cerca del final de la primavera o el principio del verano”.

Dr. Fahmy: “Yo quisiera añadir algo. Todos estamos esperando el momento en que podamos volver a la normalidad, y no tener que usar máscaras y no tener que practicar el distanciamiento social, pero yo no quiero dar el mensaje incorrecto. Sólo porque tengamos la vacuna, eso no significa que inmediatamente nos podamos quitar las máscaras o que vayamos a detener las medidas de precaución que hemos establecido. Tenemos que tener cuidado hasta que tengamos más información.”

Dr. Fialkow: “Sam, puede hablarnos acerca de los nuevos desarrollos en los tratamientos para las personas que contraigan la COVID?”

Dr. Fahmy: “Seguro. Actualmente estamos armados con muchas más herramientas a nuestra disposición de lo que teníamos en marzo y en abril cuando comenzó la pandemia. Los fundamentos de tratamiento en muchos de nuestros hospitales son medicamentos como remdesivir y dexametasona, un esteroide y un antiviral. Cuando los administramos temprano durante el proceso de la enfermedad, estos medicamentos pueden prevenir el daño a los pulmones que ocurre antes de desarrollar neumonía de COVID. No hay duda de que hoy tenemos una cifra de mortalidad más baja de la que teníamos hace nueve o diez meses cuando comenzó todo esto. Un porcentaje más bajo de nuestros pacientes están terminando en la sala de cuidados intensivos debido al uso de estos medicamentos.”

“Tenemos medicamentos para personas que han tenido síntomas leves o moderados que no requieren hospitalización. Ahora hay tratamientos de inmunoterapia con medicamentos como bamlanivimab y (con el anticuerpo monoclonal de Regeneron) con los cuales podemos usar estas drogas para detener la progresión de la enfermedad en personas que no están demasiado enfermas. Eso verdaderamente ayuda a los pacientes de alto riesgo y reduce la cifra de pacientes que requieren hospitalización por casi un 70 por ciento en los estudios que han sido publicados”.


Dr. Fialkow: “Hemos dado de alta a más de 8,600 pacientes de COVID a través del sistema de atención de salud de Baptist Health. Rachel, nos puede dar un sentido del impacto que ha tenido la COVID en nuestro personal y en su estado de ánimo?”

Rachel Evers: “Bueno, tenemos nuestras altas y bajas. La semana pasada, aquí en Baptist Hospital, dimos de alta a nuestro paciente número 2000. Ser parte de ese momento, donde lo vemos caminar hasta su auto es una increíble sensación de orgullo y satisfacción. Pero luego hay otros días que no son tan buenos. Experimentamos pérdidas, vemos a las familias atravesar por momentos difíciles. Tenemos que llevar a una esposa a la unidad de cuidados intensivos para despedirse de su esposo. Es como una montaña rusa de emociones a veces y ha sido un camino muy largo. Hemos estado en esto desde marzo.”

“Los proveedores de atención de salud en general, hacen un trabajo horrendo de cuidarse a sí mismos. Pero yo creo que a través de todo esto hemos aprendido a cuidarnos los unos a los otros para que podamos seguir celebrando estos momentos, como dar de alta a tantos pacientes”.

Dr. Fialkow: “Madeline, ¿qué les podemos decir a las personas que le temen a la vacunas o que quizás no les tienen confianza para que hagan lo responsable y se vacunen?”

Madeline Camejo: “Yo pienso que lo más importante es que el riesgo de la COVID-19 es una gran apuesta. Se trata de ponernos una vacuna que puede tener unos cuanto efectos secundarios leves o de enfrentar la posibilidad de morir de COVID-19, porque con COVID no hay garantías. El virus se comporta de manera distinta con cada persona. En realidad, es una elección personal, pero seamos francos, vamos a vacunarnos para que podamos detener el contagio de esta enfermedad y podamos alcanzar la inmunidad colectiva.”