Las sodas, los jugos y el riesgo para el cáncer: Un creciente caso en contra de las bebidas azucaradas

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de July de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las bebidas azucaradas, en particular las sodas y los jugos, alimentan el aumento de peso y han contribuido a la epidemia de obesidad entre los adultos y los niños estadounidenses, un hecho con el cual están de acuerdo los médicos y los oficiales de salud pública. Ahora, las nuevas investigaciones están fortaleciendo el vínculo entre estos alimentos azucarados y el riesgo para algunos tipos de cáncer.

El nuevo estudio no comprueba la causa y el efecto, sin embargo, los investigadores encontraron que beber tan poco como 3 a 4 onzas de alimentos azucarados cada día estaba asociado con un aumento de un 18 por ciento en el riesgo general para el cáncer.

La lata promedio de soda, jugo de fruta o té endulzados con azúcar tiene el equivalente de alrededor e 10 cucharaditas de azúcar. Cuatro gramos de azúcar equivalen a 1 cucharadita.

“Estar al tanto del contenido de azúcar en las bebidas es la mejor manera de reducir su contribución a su consumo diario de calorías y así evitar hacerle daño a su salud”, afirmó Cathy Clark-Reyes, una dietista registrada con Baptist Health Primary Care. “Los alimentos azucarados son calorías vacías. No contienen nada de vitaminas y minerales. Inclusive el jugo de 100 por ciento fruta usualmente tiene nada menos que entre 15 y 20 gramos de azúcar por porción”.

El nuevo estudio fue conducido por investigadores de la Universidad de Sorbonne Paris Cité. El equipo recopiló datos de más de 100,000 hombres y mujeres franceses, con una edad promedio de 42 años, que tomaron parte en un estudio a nivel nacional. El estudio incluyó tanto las sodas azucaradas y los jugos de 100 por ciento fruta. Estas bebidas azucaradas estuvieron “significativamente asociadas con el riesgo general para el cáncer”. Las bebidas endulzadas artificialmente, como las sodas de dieta, no estuvieron vinculadas con ningún aumento en el riesgo para el cáncer es este estudio.

Durante el transcurso de cinco años del estudio, fueron diagnosticados 2,193 casos de cáncer entre los participantes, representando alrededor de 22 casos por cada 1,000 personas. La mayoría de esos casos eran entre personas que consumían bebidas azucaradas regularmente.

Las bebidas azucaradas fueron definidas como bebidas que contenían más de un 5 por ciento de azúcar, las cuales incluyeron los jugos de frutas que no tenían azúcares añadidos.

Los jugos caseros, pueden tener el efecto equivocado para las personas que están tratando de bajar de peso, ya que los dietistas tienden a añadir más frutas a un jugo o a un batido. Al hacer eso, pueden estar aumentando su consumo de azúcar – sin obtener el beneficio completo de los nutrientes naturales de la fruta. Al eviscerar las frutas en un batidor, se remueven o se degradan los nutrientes vitales de la fruta, incluyendo la fibra la cual ayuda al cuerpo a mantener un peso saludable y reduce las probabilidades de desarrollar la enfermedad cardiaca.

“La gente no necesita los jugos, aunque sean jugos de 100% fruta”, dice Lucette Talamas, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria con Baptist Health South Florida. “Los padres a menudo les dan a sus hijos jugos en un biberón. Pero en realidad deben estar consumiendo frutas enteras y bebiendo agua por separado. El cuerpo no necesita jugos – son mayormente azúcar en forma líquida. Debemos reducir nuestro consumo de todo tipo de azúcares añadidos. Aunque el jugo puede ser todo natural, aun así, es demasiada azúcar concentrada”.

Las directrices dietéticas de los EE. UU. para los estadounidenses recomiendan limitar las calorías de los “azúcares añadidos” a no más de un 10 por ciento de las calorías consumidas diariamente. Eso es alrededor de 200 calorías, o 12 cucharaditas, para una dieta de 2,000 calorías.

El consumo general de demasiados azúcares añadidos en la dieta – debido al consumo de bebidas azucaradas – puede contribuir a la enfermedad cardiaca, la diabetes, las caries dentales e inclusive el cáncer. Tomar bebidas azucaradas todos los días por seis meses aumenta los depósitos de grasa en el hígado por un 150 por ciento, lo cual contribuye directamente a la diabetes y a la enfermedad cardiaca, según han encontrado los estudios anteriores.


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *