Las lesiones principales a evitar después de la tormenta

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

14 de septiembre de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las lesiones relacionadas con las actividades después de una tormenta son de gran preocupación para los proveedores de atención de salud, a medida que los residentes del Sur de la Florida recogen los escombros en el calor, inspeccionan los techos y se exponen al calor sofocante de los hogares que aún no tienen electricidad.

Las salas de emergencia de los hospitales están repletas de personas con lesiones relacionadas con el proceso de limpieza y recogida y con las condiciones creadas por causa del Huracán Irma.

“Estamos viendo muchos pacientes que se han caído de escaleras y también muchas laceraciones”, afirma Sergio Segarra, M.D., oficial médico principal de Baptist Hospital of Miami. Aún hay una gran porción de la población que permanece sin electricidad ni aire acondicionado. Los extremos en las edades de la población, desde los muy jóvenes hasta los viejitos, son los más susceptibles a las lesiones relacionadas con el calor”.

El estrés relacionado con las condiciones después de la tormenta también está enfermando a la gente. Normalmente, el estrés puede ser un factor de riesgo para muchas condiciones crónicas comunes tales como la enfermedad cardiaca, el asma y los problemas gastrointestinales. El estrés de no tener electricidad, de tomar parte en la limpieza después del huracán y de no dormir bien, pueden causar serios trastornos de salud.

“El estrés puede manifestarse como dolencias físicas, desde palpitaciones a trastornos gastrointestinales y malestares generales”, dice el Dr. Segarra. “Hay personas que no han podido descansar bien. Es importante descansar. Muchas personas están trabajando entre 36 y 48 horas corridas. Algunas personas están funcionando con pura adrenalina por mucho tiempo. Pero llega un momento en el cual nuestros cuerpos simplemente se rinden y tenemos que prevenir que eso ocurra – para que nuestros cuerpos no fallen”.

He aquí las lesiones más comunes que están viendo los médicos de emergencia con relación a la etapa de recuperación después de la tormenta:

Caídas de escaleras y techos

La gente puede subir escaleras para limpiar los techos de escombros o para inspeccionar daños. Si usted se siente cansado o mareado, o tiene la tendencia a perder el equilibrio, no suba escaleras. Los factores que contribuyen a las caídas de escaleras incluyen el apuro, los movimientos repentinos, la falta de atención, la condición de la escalera (gastada o dañada), la edad o condición física de la persona y el calzado de la persona, según el American Ladder Institute. Es recomendable subir escaleras solamente con la asistencia de una segunda persona que pueda aguantar la escalera para que no se mueva y ayudar guiar al que está subiendo.

Deshidratación o golpe de calor

Trabajar en exteriores en el Sur de la Florida por períodos de tiempo prolongados, o vivir en una casa sin electricidad, pueden afectar al cuerpo. He aquí algunas señales que podrían significar que usted está deshidratado y posiblemente en camino a una insolación, una condición más seria. Tenga en mente que tan pronto como usted sienta sed, la deshidratación ya ha comenzado. Tome bastante agua. Si usted no siente ganas de orinar en el calor, tome más líquidos. También pueden surgir dolores de cabeza por causa de la deshidratación. Una vez que le empiece a doler la cabeza, usted está entrando en la próxima fase de la enfermedad relacionada con el calor – el golpe de calor.

La exposición al monóxido de carbono debido a los generadores de electricidad

El uso inadecuado de los generadores portátiles cerca de las ventanas o de las unidades de aire acondicionado, puede exponer a su familia a los venenosos vapores de monóxido de carbono, que no tienen olor. Los niños son especialmente susceptibles. Nunca use un generador dentro de la casa, los garajes, los áticos, y las casetas o áreas similares – aunque esté usando abanicos o tenga las puertas abiertas para permitir la ventilación. Los síntomas de la exposición al monóxido de carbono pueden incluir dolores leves de cabeza y malestares generales y pueden escalar a dolores de cabeza más severos, nausea y vómitos.

Cortadas y rasguños

Limpiar las ramas caídas de los árboles u otros escombros, puede causar cortadas y rasguños. Tenga mucho cuidado cuando esté usando motosierras y otras herramientas afiladas para limpiar escombros. Busque atención médica de inmediato si tiene una herida profunda, que sangre abundantemente, o que tenga algo enterrado. Si tiene una cortada o un rasguño menor, lávese las manos con agua y jabón. Luego enjuague la cortada o el rasguño con agua fresca para remover cualquier suciedad. También puede usar agua y jabón para limpiar cortadas menores. No necesariamente necesita soluciones limpiadoras como el agua oxigenada, el yodo o el alcohol para tratar las cortadas y los rasguños menores ya que estas pueden irritar la herida.

Estrés

La gente está acostumbrada a lidiar con el estrés de todos los días. Sin embargo, el impacto del Huracán Irma puede elevar los niveles de estrés a nuevas alturas, creado el potencial para los problemas serios de salud. El estrés después de la tormenta puede conducir a síntomas físicos tales como los dolores de cabeza, los malestares estomacales, la presión elevada, los dolores en el pecho y los problemas para dormir. Descansar lo suficiente es algo vital. Los trabajadores esenciales tales como el personal médico, los trabajadores de utilidades y los equipos de primera respuesta también son vulnerables a los problemas de salud luego de pasar un largo tiempo sin dormir.

Etiquetas: