Las lesiones del manguito rotador: Los tenistas, los lanzadores y todos los demás pueden estar en riesgo

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

28 de March de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los desgarros, los esguinces o las torceduras de los manguitos rotadores de los hombros son lesiones comunes para ciertos atletas, particularmente los tenistas y los lanzadores de béisbol, pero también pueden ocurrirle a cualquier persona que sea físicamente activa o a cualquiera a medida que envejece.

El brazo se mantiene en la cavidad del hombro por el manguito rotador, que el un grupo de cuatro músculos que se unen como tendones para formar una cubierta alrededor de la cabeza del húmero, el hueso largo en la parte superior del brazo. El manguito rotador adhiere el húmero a omóplato (la paleta del hombro) y ayuda a levantar y a rotar el brazo.

Cada vez que sirven, los tenistas que compiten en el torneo Miami Open en el Hard Rock Stadium, ponen una cantidad significativa de presión en el grupo de músculos que forman el manguito rotador.

“El manguito rotador son los músculos que salen del omóplato y los tendones de esos músculos rodean la pelota del húmero”, dice John Uribe. M.D., cirujano ortopédico, médico del torneo del Miami Open y ejecutivo médico principal en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute de Baptist Health South Florida. “Por consiguiente, debido a su tamaño y a su trabajo, los manguitos rotadores son susceptibles a las lesiones”.

El Dr. Uribe, y los demás médicos y fisioterapeutas del Instituto, ofrecen servicios médicos a los jugadores del torneo Miami Open.

“Cuando se juega tenis, particularmente al servir, eso es muy parecido al movimiento de lanzar”, explica el Dr. Uribe. “Es básicamente el mismo movimiento. Por ejemplo, los lanzadores de béisbol sufren lesiones del manguito rotador porque a medida que se suelta la pelota, ese tendón sufre una tremenda cantidad de estrés. Servir una pelota de tenis es lo mismo. Por eso se pueden sufrir desgarros, esguinces y torceduras”.

La gente también puede desgarrarse el manguito rotador haciendo actividades de todos los días. Si usted se cae sobre su brazo o si levanta algún objeto pesado con un movimiento brusco, usted puede desgarrarse el manguito rotador”, según la American Academy of Orthopeadic Surgeons (AAOS). “Este tipo de desgarramiento puede ocurrir con otras lesiones del hombro tales como una fractura de la clavícula o un hombro dislocado”.

Mientras que los atletas de elite ponen sus hombros en riesgo desde temprana edad, para los demás los desgarros del manguito rotador son casi siempre el resultado de un desgaste del tendón que ocurre lentamente con el pasar del tiempo. Esta degeneración ocurre naturalmente a medida que una persona envejece. Los desgarramientos del manguito rotador son más comunes en el brazo dominante de una persona. Además, si usted tiene un desgarramiento degenerativo en un hombro, usted está en mayor riesgo para un desgarramiento del manguito rotador en el hombro opuesto – aunque usted no sienta dolor en ese hombro.

Además de los atletas como los tenistas y los beisbolistas, las personas que hacen actividades repetitivas de levantar o posiciones de los brazos por arriba de la cabeza también están en mayor riesgo para los desgarramientos del manguito rotador. Inclusive los atletas que se preparan o se acondicionan adecuadamente antes de los partidos, es difícil prevenir las lesiones. Sin embargo, cualquier persona que se mantenga físicamente activa y que haga ejercicios de fortaleza con los músculos de los hombros o de la espalda puede estar mejor preparada para evitar las lesiones o la degeneración temprana del manguito rotador.

“Yo no estoy seguro de que se puedan prevenir verdaderamente las lesiones del manguito rotador, pero sí se pueden minimizar los riesgos”, dice el Dr. Uribe. “A medida que envejecemos, los tendones se desgastan un poco…por eso es importante tratar de mantener la fortaleza de esos músculos y eso sin duda alguna ayuda a prevenir las lesiones”.

Síntomas de los desgarros del manguito rotador

Según la AAOS, los síntomas más comunes de un desgarro del manguito rotador incluyen:

  • Dolor durante el descanso y por las noches, particularmente si se está acostado sobre el hombro afectado;
  • Dolor al levantar y bajar el brazo o con movimientos específicos;
  • Debilidad al levantar o rotar el brazo;

Crepitación, o la sensación de crujido cuando se mueve el hombro en ciertas posiciones.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *