Las fracturas lumbares por sobrecarga: Una tendencia creciente en los atletas jóvenes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

28 de febrero de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las fracturas por estrés o sobrecarga en uno o más de los pequeños huesos que forman parte de la espalda baja, o el área lumbar, se han convertido en algo muy común entre los atletas jóvenes y adolescentes.

El entrenamiento regular para las competencias en gimnasia, football, lacrosse, béisbol y levantamiento de pesas puede ser algo físicamente exigente para el cuerpo y puede incluir movimientos repetitivos y causar estrés o sobrecarga en la columna vertebral, dijo Roger Saldana, M.D.,, cirujano ortopédico pediátrico con el Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute de Baptist Children’s Hospital.

“Estamos viendo un gran número de este tipo de fractura, especialmente a medida que los niños se ponen más activos en los deportes y juegan por más horas, aumentando a su vez el esfuerzo que eso requiere del cuerpo”, afirmó el Dr. Saldana. “La causa principal del dolor de espalda es muscular. Sin embargo, los jóvenes que están haciendo deportes con muchas hiperextensiones de la espalda van a tener muchas más incidencias de estas fracturas por estrés o sobrecarga. Estas ocurren en un área muy particular de la espalda baja”.


(Video: El Equipo de Noticias de Baptist Health habla con Roger Saldana, M.D., cirujano ortopédico pediatra, acerca de las fracturas lumbares por sobrecarga en los jóvenes y adolescentes. No deje de verlo. Video por Steve Pipho.)
En el caso de la espondilólisis, ocurre una grieta o fractura a través de los “pars interarticularis”, los pequeños y delgados huesos de la vértebra que conectan las articulaciones facetarias superiores e inferiores. Las “pars” son la parte más débil de la estructura de la espalda y eso las hace más vulnerables a las lesiones por “sobreuso”. Mientras que la espondilólisis puede ocurrir a cualquier edad, esta aparece más a menudo en los adolescentes debido a que sus columnas vertebrales aún se están desarrollando y son más susceptibles.

Estas fracturas ocurren más a menudo en la quinta vértebra de la espina dorsal o columna lumbar, aunque también pueden ocurrir en la cuarta vértebra lumbar. Las fracturas pueden ocurrir en uno o en ambos lados de los huesos “pars”. En casos más severos, puede desarrollarse la espondilolistesis. Esto ocurre cuando un hueso pars fracturado se separa, permitiendo que la vértebra lesionada se mueva hacia delante. Puede ser recomendada la cirugía para pacientes con espondilolistesis con movimientos severos o para aquellos cuyo dolor de espalda no se ha aliviado con los tratamientos no quirúrgicos.

Los tratamientos más comunes para las fracturas lumbares por sobrecarga son los períodos de descanso y la fisioterapia, la cual comúnmente incluye los ejercicios de “fortaleza central”. Estos ejercicios fortalecen los músculos del área central del cuerpo incluyendo los músculos abdominales, los músculos de la espalda y los músculos alrededor de la pelvis.

“El síntoma más común de las fracturas de sobrecarga es el dolor en la espalda baja causado por el sobreuso durante el deporte o la actividad”, dijo el Dr. Saldana. “A menudo el dolor disminuye luego de un período de descanso pero usualmente el dolor por causa de una fractura de estrés o sobrecarga no se alivia luego de sólo unos cuantos días de descanso. Y casi siempre es en la espalda baja”.

Un joven atleta puede acreditar el síntoma inicial de una fractura lumbar por sobrecarga al dolor por causa del entrenamiento excesivo. Sin embargo, los padres deben saber que un dolor persistente que comienza en el centro de la espalda baja e irradia hacia abajo debe ser evaluado por un médico. Otros síntomas pueden incluir espasmos musculares, rigidez en la espalda, tendones apretados y dificultad al pararse o al caminar.

Los exámenes físicos probablemente incluirán pruebas de imágenes de diagnóstico para identificar las fracturas por sobrecarga, las cuales pueden ser difíciles de detectar en los rayos-X, dice el Dr. Saldana.

“Yo he visto jóvenes que han tenido dolor por seis meses y jóvenes que han sentido dolor de espalda por sólo unos días”, dice el Dr. Saldana. “Lo que yo les digo usualmente a los padres y a los atletas es que si el dolor no se alivia con unos cuantos días de descanso o no se alivia con las modificaciones a la actividad o con cosas que ellos acostumbran a hacer, entonces es algo que debe ser evaluado por su pediatra, quien puede a su vez referirle a un especialista ortopédico”.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *