Las embolias pulmonares: El papel destacado de Baptist Health en el avance del tratamiento de esta condición potencialmente mortal

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de September de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

No se puede exagerar la naturaleza potencialmente mortal de una embolia pulmonar (EP). La embolia pulmonar es una obstrucción repentina de una arteria pulmonar. Suele ocurrir cuando un coágulo de sangre se desprende y viaja por el torrente sanguíneo hasta los pulmones. La causa más común es una condición, la trombosis venosa profunda (TVP), en la que un coágulo de sangre se desarrolla en las venas profundas, más comúnmente en las piernas.

Los recientes avances en el tratamiento de las EP, o la prevención de las mismas mediante el tratamiento de la trombosis venosa profunda en fases tempranas, han salvado vidas. Pero mucho depende de la gravedad de las EP y de la rapidez con la que pueda administrarse el tratamiento, afirmó Ripal Ghandi, M.D., radiólogo intervencionista vascular de Miami Cardiac & Vascular Institute, especializado en tratamientos mínimamente invasivos.


Ripal Ghandi, M.D., radiólogo intervencionista vascular de Miami Cardiac & Vascular Institute.

El Instituto ha asumido un papel de liderazgo en los ensayos de investigación sobre las EP y la evolución de las terapias de tratamiento. También ha encabezado los esfuerzos locales y nacionales para establecer Equipos de Respuesta a la Embolia Pulmonar, o PERT por sus siglas en inglés, un grupo de expertos multidisciplinarios que se reúnen para ofrecer un tratamiento óptimo a los pacientes con formas de alto riesgo de EP. El Dr. Gandhi y el Dr. Ian Del Conde, cardiólogo del Instituto, dirigen el equipo en el Instituto. El objetivo es disponer de un grupo de expertos preparados para abordar los casos individuales de una EP potencialmente mortal. En pocos años, la estrategia se ha ampliado hasta incluir un creciente consorcio nacional de PERTs.

“Cuando hablamos de embolias pulmonares muy significativas, la mortalidad a corto plazo varía entre el 12% y el 50%, con la mortalidad más alta entre los pacientes diagnosticados con lo que clasificamos como “embolia pulmonar masiva” en pacientes que presentan disminución de la presión arterial o hipotensión”, explica el Dr. Gandhi.

Avances en el tratamiento de las EP

Los progresos en el tratamiento de las embolias pulmonares incluyen principalmente dos opciones: la trombólisis dirigida por catéter y la trombectomía mecánica. Ambas terapias son mínimamente invasivas; la trombólisis dirigida por catéter utiliza medicamentos para disolver el trombo, mientras que la trombectomía utiliza catéteres para eliminar mecánicamente el coágulo.

En ambos procedimientos se utilizan imágenes de rayos X para ayudar a guiar un catéter especializado hasta el lugar del coágulo para tratar la obstrucción. Un radiólogo intervencionista introducirá un catéter a través de la piel en un vaso (arteria o vena) y lo llevará hasta el lugar de la trombosis u obstrucción. Entonces, se disolverá el coágulo de sangre administrando medicamentos directamente en el coágulo para romperlo. Durante una trombectomía, se utiliza un dispositivo mecánico en ese lugar para succionar el coágulo o romperlo y luego eliminarlo. Ambos tratamientos se conocen como opciones terapéuticas endovasculares.

“En el pasado, con las embolias pulmonares, cuando se observa la mortalidad en los últimos 20 años, las cosas no han cambiado mucho hasta hace poco”, dijo el Dr. Gandhi. “Ahora tenemos muchas más opciones que podemos ofrecer a estos pacientes. Hay varias opciones terapéuticas endovasculares que podemos proporcionarles a estos pacientes, y estamos a la vanguardia de eso”.

Síntomas de la EP, si los hay

Algunos casos de embolia pulmonar no presentan síntomas. Si lo hacen, pueden incluir falta de aire, dolor en el pecho o tos con sangre. Los síntomas de un coágulo de sangre incluyen calor, hinchazón, dolor, sensibilidad y enrojecimiento de la pierna.

“Hay pacientes que podrían tener una variedad de factores de riesgo, pero la mayoría de los pacientes tienen un coágulo de sangre en la pierna, o TVP, que se desprende y termina viajando a los pulmones”, explica el Dr. Gandhi. “Por lo general, vemos pacientes que se presentan con dificultad para respirar o con dolor en el pecho, aunque algunos pacientes tendrán síntomas atípicos. Pueden venir a la sala de emergencia con estos síntomas o pueden presentarse los síntomas mientras están en el hospital. Puede que sean postoperatorios. No es raro que en el postoperatorio el paciente tenga un coágulo de sangre que viaje a los pulmones”.

Miami Cardiac & Vascular Institute sigue desempeñando un papel destacado en la investigación para ayudar a tratar y prevenir las embolias pulmonares.

Liderando la investigación en el tratamiento de las EP

“Hemos participado en múltiples ensayos clínicos”, dijo el Dr. Gandhi. “Hemos completado al menos dos ensayos clínicos en el ámbito de la embolia pulmonar. Actualmente estamos participando en otros dos ensayos clínicos en el ámbito de la embolia pulmonar, uno de los cuales es un ensayo clínico aleatorio que estudia a los pacientes con embolias pulmonares inmediatas de alto riesgo que se asignan al azar a la trombectomía dirigida por catéter versus a la trombólisis dirigida por catéter.”  Además, los médicos del Instituto están participando en un ensayo clínico que utiliza la trombectomía por succión para tratar la TVP extensa.

La prevención de nuevos coágulos puede evitar la EP. Según los Institutos Nacionales de la Salud, las medidas de prevención pueden incluir:

  • Seguir tomando anticoagulantes, si se los han recetado, y seguir con los chequeos periódicos para asegurarse de que la dosis de sus medicamentos está funcionando para prevenir los coágulos de sangre, pero sin causar sangramientos.
  • Incorporar cambios de estilo de vida saludables para el corazón, como una dieta saludable, ejercicio regular y, si fuma, deje de hacerlo.
  • Utilizar medias de compresión para prevenir la trombosis venosa profunda (TVP) si está en riesgo.
  • Mover las piernas cuando esté sentado durante largos periodos de tiempo, como en los viajes largos.
  • Moverse lo antes posible después de una intervención quirúrgica o de estar confinado en una cama.


“Estamos realmente al frente en el campo de las embolias pulmonares y la trombosis venosa profunda”, dice el Dr. Gandhi. “Participamos en todos estos ensayos clínicos. Hemos presentado los resultados de otros estudios en reuniones científicas. Esta verdaderamente es un área con mucho entusiasmo porque creo que podemos mejorar realmente la alta morbilidad y mortalidad que hemos visto en el pasado”.

Tags: ,