Las directrices estadounidenses urgen más asesoría de “comportamiento” para los adultos obesos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

24 de septiembre de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Si su índice de masa corporal (IMC) es más de 30, lo cual lo califica como “obeso”, usted debe también obtener un referido para un programa intensivo de pérdida de peso y ejercicios que incluya asesoramiento para lograr un “cambio de comportamiento”, según las más recientes recomendaciones por parte de un panel de expertos de salud pública que aconseja a los médicos de atención primaria acerca de las mejores prácticas.

La propuesta por parte de la U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF) es parecida a una efectuada en el 2012 con algunas adiciones claves, incluyendo las evidencias de 83 nuevos estudios publicados desde la última recomendación. La USPSTF dice que está ahora más convencida que nunca de que los programas intensivos para bajar de peso – que duran hasta dos años – trabajan eficazmente para establecer nuevos comportamientos para bajar de peso y para mantener un IMC saludable.

Las recomendaciones actualizadas del panel llegan en un momento en el cual la tasa de obesidad en los EE.UU. no demuestra señales de disminuir. Más de un 35 por ciento de los hombres y 40 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos son obesos. La obesidad está asociada con problemas de salud tales como un aumento en el riesgo para la enfermedad coronaria, diabetes tipo 2, varios tipos de cáncer, cálculos biliares y discapacidad.

“Si alguien es diagnosticado con obesidad, su profesional de atención de salud puede sugerir que se inscriban en un programa para el manejo del peso”, afirmó la USPSTF en su recomendación. “Hay muchos programas que pueden ayudar a la gente a cambiar sus comportamientos y así bajar de peso. Las evidencias demuestran que los programas intensivos que incluyen una variedad de actividades pueden ayudar a las personas a manejar su peso y a prevenir enfermedades y muertes relacionadas con la obesidad”.

La mayoría de las “intervenciones del comportamiento” repasadas por la USPSTF recomiendan en auto-monitoreo y ofrecen herramientas que apoyan la pérdida de peso o el mantenimiento del peso después de la pérdida (tales como pedómetros, pesas para la comida o videos de ejercicios). Se utilizaron técnicas y mensajes similares para el cambio del comportamiento a través de todos los ensayos repasados. La mayoría de los ensayos tenían 12 sesiones durante el primer año.

Mientras que la dieta y el ejercicio regular para aquellos que tienen un sobrepeso moderado pueden ser técnicas exitosas, esos compromisos con los cambios de estilo de vida son mayormente ineficaces para aquellas personas que son severamente obesas.

En las pasadas dos décadas, ha habido grandes avances en las cirugías bariátricas, especialmente con el uso de tecnología robótica para facilitar los procedimientos mínimamente invasivos. Sin embargo, un aspecto que no ha cambiado mucho es la necesidad de que los pacientes reduzcan su consumo de calorías y consuman comidas más saludables y más pequeñas, según dijo Anthony González, M.D. director del programa de cirugía bariátrica de South Miami Hospital.

El asesoramiento antes y después de la cirugía es una parte clave del programa de cirugía bariátrica de South Miami Hospital.

“Con los pacientes que yo atiendo, estamos hablando de personas que tienen 100 o más libras de sobrepeso”, dijo el Dr. González. “Esos pacientes van a tener problemas, ya sean sociales, psicológicos, emocionales y hasta económicos – la búsqueda de un empleo y las promociones pueden verse impactadas por causa de la obesidad. Yo veo mucha depresión, ansiedad y ataques de pánico entre estos pacientes”.

Pero aún con la más avanzada tecnología y los cirujanos más capacitados, los procedimientos bariátricos no pueden ser exitosos sin que el paciente haga cambios sustanciales a su estilo de vida cuando se trata de sus dietas y de sus elecciones nutricionales, dice el Dr. González.

“La nutrición es muy importante antes y después de una cirugía bariátrica, y los pacientes deben recibir asesoramiento de nutrición antes de la cirugía y continuar con ese asesoramiento después de la cirugía”, dice él.

Según la nueva recomendación por la USPSTF, los componentes de una campaña eficaz para combatir la obesidad incluyen:

  • El uso de sesiones en grupo,
  • 12 o más sesiones durante el primer año,
  • Ayudar a los pacientes a realizar elecciones de comida saludables,
  • Alentar la actividad física, y
  • Ayudar a los pacientes a monitorear su propio peso.

Etiquetas: ,