Las 15 de la cuarentena: ¿Qué son? ¿Por qué ocurren? ¿Qué puedo hacer al respecto?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de August de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

“Las 15 de la cuarentena” son las nuevas “Freshman 15” – lo que se refiere a los estudiantes que comienzan la universidad y aumentan de peso. Similarmente, las 15 de la cuarentena hace referencia a salir de la cuarentena de la COVID-19 con 15 libras de más. Mientras que las 15 de la cuarentena son causa para muchos chistes en los medios sociales y en conversaciones con familiares y amistades, el aumento de peso no es asunto de risa.

El peso es un tema bastante delicado. Hay muchos factores que influencian el manejo del peso que van más allá de lo físico en incluyen componentes psicológicos y ambientales. Por eso, hacer chistes acerca de las 15 de la cuarentena puede tener un serio impacto psicológico en aquellas personas que estén luchando con su peso y con su imagen corporal.

¿Por qué ocurre?

El aumento de peso durante la pandemia puede ocurrir por muchas razones, incluyendo los cambios en la rutina y el uso de la comida para lidiar con las emociones como el estrés.

Los cambios relacionados con la pandemia han afectado muchas áreas de nuestras vidas. Nuestras rutinas diarias han cambiado, incluyendo nuestros horarios regulares para comer y para hacer ejercicios. Estos cambios en combinación con la incertidumbre de estos tiempos pueden traer consigo el estrés y la ansiedad. Estar en casa, más cerca de la comida y con acceso ilimitado a la cocina, puede resultar en una receta para las comelatas emocionales. Interesantemente, el estrés puede afectar el apetito de las personas de manera distinta. Algunas personas pueden sentir más hambre, mientras que otras sienten menos apetito.

Al lidiar con tantos cambios, algunas personas encuentran consuelo en la comida. Después de todo, hay investigaciones que demuestran que los alimentos altamente agradables (altos en azúcar y en grasa) pueden activar el sistema de recompensa del cerebro, lo cual puede llevar a las personas a comer de más. El comer por consuelo puede hacernos sentir bien temporeramente mientras no pensamos en la causa emocional subyacente como el estrés. No es que usted nunca pueda comer por motivos de consuelo, o preparar su postre favorito. Sin embargo, es importante poner atención a la alimentación emocional y a cualquier nuevo hábito diario que haya resultado de la cuarentena y que esté contribuyendo a ese aumento adicional de peso.

¿Qué podemos hacer al respecto?

Hakuna Matata (no hay problema de El Rey León), existen soluciones para ayudar a prevenir o a hacerle frente a las “15 de la cuarentena”:

  • Enfóquese en la salud, no en el peso. Esto puede parecer confuso al principio, pero enfocarse en los números de la pesa no le llevará a ningún lugar. Enfóquense en vez en los hábitos saludables y fíjense metas asequibles que puedan influenciar su peso de manera positiva.
  • Eviten los chistes relacionados con el peso. Hablar del peso y hacer chistes al respecto puede añadir estrés innecesario. Enfóquense en vez en hábitos saludables como una nueva receta que usted quiera probar o una clase de ejercicios por internet que haya visto.
  • Practiquen la alimentación consciente. Estén presentes y libres de distracciones durante cada momento que estén comiendo. Antes de comer, pregúntense si tienen hambre. Si la tienen, piensen en lo que les apetezca comer, cuánto les apetece comer, etc. Si no tienen hambre, exploren sus sentimientos y pienses en acciones que no estén relacionadas con la comida que usted pueda tomar para ayudarle a manejar esos sentimientos.
  • Hagan una nueva rutina para su ‘nuevo normal’. Mantener un plan de alimentación y meriendas balanceadas puede ayudarle a manejar sus niveles de azúcar en la sangre y prevenir bajones, los cuales pueden llevar a las malas selecciones alimenticias. Planee tres comidas diarias y una merienda si es necesario. El tiempo que antes pasaba en el auto en camino al trabajo ahora puede ser reinvertido en la preparación de las comidas en casa.
  • Pónganse en movimiento. El ejercicio a menudo se ve como algo que es solo para quemar calorías, lo cual enmascara los muchos beneficios positivos que tiene el ejercicio en nuestros cuerpos. El ejercicio es uno de los mejores remedios para manejar el estrés, así como también para mejorar la calidad del sueño y para mejorar el estado de ánimo. Si su médico le dice que puede hacer ejercicios, póngase una meta diaria de 30 minutos, cinco días por semana, de cualquier ejercicio o actividad que usted disfrute. Puede ser algo tan simple como caminar.
  • Creen un ambiente alimenticio saludable en casa. Sus alrededores sí importan, especialmente lo que usted tiene en su despensa, en su refrigerador y en los mostradores de su cocina. Mantenga sus alimentos saludables visibles y fáciles de alcanzar, mientras que mantiene los demás alimentos escondidos. Si su entorno de trabajo desde la casa es en la cocina, considere moverlo a otra parte de la casa.
  • Traten de mantener una relación positiva con la comida. Reconozcan el papel vital de los alimentos para ofrecer combustible y nutrición a cada célula de nuestros cuerpos. Practiquen conscientemente el balance y la flexibilidad en su alimentación. Honren las señales de hambre y de saciedad al comer. Aprendan un patrón de alimentación saludable que sea ideal para su estilo de vida para mantener su cuerpo (incluyendo su sistema inmunológico) saludable durante la cuarentena.
  • Aprendan de los expertos. Baptist Health ofrece seminarios de salud educativos gratuitos en muchos temas incluyendo la nutrición y el bienestar emocional. Acompáñenos haciendo clic aquí o llame al 786-596-3814.

Tags: , ,