La unidad de cuidados intensivos neonatales ayuda a los bebés más pequeños a luchar las batallas más grandes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de November de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

La pequeña Lori Livingstone estaba tan entusiasmada por hacer su debut de vida que llegó más de tres meses antes de la fecha prevista para su nacimiento. Pero para la pequeñita, de 1.5 libras, que nació el 8 de julio del 2019, a la edad gestacional de sólo 24 semanas, el simple acto de respirar le era casi imposible.

La mamá de Lori, Shakeema Smiley, recuerda sus emociones mixtas durante ese tiempo. “Cuando supe que iba a tener una bebita, estaba muy emocionada”, recuerda ella. “Mi embarazo fue muy fácil – hasta los seis meses cuando mi niña decidió nacer”. La emoción y la alegría de la madre primeriza se convirtió rápidamente en pánico y preocupación a medida que su hija luchaba por sobrevivir.

(No deje de verlo: Shakeema Smiley habla acerca del progreso de su hija, Lori, quien nació más de tres meses prematura. Video en inglés por Alcyene de Almeida Rodrigues.)

Debido a su condición extremadamente delicada, Lori fue transferida a la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (NICU) en el Center for Women & Infants, donde el personal altamente capacitado proporciona atención de 24 horas y cirugía neonatal para bebés que pesan menos de 2.2 libras y que tienen una variedad de condiciones médicas. La NICU Nivel II con 62 camas es una de las unidades más grandes de ese tipo en el Sur de la Florida y está equipada con la más alta tecnología.

Majd Dardas, M.D., neonatólogo de South Miami Hospital

“Lori tenía una larga lista de problemas que vemos comúnmente en los bebés extremadamente prematuros”, dice  Majd Dardas, M.D., neonatólogo de South Miami Hospital. “Ella tenía enfermedad pulmonar crónica, hipertensión pulmonar, múltiples infecciones y otras condiciones”. Para ayudarla a respirar, el Dr. Dardas le dio a Lori varios cursos de esteroides y la puso en un ventilador.

Eventualmente, en marzo de este año, luego de ocho largos meses en la NICU, y justo cuando se estaba dando a conocer el impacto de la pandemia del coronavirus, Lori se fue a su casa.

Lori Livingstone ahora está “muy bien”, según el neonatólogo Dr. Majd Dardas

“Ese fue un tiempo muy especial para nosotros”, recuerda la Sra. Smiley, “Pero también muy estresante debido a la pandemia del coronavirus”. Ella dice que por causa de la enfermedad pulmonar crónica de Lori, han tenido que tomar precauciones especiales para asegurarse que Lori no resulte expuesta a la COVID-19.

Sin embargo, considerando el comienzo tan difícil de la vida de Lori, ella está muy bien, según el Dr. Dardas. “Estamos muy orgullosos de su progreso. Ella es un verdadero caso exitoso”.

La Sra. Smiley está extremadamente satisfecha con el progreso que ha logrado su hija desde que llego a casa. “Lori está muy bien – ha dado grandes pasos”, dice ella. “La semana pasada comenzó a gatear y eso fue algo enorme para nosotros. Ella se ha estado reuniendo con su fisioterapeuta y con un terapeuta de alimentación la está ayudando a aprender a comer por boca”.

Cuando le preguntaron si tenía algún consejo para los padres que se encuentren en una situación similar, la Sra. Smiley dice que recuerden que todo va a mejorar. “Cuando estamos en medio de todo el tumulto, todo se ve gris y muchos padres no pueden superar eso. Pero mi hija es testimonio de que, si seguimos adelante, vamos a sobreponernos”.

Shakeema Smiley con su hija, Lori Livingstone, quien pesó solo 1.5 libras cuando nació más de tres meses prematura

Tags: , , ,