La tasa de obesidad de la Florida probablemente sea más alta de lo que antes se pensaba. He aquí por qué.

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

25 de junio de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Los datos ampliamente distribuidos acerca de la población de los Estados Unidos habían estimado que la tasa de obesidad de los EE.UU. era de un 27.8 por ciento. Sin embargo, un estudio por Universidad de la Florida (UF) que analizó más e 1.4 millones de expedientes médicos electrónicos, pone la tasa de obesidad del estado en un 37.1 por ciento.

Eso pondría la tasa de obesidad de la Florida mucho más cerca de la tasa de obesidad general del país de un 37.9 por ciento para los adultos mayores de 20 años.

Una persona es considerada obesa en base a la proporción de su peso y su estatura. Un IMC o “índice de masa corporal” es lo que determina un diagnóstico de obesidad, aunque usualmente es la evaluación inicial realizada por un médico de atención primaria. Para un adulto, un IMC de entre 18.5 y 24.9 es considerado un peso normal. Entre 25 y 29.9 es considerado sobrepeso y un IMC de 30 o más es considerado obeso.
Los investigadores de UF dicen que la razón principal para la discrepancia en la tasa de obesidad de la Florida es el hecho de que las personas tienden a reportar su estatura y su peso más favorablemente cuando toman encuestas por teléfono.

“Los datos hacen toda la diferencia”, afirmó Matthew Gurka, autor senior del estudio, en un comunicado. “Las personas respondiendo a las encuestas tienden a reportar su estatura como más alta y su peso como más bajo”.

Los riesgos a la salud asociados con la obesidad incluyen un aumento en el riesgo para la diabetes tipo 2, la enfermedad cardiaca y varios tipos de cáncer.

Melissa Franco, D.O. () una doctora de medicina familiar con Baptist Health Primary Care en Pinecrest, señala que alguien con un IMC de más de 25 (lo cual es considerado sobrepeso) se podría beneficiar significativamente de bajar 10 libras. A veces, eso es suficiente para poner a esa persona en un IMC de 25.

“Primero, la gente debe saber dónde están cuando se trata de ese estándar de 25 en el IMC”, dice ella. “Esa calculación de IMC puede ser un poco estricta, pero es generalmente eficaz. Yo he visto a muchos pacientes dejar sus medicamentos para la presión y el colesterol después de haber bajado unas cuantas libras y de mantener un estilo de vida más saludable”.

Los investigadores de UF calcularon las tasas de obesidad en la Florida analizando datos del OneFlorida Data Trust, una base de datos de reclamos médicos y de datos de expedientes médicos para más de 12 millones de personas de todo el estado. Para establecer sus hallazgos, ellos compararon esas tasas de obesidad con los datos del Behavioral Risk Factor Surveillance System, o BRFSS, según Stephanie Filipp, autora principal del estudio y estadística con la Facultad de Medicina de UF. El estudio es uno de los primeros en hacer ese tipo de comparación, dijo ella.

He aquí la clave de la discrepancia con la tasa de obesidad de la Florida: los datos recopilados por UF vinieron de más de 1.3 millones de expedientes médicos de Floridanos adultos, los cuales están basados en las medidas objetivas de los pacientes durante las últimas dos visitas de atención de salud entre el 2012 y el 2016. En comparación, la información de peso y estatura para el BRFSS fue auto reportada por los encuestados durante la encuesta anual telefónica de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés).

“Hay una urgencia para entender las verdaderas tasas de obesidad porque existen muchos otros problemas de salud que están relacionados con estas”, dijo Filipp.

Más mujeres (un 39 por ciento) que hombres (un 34.7 por ciento) en la Florida son obesos, según encontró el estudio de UF. En comparación el BRFSS reportó tasas más altas de obesidad para los hombres (28.8 por ciento) que para las mujeres (26.7 por ciento).

Etiquetas: ,