- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

La Semana Mundial de Concientización Sobre los Antibióticos 2019 Tres maneras en la cuales los surfloridanos pueden crear conciencia

Los antibióticos son distintos a todos los demás medicamentos. En vez de enfocarse en las personas, se enfocan en los microbios que enferman a las personas. Desafortunadamente, mientras más exponemos a los microbios a los antibióticos, más los presionamos a que se vuelvan resistentes a los mismos. La amenaza de la resistencia a los antibióticos se conoce desde que la penicilina fue introducida en los años 1940, y hoy en día ha progresado hasta el punto de que la resistencia a los antibióticos se ha convertido una amenaza principal de salud a nivel mundial.

El problema de los microbios resistentes a los antibióticos – a veces conocidos como “súper bacterias” – ha sido exacerbado por la carencia de nuevos antibióticos en el mercado. La más reciente clase de antibióticos utilizados en la práctica clínica hoy en día, fue descubierta en el 1984. Además, la más reciente clase de antibióticos usados para tratar las bacterias Gram negativas (por ejemplo E. coli, la causa principal de las infecciones del conducto urinario) fue la fluoroquinilona, la cual fue descubierta hace aproximadamente 60 años.

Este mes, los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), publicaron su informe Antibiotic Resistance in the United States en inglés, el cual ofrece un caudal de información y clasifica los microbios según su nivel de amenaza – Urgente, Serio e Inquietante. Algunos de los microbios más importantes en esta lista son Clostridium difficile (conocido como C. diff) y la Neisseria gonorrhoeae (la cual causa la gonorrea transmitida sexualmente).

La Semana Mundial de Concientización Sobre el Uso de los Antibióticos, que se celebra desde el 18 hasta el 24 de noviembre, resalta la necesidad de crear conciencia acerca de la resistencia a los antibióticos. Baptist Health South Florida, quien ha adoptado medidas estrictas de seguridad de antibióticos a través de todos sus hospitales y centros, tiene tres consejos sobre cómo usted puede utilizar los antibióticos con seguridad, sin hacerse daño a usted mismo y sin reducir su capacidad futura para funcionar como es debido.

Tres claves para el uso seguro de los antibióticos

  1. Saber que los antibióticos no siempre son la respuesta, así que deje que su médico decida.

Muchas veces cuando estamos enfermos, lo que queremos es sentirnos mejor. A veces, eso nos lleva a pensar que los antibióticos son la respuesta. Sin embargo, los antibióticos no funcionan contra todos los microbios que pueden enfermarnos. Por ejemplo, si tenemos una infección causada por un virus, un antibiótico no nos va a ayudar a combatirlo ya que los antibióticos trabajan contra las bacterias y no los virus. De hecho, un antibiótico puede causar efectos secundarios (como diarrea) y cuestan dinero en la farmacia, así que no solo no van a ayudar en caso de un virus, pero también tienen el potencial de hacer daño.

Cuando usted se pregunta si necesita antibióticos, no los pida. Deje que su profesional médico acreditado diagnostique su problema y luego use ese diagnóstico para decidir si los antibióticos pueden ayudarle. A veces necesitamos antibióticos y otras veces simplemente debemos manejar nuestros síntomas y emplear atención de apoyo.

2. Tome antibióticos como sean recetados y cuando los necesite.

Cuando en realidad necesitamos tomar antibióticos, queremos que funcionen. Para obtener los mejores resultados de tratamiento, los pacientes deben tomarse sus antibióticos como sean recetados. Si hay alguna pregunta acerca de alguna receta o prescripción, los pacientes deben hablar con su proveedor de salud o con otro profesional acreditado de atención de salud para clarificar las cosas. Tener conciencia acerca de los antibióticos no solo se trata de saber cuándo usar los antibióticos, también se trata de usarlos inteligentemente cuando los necesitamos.

3. No comparta ni almacene antibióticos.

Es la naturaleza humana el preocuparse de “¿que pasará?”, lo cual puede causar que nos quedemos con unas cuantas pastillas de algún antibiótico sin terminar, por si acaso. Esto crea dos problemas. Primero, si alguien está enfermo y no son diagnosticados correctamente, podemos terminar usando la herramienta incorrecta para hacer el trabajo. Eso puede significar el uso de antibióticos potencialmente tóxicos cuando no hay ningún beneficio potencial para la persona enferma. Segundo, si los antibióticos están expirados, pueden ser menos potentes, lo que significa que no harán un buen trabajo para tratar la infección, aunque sean el medicamento correcto.

Baptist Health South Florida [1] toma el control y la prevención de las infecciones muy seriamente, y está comprometido al uso seguro y adecuado de los antibióticos (por ejemplo, la administración de antimicrobianos). En todas nuestras instalaciones, nuestros médicos, farmacéuticos, personal de enfermería y otros empleados se mantienen enfocados en el uso óptimo de los antibióticos. Usamos protocolos para ayudar a asegurar que nuestros pacientes tengan los antibióticos correctos, y que usen nuestros datos locales para mejorar las prácticas. Nuestro personal está tiene conciencia de los antibióticos y queremos ayudar a nuestros pacientes a crear conciencia para que podamos apoyar su bienestar y lograr los mejores resultados de salud posibles.

Timothy P. Gauthier, Pharm.D., BCPS-AQ ID, es el director del Programa Clínico de Administración Antimicrobiana de Baptist Health South Florida.