La “quimioprevención”: Reduciendo las probabilidades para el cáncer de seno

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

13 de July de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

En la lucha contra el cáncer de seno, la prevención se ha convertido tan importante como encontrar una cura o prolongar la supervivencia, y quizás aún más importante. Miami Cancer Institute de Baptist Health está liderando el esfuerzo para reducir el cáncer de seno en las mujeres que están en riesgo, al formar parte de un ensayo clínico para educar mejor a las mujeres acerca de “quimioprevención” o “chemoprevention” en inglés – medicamentos diseñados para evitar el desarrollo del cáncer de seno.

El estudio por Southwest Oncology Group, llamado Making Informed Choices on Incorporating Chemoprevention Into Care (MiCHOICE), es para mujeres entre 35 y 74 años que no tienen antecedentes personales de cáncer de seno pero que han sido diagnosticadas con hiperplasia atípica o carcinoma lobular in situ (células anormales en el seno que pueden convertirse en cancerosas). El estudio nacional espera determinar si los pacientes, cuando se les ofrece información acerca de los pros y los contras de tomar medicamentos para la quimioprevención, puedan sentirse más confiadas acerca de su decisión de si tomar o no tomar medicamentos para su nivel de riesgo específico y su historial médico.


Ana Cristina Sandoval, M.D., la oncóloga médica del seno de Miami Cancer Institute.

“Estos medicamentos han sido aprobados por la FDA, han estado en el mercado por más de 20 años y han sido comprobados a reducir el riesgo de cáncer de seno por entre un 50 y un 60 por ciento”, dice Ana Cristina Sandoval, M.D., la oncóloga médica del seno de Miami Cancer Institute que es la investigadora principal del estudio. “Aunque alrededor de un 15 por ciento de las mujeres estadounidenses podrían beneficiarse de la prevención de la quimioterapia, solamente alrededor de 5 a 15 por ciento de las mujeres que son ofrecidas esta prevención acceden a tomar los medicamentos. Si podemos aumentar el conocimiento y la conciencia para que más personas con factores de riesgo tomen estas medidas preventivas, podemos reducir la incidencia del cáncer de seno”.

Hoy en día, una de cada ocho mujeres estadounidenses desarrollará cáncer de seno, según las estadísticas de la American Cancer Society. Las probabilidades aumentan significativamente para esos factores de riesgo.

En la Clínica de Prevención de Cáncer de Seno de Miami Cancer Institute, un equipo multidisciplinario, liderado por Jane Mendez, M.D., jefa de cirugía del seno, trabaja con las pacientes que tengan un número de riesgos para el cáncer de seno. Estos factores de riesgo incluyen mutaciones genéticas conocidas para el cáncer de seno, antecedentes familiares fuertes de cáncer de seno, un riesgo para el cáncer de seno de más de un 20 por ciento como haya sido calculado por los modelos médicos de predicción y condiciones de salud subyacentes de alto riesgo.

Las pacientes de la clínica pueden recibir pruebas de imágenes de diagnóstico más frecuentes, vigilancia, educación y asesoramiento genético, planes individualizados de salud del seno y recomendaciones de modificaciones de estilo de vida. Entre esas está el ejercicio y los cambios de estilo de vida comprobados a reducir el riesgo para muchos cánceres.

Para algunas pacientes, las drogas de quimioprevención – las más comunes son tamoxifén, raloxifén y los inhibidores de aromatasa – también son consideraciones. Los medicamentos son tomados, usualmente a diario en forma oral de píldora, por al menos cinco años.

“Al igual que con muchos medicamentos, pueden ocurrir efectos secundarios”, dice la Dra. Sandoval. “Por eso es importante elegir el medicamento más adecuado para la paciente y tomar en consideración los pros y los contras”. Los efectos secundarios pueden incluir síntomas de menopausia como sofocos, resequedad vaginal y aumento de peso. La edad y el historial médico de cada paciente también son tomados en cuenta antes de recetar cualquier medicamento. Si una paciente experimenta algún efecto secundario, a menudo es posible reducir la dosis o tomar las píldoras con menos frecuencia, según la Dra. Sandoval.

Mientras que el propósito del estudio MiCHOICE no es el de seguir los resultados a largo plazo de las mujeres que toman medicamentos de quimioprevención (otros estudios hacen eso), es de tratar de determinar si las pacientes que utilizan la herramienta en línea para aprender más acerca de los medicamentos se sienten más confiadas en su decisión personal de si tomar o no tomar los medicamentos de quimioprevención. Un estudio publicado recientemente concluyó que la falta de conocimiento acerca de la quimioprevención hace imposible que una mujer pueda tomar decisiones educadas acerca de su atención. En el 2019, luego de un repaso extensivo de medicamentos de quimioprevención, la U.S. Preventive Services Task Force apoyó públicamente el movimiento de prescribir las drogas a mujeres con un mayor riesgo para el cáncer de seno.

La Dra. Sandoval sabe que la comunicación es clave cuando le habla a sus pacientes acerca de la quimioprevención y ella piensa que el estudio ayudará a educar mejor a las mujeres. “Desde la perspectiva de un paciente, es fácil ver que muchas no quieren tomar medicamentos para algo que aún no tienen. No tienen cáncer. Se sienten saludables”, dice la Dra. Sandoval. “Sin embargo, poder reducir el riesgo de una paciente para desarrollar cáncer de seno por la mitad, esa es una buena respuesta”.

Si usted ya ha sido diagnosticada con hiperplasia atípica o carcinoma lobular in situ y nunca ha tomado medicamentos de quimioprevención para reducir el riesgo, puede ver si es elegible para el estudio llamando al 786-527-8861. O si usted tiene esos factores de riesgo u otros y quiere aprender más acerca de la Clínica de Prevención de Cáncer de Seno de Miami Cancer Institute, puede hacer una cita llamando al 954-704-6941.

El Institute también ofrece ensayos clínicos para el cáncer de seno incluyendo el estudio GLORIA, el cual está probando el uso de una vacuna para prevenir la recurrencia del cáncer de seno triple negativo. Para información acerca del estudio GLORIA y otros ensayos clínicos disponibles en Miami Cancer Institute, por favor visite https://cancer.baptisthealth.net/miami-cancer-institute/clinical-trials.

Tags: , ,