La promesa de la medicina de precisión brinda esperanza a los pacientes de cáncer

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

11 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés


Michael Zinner, M.D., CEO y director médico ejecutivo de Miami Cancer Institute

Marcado por la presencia continua de la COVID-19, el 2021 fue un año trascendental para la atención de la salud. Junto con la innovación médica para hacer frente a la pandemia, también hemos visto grandes inversiones en la investigación genética en oncología y una mayor atención a los ensayos clínicos para los cánceres raros. Sin embargo, de todas las tendencias que estamos observando en el tratamiento para el cáncer, me siento especialmente optimista con respecto a la promesa de la medicina de precisión en todos los tipos de enfermedades para mejorar significativamente los resultados de los pacientes.

Sabemos que el cáncer puede comportarse de forma muy diferente de un paciente a otro; la medicina de precisión permite a los oncólogos determinar el mejor tratamiento para los pacientes de forma individualizada, basándose en su información genética. Este enfoque abre una amplia gama de oportunidades para mejorar la atención a los pacientes, especialmente a aquellos que no responden a los enfoques de tratamiento tradicionales, como la radioterapia y la quimioterapia. Además, este mayor conocimiento de la enfermedad puede ayudarnos a prevenir ciertos tipos de cáncer e incluso a desarrollar tratamientos mejores y más enfocados.

Aunque los investigadores han avanzado en diversas áreas en el 2021 para avanzar la medicina de precisión en oncología, hay dos hitos que encuentro muy emocionantes:

Los perfiles moleculares abren el camino a nuevos tratamientos para el cáncer gastrointestinal

Aproximadamente el 35% de todas las muertes relacionadas con el cáncer en el mundo están relacionadas con enfermedades gastrointestinales o GI. El tratamiento tradicional (cirugía, radioterapia y quimioterapia) suele dar resultados poco satisfactorios con este tipo de cáncer, lo cual deja una necesidad incumplida de mejorar la atención. Sin embargo, la reciente capacidad de los oncólogos gastrointestinales para elaborar perfiles moleculares de estos tumores ha abierto vías a nuevos tratamientos más enfocados y eficaces. Estos tratamientos tienen un potencial tan grande para mejorar los resultados de los pacientes que la American Society of Clinical Oncology seleccionó la elaboración de perfiles moleculares en los cánceres GI como el Avance del Año 2021. Además, vimos avances para los pacientes con cáncer colorrectal con la aprobación de una terapia que se enfoca en las mutaciones específicas del ADN en el estado metastásico de la enfermedad.

Las vacunas terapéuticas basadas en mRNA tienen su momento para brillar

Aunque no son un concepto totalmente nuevo, las vacunas de mRNA siguen siendo las estrellas de la medicina de precisión. Las vacunas de mRNA brindan a nuestro cuerpo el manual de instrucciones para combatir una enfermedad específica, y hemos visto su potencial más recientemente con las vacunas contra la COVID-19. Al igual que esta vacuna indica al sistema inmunológico de una persona el aspecto de la proteína spike de la COVID-19 para que esté preparado para responder si aparece, las vacunas terapéuticas basadas en mRNA pueden ser capaces de advertir sobre un cáncer presente para que el sistema inmunológico pueda destruir las células tumorales. Sin embargo, saber lo que hay que marcar depende de la mutación genética única del cáncer de cada paciente: no hay un objetivo universal. Sin embargo, algunos resultados preliminares de ensayos clínicos han demostrado que son altamente eficaces.

En este momento, hay varias vacunas de mRNA registradas para ensayos clínicos. Harán falta años de ensayos clínicos para comprender plenamente el valor de este enfoque terapéutico, pero la COVID-19 dio a los tratamientos con vacunas basadas en el mRNA la atención que necesitaban para seguir avanzando. Con el aumento en el financiamiento y la inscripción en los ensayos clínicos de estas terapias basadas en la mRNA, hemos visto un gran progreso en el último año, y estoy seguro de que la comunidad oncológica espera con entusiasmo las posibilidades que se abren para los pacientes.

He visto el progreso continuo de la medicina de precisión y su potencial para revolucionar la forma de atender a los pacientes que luchan contra el cáncer. Por eso estoy muy orgulloso de nuestro equipo de genetistas clínicos y expertos en genética. El trabajo que realizamos está preparando el camino hacia el diagnóstico predictivo y los tratamientos personalizados, y dota a nuestros expertos en cáncer y a nuestros pacientes de una valiosa información para reducir y manejar los riesgos del cáncer. Esperamos que los conocimientos que obtengamos de las pruebas genéticas y de la investigación en este campo produzcan algún día herramientas de diagnóstico y tratamientos que salven vidas para todos los tipos de cáncer.

Como siempre, miramos al futuro y hay muchos puntos brillantes en el horizonte para el 2022. Una tendencia especialmente prometedora para el futuro de la oncología de precisión es el uso de la inteligencia artificial (IA por sus siglas en inglés) y el aprendizaje automático. La IA ofrece oportunidades únicas para complementar la medicina de precisión, desde cómo detectamos y clasificamos el cáncer hasta cómo desarrollamos nuevos tratamientos y predecimos sus resultados.

Por supuesto, existen desafíos en la incorporación de la IA a la atención de la salud, como los sesgos de los datos, los marcos de intercambio de datos que apoyan la IA, el intercambio de códigos para los modelos de IA y la falta general de confianza en la IA entre el personal de atención de salud e incluso en los pacientes. Sin embargo, me entusiasma ver cómo avanzan las aplicaciones de la IA en este próximo año y cómo se desarrolla a largo plazo en el contexto de la medicina de precisión.

Este ha sido un año difícil para el personal de atención de la salud, incluyendo a mi equipo de Miami Cancer Institute, pero estoy orgulloso de lo que hemos conseguido. Si podemos aprender de los retos a los que nos enfrentamos, seguramente seremos más fuertes por ello, como institución y como profesionales de atención de salud.

Espero que todos podamos sentirnos empoderados por los avances que hemos hecho ante la adversidad este año, y que utilicemos esta fortaleza para avanzar aún más en nuestra investigación y en nuestras prácticas diarias para apoyar a los pacientes. Les animo a que se mantengan informados sobre los últimos avances y a que piensen en cómo pueden ser ustedes mismos los que forjen el cambio para los pacientes que lo necesiten.

Tags: