La influenza está causando ataques cardiacos en algunos pacientes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

15 de febrero de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

A pesar de ser una temporada difícil – la mayoría de las personas que están sufriendo de influenza este año – con dolores en el cuerpo, tos, dolor de garganta y congestión – se sienten mejor en una o dos semanas. En los casos más severos, el virus de la influenza puede causar complicaciones tales como infecciones respiratorias o neumonía. Y ahora las investigaciones han confirmado que la influenza también puede causar los ataques cardiacos, según un estudio publicado recientemente en la revista New England Journal of Medicine (NEJM).

“En las pasadas semanas, hemos estado viendo muchos pacientes con infartos del miocardio y resultados positivos de enzimas cardiacas”, afirmó Harry Aldrich, M.D., director médico de cardiología con Miami Cardiac & Vascular Institute en South Miami Hospital. “Este estudio valida el conocimiento anecdótico que los cardiólogos han visto por mucho tiempo durante las temporadas de influenza.

El estudio de investigación, realizado en Canadá, encontró que los ingresos en el hospital debido a los infartos del miocardio, también conocidos como ataques cardiacos, eran seis veces más probables dentro de la primera semana después de un resultado positivo para la influenza. Los resultados positivos de influenza eran de especímenes respiratorios, permitiendo a los investigadores a establecer una asociación significativa entre las infecciones respiratorias agudas y los ataques cardiacos.

“La mayoría de los pacientes que han tenido un ataque cardiaco después de la influenza tienen una enfermedad cardiaca subyacente que automáticamente los pone en riesgo para más complicaciones”, dice el Dr. Aldrich.

Entre los adultos estadounidenses con condiciones subyacentes que han sido hospitalizados debido a la influenza durante esta temporada, la enfermedad cardiovascular es una de las más comunes según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Los datos recopilados del estudio canadiense también apoyan esto. Un veinticuatro por ciento de los pacientes adultos habían tenido una hospitalización previa debido a un ataque cardiaco y muchos tenían factores de riesgo cardiovasculares: 49 por ciento tenían diabetes, 38 por ciento tenían niveles elevados de colesterol y 85 por ciento tenían la presión alta. La mayoría de los pacientes estudiados quienes habían tenido un ataque cardiaco después de la influenza eran mayores de 65 años.

La infección de influenza en los envejecientes está asociada con una alta ocurrencia de insuficiencia cardiaca aguda, según un estudio publicado el año pasado en la revista médica Heart Failure Reviews.

La enfermedad cardiaca y la influenza

Hasta en adultos saludables, la influenza causa bastante inflamación en el cuerpo, según el Dr. Aldrich. Sin embargo, la inflamación relacionada con la influenza entre las personas con enfermedad cardiaca es mucho más seria. Esta puede causar el síndrome coronario agudo, explica él.

“Cuando la influenza causa una inflamación sistemática, puede haber inflamación en las paredes internas de las arterias”, dijo el Dr. Aldrich. “Esta inflamación en un paciente con enfermedad cardiaca puede causar que la placa que se ha acumulado en las arterias se reviente, causando un ataque cardiaco”.

La otra complicación de la influenza que puede afectar seriamente a los pacientes con enfermedad cardiaca es la neumonía, dice él.

El sistema respiratorio en un paciente con enfermedad cardiaca ya ha sido afectado”, dijo el Dr. Aldrich. “Por eso, cuando les da un caso severo de influenza, a menudo desarrollan neumonía y tienen que ser hospitalizados”.

Cómo reducir el riesgo de un ataque cardiaco después de la influenza

Entonces, ¿qué puede hacer la gente para reducir el riesgo de un ataque cardiaco causado por la influenza?

“Lo primero y más importante es que todo el mundo debe ponerse la vacuna contra la influenza”, dijo el Dr. Aldrich. “Yo les digo a todos mis pacientes que se pongan la vacuna, pero todo el mundo, incluso las personas saludables sin enfermedad cardiaca deben vacunarse”.

En segundo lugar, el Dr. Aldrich recomienda que las personas con enfermedad cardiaca también se pongan la vacuna de neumococo, y en especial aquellas personas de 65 años y mayores y las personas con insuficiencia cardiaca congestiva, asma o diabetes.

“La influenza puede hacer a las personas más vulnerables a las infecciones secundarias tales como la neumonía bacteriana, por eso recomendamos que las personas de 65 años y mayores se pongan la vacuna contra el neumococo”, afirmó la Dra. Anne Schuchat, Directora Interina de los CDC, durante la sesión informativa más reciente acerca de la extensa actividad de la influenza.

“Las personas de 65 años y mayores tienen mayor riesgo de morir por causa de un evento cardiovascular y ese riesgo es aún mayor si les da la influenza”, dijo el Dr. Aldrich.

En tercer lugar, si usted desarrolla una fiebre alta, dolores musculares, tos y otros síntomas respiratorios que son típicos de la influenza, llame a su médico dentro de las primeras 24 horas. Su médico puede recetarle un medicamento antiviral que puede ayudar a reducir la severidad de sus síntomas.

Ponerle atención al tipo de síntoma y que cual parte del cuerpo provienen es la clave, aconsejó el Dr. Aldrich.

“Si dentro de la primera semana de enfermarse con la influenza usted comienza a tener un dolor en el pecho persistente y que no está relacionado con los dolores musculares relacionados con la tos, asegúrese de llamar a su médico de inmediato”, dijo el Dr. Aldrich.

Etiquetas: , , , , ,