- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

La importancia de una visita de ‘mujer sana’ y de los chequeos anuales de salud para las mujeres

Mientras que las mujeres buscan atención médica cuando se sienten mal o cuando experimentan síntomas incómodos más a menudo que los hombres, esa tendencia ha cambiado en el pasado año según el Kaiser Family Foundation’s Women’s Health Survey [1], realizado en diciembre.

El peligro de aplazar los servicios de salud preventiva

Durante la pandemia, un 38 por ciento de las mujeres encuestadas reportaron que habían saltado o aplazado servicios de atención de salud preventiva, tales como sus chequeos anuales o sus pruebas de rutina, mientras que solamente un 26 por ciento de los hombres reportaron haber aplazado estos servicios. Los analistas sugieren que esta tendencia se debe a las restricciones de tiempo adicionales, a medida que las mujeres han adoptado nuevos papeles durante la pandemia como ser maestras en sus casas y cuidadoras para los familiares viejitos. Sin embargo, los médicos de atención primaria advierten que las mujeres que aplazan su propia atención de salud para cuidar de los demás, a menudo terminan con condiciones que hubieran podido ser tratadas más fácilmente y con más éxito en sus etapas más tempranas.

Los retos de no tener un médico regular

Otra tendencia inquietante entre las mujeres y sus hábitos de salud, es que algunas mujeres no tienen un médico de atención primaria. Un análisis de datos [2] del Sistema de Vigilancia de Factores de Riesgo del Comportamiento [3] de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC), realizado por la Kaiser Family Foundation en el 2019, reveló que un 23 por ciento de las mujeres floridanas encuestadas y un 32 por ciento de las mujeres hispanas encuestadas que residen en Florida reportaron que no tenían un médico personal.

El chequeo anual

Durante un chequeo anual, la doctora les habla a sus pacientes acerca de su historial personal de salud, sus antecedentes de salud familiares, la salud mental, los factores sociales y el estilo de vida, incluyendo sus hábitos alimenticios y su actividad física. Ella también ordena análisis de sangre y las pruebas de detección recomendadas, así como también mide los signos vitales, como el peso, la presión sanguínea y el ritmo cardiaco. Además, ofrece vacunas cuando sea adecuado.

Los análisis de sangre, por ejemplo, pueden demostrar la presencia de una infección con los glóbulos blancos elevados, anemia o algún sangramiento interno con pocos glóbulos rojos, altos niveles de azúcar en la sangre que pueden indicar diabetes, y la función de la tiroides, los riñones y el hígado. Una evaluación de salud mental puede detectar depresión, ansiedad y trastornos del sueño, los cuales pueden causar otros problemas de salud. Una discusión acerca de los antecedentes familiares puede sacar a relucir factores de riesgo que deben ser resueltos ahora para prevenir la progresión de las enfermedades.

La visita de mujer sana

En las consultas de atención primaria, como Baptist Health Primary Care | Downtown Doral, las mujeres también pueden tener una visita de mujer sana, que es como una visita al ginecólogo. Durante las citas de mujer sana, la Dra. Ordonez conduce una prueba de Papanicolaou para detectar el cáncer del cuello uterino y exámenes pélvicos para detectar otras anormalidades relacionadas con el sistema reproductivo, el suelo pélvico, el tracto urinario y para evaluar la salud colorrectal. Ella también realiza un examen clínico de los senos y habla de la importancia de las mamografías de detección.

¿Por qué es la atención primaria tan importante para la salud de la mujer?

La doctora insta a las mujeres a que se tomen el tiempo de encontrar un médico de atención primaria que les guste y de hacerse sus chequeos de salud anuales a tiempo. Ella dice que la necesidad de hacerse chequeos anuales no se detiene automáticamente cuando alguien cumple los 18 años, como es la transición común desde los pediatras a los médicos de atención primaria que ven a los adultos.

La doctora reconoce la dificultad de tener que justificar una visita al médico cuando usted se siente bien, especialmente cuando las demandas de la vida interrumpen su camino, pero ella ofrece este consejo experto a las mujeres: “Puede ser un reto tomarse el tiempo para ver a un médico cuando usted tiene tantas cosas que hacer, pero vale la pena mantenerse al día con su salud, para que usted pueda continuar cuidando de su familia. Tenemos que hacer el trabajo una vez al año”.