La “Hipertensión de la Bata Blanca” debe tomarse más en serio, revela una nueva investigación

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de April de 2018


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

¿Se siente nervioso cuando se toma la presión en el consultorio médico? Si es así y su presión arterial se dispara por encima del nivel normal debido a la ansiedad, entonces probablemente sufra de una condición conocida como la “hipertensión de la bata blanca” o “síndrome de la bata blanca”- que puede afectar hasta un 30 por ciento de los estadounidenses.

El pensamiento dominante hasta hoy ha sido que la hipertensión de la bata blanca no es algo por lo cual preocuparse. Pero ese no es necesariamente el caso. Si al ver una bata blanca hace que su presión arterial suba, entonces quizás existan otros factores en su vida diaria que generen estrés y tengan el mismo efecto. Y eso probablemente requiera un diagnóstico de hipertensión, o presión alta, que podría necesitar el uso de medicamentos o cambios de estilo de vida, o una combinación de las dos cosas.

Un nuevo estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine sugiere que la hipertensión de la bata blanca o la “hipertensión enmascarada” como la llaman los investigadores, , puede representar un mayor riesgo de muerte  que la “hipertensión diagnosticada y sostenida”.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid, que siguieron a 64,000 personas por cinco años, concluyeron que las mediciones de la presión tomadas en el hogar regularmente, eran un pronosticador más fuerte en relación a las muertes cardiovasculares, que las mediciones realizadas en el consultorio médico. Los investigadores encontraron que las personas que habían experimentado el efecto de la bata blanca, tenían el doble de probabilidad de morir, en comparación con aquellos pacientes cuya presión arterial era normal al ser medida en el consultorio médico y en el hogar.

Monitoreando su presión arterial correctamente

Monitorearse la presión arterial de forma correcta, usando un dispositivo casero por varios días, bajo la supervisión de un médico, es la estrategia más recomendada para determinar si alguien con el síndrome de la bata blanca, se encuentra realmente en riesgo. La presión alta determinada por una lectura sostenida de 130/80 o más, es un factor de mayor riesgo para un infarto cardiovascular o un infarto cerebral- las dos causas principales de muerte en el mundo.

“Para pacientes que han demostrado signos de presión arterial elevada, yo les digo que mantengan un registro de su presión por siete días aproximadamente”, dice Juliet Vento, M.D.,  doctora de medicina primaria con Baptist Health Primary Care. “El solo mirar los números en sus anotaciones de registro de la presión, nos ayuda a guiar nuestro tratamiento a seguir”.

“Antes de que el monitoreo en casa comience, es crucial consultar con su médico de atención primaria para estar seguro que usted está usando el dispositivo casero correctamente. Es importante para personas que se monitorean por sí mismas, que calibren sus dispositivos en la oficina de su médico”, dice Harry Aldrich, M.D. , jefe de la sección cardiovascular de Miami Cardiac & Vascular Institute en South Miami Hospital.

“Y más importante aún”, agrega el Dr. Aldrich, “es crítico que no reduzcan o incrementen las dosis de los medicamentos basados en cambios de sus lecturas de la presión arterial- sin consultar con sus médicos. Usted nunca debe ajustar sus medicamentos al menos que el médico se lo indique”, dice el Dr. Aldrich. “Autorregularse el medicamento lleva a un control esporádico de la presión”.

En el 2015, la U.S. Preventive Services Task Force, un panel independiente de médicos voluntarios que hacen recomendaciones para medicina preventiva, consideraron que la hipertensión de la bata blanca está conduciendo a directrices más extensas. Esta actualización, urgía a los médicos a confirmar el diagnóstico de la presión alta con medidas de seguimiento, antes de prescribir medicamentos para presión alta o recomendar intervenciones médicas al paciente.

 Las mediciones repetidas son más certeras

“Debido a que la presión alta es un valor continuo con variaciones naturales a través del día, las mediciones repetidas a través del tiempo son generalmente más certeras para establecer un diagnóstico de hipertensión”, dijo el panel independiente en ese momento.

Añadiendo a la importancia de poder determinar su presión arterial verdadera están las directrices actualizadas publicadas el año pasado por la American Heart Association (AHA) y el American College of Cardiology.

Bajo el nuevo estándar, la lectura redefinida de la presión alta es 130/ 80 bajando de 140/90. Esta lectura más estricta, el primer gran cambio en las directrices de lectura de presión alta en 14 años, significa que un 46% de los adultos en los Estados Unidos, incluyendo un número creciente de personas menores de 45 años de edad, son considerados hipertensos. Bajo las directrices anteriores, un 32% de adultos en los Estados Unidos, eran considerados hipertensos.

“Este cambio probablemente conducirá a pruebas de detección más tempranas y a un  mejor manejo de los factores de riesgo en la mediana edad”, dice Felipe De Los Rios, M.D., Director Médico del programa de infarto cerebral de Baptist Health Neuroscience Center. “Esto es lo que se necesita para realmente reducir el riesgo de infarto cerebral y de ataques cardiacos al envejecer. En el mejor de los casos, este cambio también traerá un manejo temprano de otros factores de riesgo, como el colesterol alto, la diabetes, la obesidad, el uso del tabaco y el sedentarismo.”

De acuerdo a la American Heart Association, estos son los pasos correctos a seguir cuando mida su presión arterial desde su hogar:

  • Escoja un monitor que haya sido validado y que sea automático. Que se coloque en el bíceps (o en la parte superior del brazo) o en la muñeca.
  • No tome ningún tipo de bebida que contenga cafeína, no fume o haga ejercicios dentro de los 30 minutos antes de medirse su presión arterial.
  • Permanezca quieto, y siéntese con su espalda recta y sus pies planos en el piso.
  • Mida su presión a la misma hora todos los días, tal como durante   la mañana y en la noche.

Tome unas dos lecturas con un minuto aparte de cada una y anote los resultados.

Tags:


There are no comments

Your email address will not be published.