La hipertensión: Cómo llevar un registro adecuado de sus números

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

24 de February de 2017


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Si a usted le han tomado la presión en la oficina de su médico y se la encontraron normal, es siempre importante estar al tanto de sus números periódicamente.

Eso es debido a que 1 de cada 8 estadounidenses tienen “hipertensión escondida”, según reportaron los investigadores de las Universidades de Stony Brook y Columbia el pasado mes.

El nuevo descubrimiento es todo lo opuesto a lo que se conoce como el “efecto de bata blanca” que describe el fenómeno en el cual el paciente demuestra una presión sanguínea más alta durante una visita médica de lo que hubiera demostrado si estuviera en su casa, usualmente debido a la ansiedad causada por los entornos médicos.

¿Quién está en más alto riesgo?

El investigador principal de Long Island, Joseph Schwarts, encontró que la “hipertensión escondida” es sumamente común, afectando alrededor de 17.1 millones de personas por todo el país. Él también señaló que los hombres se ven más afectados que las mujeres, mientras que las personas mayores y con sobrepeso están en más alto riesgo.

La hipertensión afecta a 75 millones de personas en los Estados Unidos, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). También es conocida como “el asesino silencioso debido a sus características asintomáticas. Uno de cada cinco adultos sufre de presión alta y no lo sabe.

Desde los niños hasta los adultos de tercera edad están en riesgo para desarrollar presión alta, lo cual hace más importante visitar a su médico de atención primaria con regularidad para percatarse de cualquier cambio inquietante en sus lecturas de la presión. Los CDC estiman que solamente alrededor de la mitad de las personas que sufren de hipertensión tienen su condición bajo control.

Juliet Vento, M.D., doctora de atención primaria con Baptist Health Primary Care, dice “que si usted ha demostrado síntomas de tener la presión elevada, debe mantener un registro de sus lecturas de la presión por alrededor de 7 días. El revisar los números de su registro nos ayuda a guiar nuestro tratamiento”.

¿Qué es la presión sanguínea?

La presión sanguínea es la fuerza de la sangre contra las paredes de las arterias a medida que esta circula desde el corazón a través de todo el cuerpo. Si está consistentemente alta y no se trata, puede conducir a la enfermedad cardiaca o a los infartos cerebrales, dos causas principales de muerte en los Estados Unidos.

Una lectura de la presión de menos de 120/80 mmHg es considerada normal, y más de 140/90 mmHg es demasiado alta. Cualquier número entre medio significa que la persona tiene pre-hipertensión y tiene más riesgo para ponerse hipertensiva.

Existen muchos factores fuera de nuestro control que pueden aumentar su riesgo para la hipertensión, incluyendo la edad, el sexo y la etnicidad. Sin embargo, usted puede reducir sus riesgos para desarrollar presión alta al no fumar, no beber demasiado alcohol, mantener un peso saludable, comer una dieta saludable que sea baja en sodio, y haciendo ejercicios regularmente.

Si su médico le receta algún medicamento para la presión, es muy importante que usted se la toma. “Típicamente, los medicamentos para la presión no se toman cuando la presión está alta, pero en vez se toman todos los días”, dice la Dra. Vento.

Cumplir con sus medicamentos y hacer cambios a su estilo de vida son de igual importancia para combatir esta condición silenciosa pero seria.

Tomarse una medida de la presión sanguínea no duele y puede realizarse en el consultorio de su médico de atención primaria, en una farmacia o en su casa. Si usted opta por monitorearse la presión en casa, es importante calibrar su dispositivo en la oficina de su médico por lo menos una vez al año, y chequear los resultados son su médico periódicamente para evitar las falsas lecturas.

Medirse la presión en casa

Según la American Heart Association:

  • Elija un monitor que ha sido validado y que sea automático con manga de bíceps (brazo superior).
  • No tome bebidas que contengan cafeína, no fumo ni haga ejercicios dentro de los 30 minutos antes de medirse la presión.
  • Quédese quiete, siéntese con la espalda derecha y ambos pies con las plantados en el piso.
  • Mídase la presión a la misma hora todos los días, como por ejemplo en las mañanas o en las noches.
  • Tómese un par de medidas en intervalos de un minuto (y escriba los resultados).

Una sola lectura alta no es motivo para alarmarse enseguida. Mídase la presión unas cuantas veces y considere calibrar su monitor nuevamente. Si su presión alcanza súbitamente la medida de 180/110 mm Hg o más, llame al 9-11. Si usted sufre de fibrilación auricular (u otras arritmias), usted puede beneficiarse al chequearse la presión regularmente en la oficina de su médico de atención primaria, en vez de en casa, debido al riesgo de tener lecturas erróneas.

 

Tags: ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *