La estimulación cerebral profunda ayuda a pacientes con ciertos trastornos de movimiento a vivir vidas normales

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

30 de September de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Puede que usted no lo sepa pero sus músculos siempre están trabajando, incluso cuando usted no lo está. Cuando sus músculos están en una “zona de descanso”, siempre hay un pequeño grado de contracción. Sin embargo, los médicos dicen que a veces los circuitos cerebrales anormales pueden causar demasiado “tono” en un músculo en particular, un grupo muscular o incluso en todo el cuerpo, causando una contracción anormal o torsión de la mano, brazo o pierna. Es una condición conocida como “distonía”, en griego “dis” (malo o anormal) y “tonía” (tono).

Justin Sporrer, M.D., neurocirujano con Miami Neuroscience Institute

“La distonía es un trastorno neurológico caracterizado por contracciones musculares involuntarias excesivas”, dice Justin Sporer, M.D., neurocirujano con Miami Neuroscience Institute, quien se especializa en neurocirugía general, neurocirugía funcional y estimulación cerebral profunda para trastornos de movimiento. “Para algunos pacientes, estas contracciones resultan en movimientos repetitivos y postural anormales, lo cual puede hacerles muy difícil controlar el movimiento y por ende, impactar su calidad de vida de muchas maneras”.

El Dr. Sporrer dice que la distonía no es una enfermedad común y que también puede ser un síntoma de otro problema más serio como la enfermedad de Parkinson. “Solo 16 de cada 100,000 personas son diagnosticadas con distonía cada año”, dice él. “Algunas personas experimentan movimientos repetitivos que pueden parecer temblores, sin embargo, un síntoma mucho más común de la distonía es la contracción o la torsión de la mano, el brazo o la pierna en una postura anormal”.

La distonía puede afectar a cualquier persona, a cualquier edad, según el Dr. Sporer y algunas personas tienen una predisposición genética para la enfermedad. “Sin embargo”, dice el, “las formas genéticas más agresivas tienden a salir a relucir durante la niñez”.

El tratamiento para la distonía puede abarcar una combinación de modalidades, incluyendo los medicamentos, la fisioterapia y la estimulación cerebral profunda (DBS por sus siglas en inglés). Los especialistas en Miami Neuroscience Institute son pioneros en el tratamiento de DBS, un procedimiento no-invasivo que usa estimulación eléctrica al cerebro para ayudar a controlar los movimientos corporales anormales.

“DBS es un procedimiento mínimamente invasivo que toma aproximadamente cuatro a seis horas y hemos tenido grandes resultados con este”, dice el Dr. Sporrer. “Después de la cirugía, los síntomas deben mejorar de inmediato y el paciente puede incluso reducir el número de medicamentos que toma para controlar los síntomas”.

Algunos pacientes también encontrarán alivio con un simple toque o acción que libera la contracción anormal, dice él. “Es básicamente un truco sensorial que trabaja igual que una llave insertada en una cerradura que interrumpe el circuito anormal que causa la contracción”.

Si usted o un ser querido tiene síntomas consistentes con la distonía, el Dr. Sporer recomienda buscar atención experta con un especialista de trastornos de movimiento. “Hay mucha superposición de síntomas con la distonía y otros trastornos de movimiento así que un diagnóstico preciso es esencial”, advierte él. “En Miami Neuroscience Institute, tenemos algunos de los más renombrados expertos en trastornos de movimiento y todas las distintas opciones de tratamiento bajo un mismo techo”.

Tags: , , , ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *