La epilepsia y sus variadas opciones de tratamiento

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

15 de agosto de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Cuando pensamos en la epilepsia, probablemente pensamos en una persona que está experimentando una convulsión dramática, donde se caen al suelo con aterradores movimientos espasmódicos y pierden las funciones del cuerpo. Estos episodios, conocidos medicamente como “crisis tónico-clónicas generalizadas” o tradicionalmente como “convulsiones de gran mal”, son solamente uno de los distintos tipos de convulsiones que ocurren cuando las neuronas del cerebro fallan y desencadenan neurotransmisores, lo cual ocurre con la epilepsia.

¿Qué es la epilepsia?

Según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), la epilepsia es un trastorno del cerebro que causa que una persona experimente por lo menos dos convulsiones con más de 24 horas de separación. Con la epilepsia, no existe causa aparente, tal como medicamentos, actividad de drogas ilícitas o un desbalance metabólico, para que ocurra la convulsión.

Andrew Lerman, M.D., neurólogo con Baptist Health Neuroscience Center, dice que la manera más definitiva de diagnosticar la epilepsia es un con electroencefalograma por video o EEG. Un EEG mide la actividad eléctrica del cerebro y el componente de video captura la reacción del cuerpo a la actividad anormal del cerebro.

Otros exámenes también pueden realizarse para detectar o descartar otras causas para las convulsiones. Estos exámenes incluyen:

  • Un examen neurológico
  • Un análisis de sangre para diagnosticar desbalances hormonales
  • Pruebas de imaginología para encontrar lesiones en el cerebro que puedan indicar un infarto cerebral o la presencia de un tumor cerebral
  • Una punción lumbar para descartar un caso de infección

“Estas pruebas ayudan a formar un panorama completo para así proporcionar el diagnóstico correcto”, dijo el Dr. Lerman.

Tratamientos para la epilepsia

Una vez haya sido diagnosticada la epilepsia, es necesario comenzar a tratarla para así mejorar la calidad de vida el paciente y para evitar una discapacidad permanente debido a las convulsiones repetidas.

Medicamentos
El Dr. Lerman dice que el primer curso de tratamiento para la epilepsia son los medicamentos. Las investigaciones han llevado a mejoras significativas en los medicamentos que se utilizan para enfocarse en ciertas áreas y funciones del cerebro y para controlar los distintos tipos de convulsiones que pueden ocurrir con la epilepsia.

“Ahora tenemos alrededor de 20 a 25 medicamentos que se pueden utilizar para ayudar a manejar la epilepsia y otros trastornos convulsivos”, dijo él. “Es posible que tengamos que combinar varios medicamentos en base de ensayo y error para encontrar la fórmula que funcione mejor. Sin embargo, la mayoría de los pacientes tienen su epilepsia controlada con la ayuda de los medicamentos”.

Opciones quirúrgicas
Para los pacientes cuyas convulsiones no responden a los medicamentos, tales como pacientes con “epilepsia medicamente refractaria”, también existen opciones quirúrgicas. Además de esos pacientes, el Dr. Lerman dice que la cirugía también puede ayudar a los pacientes cuya epilepsia afecta a más un área del cerebro. Los procedimientos comunes incluyen:

  • Terapia térmica intersticial por láser (LITT por sus siglas en inglés) – un procedimiento mínimamente invasivo en el cual el área del cerebro donde se originan las convulsiones está expuesto a un rayo láser, creando un tipo de cicatriz que detiene que ocurran las señales anormales.
  • Implantación de un dispositivo de neuroestimulación receptiva (o RNS por sus siglas en inglés) – un dispositivo parecido a un marcapaso que se implanta en el cráneo para detectar la actividad cerebral anormal y así administrar un estímulo eléctrico al cerebro para detener la convulsión.
  • Lobectomía – los cirujanos remueven una porción del lóbulo temporal del cerebro donde se originan las convulsiones.
  • Callostomía endoventricular – los cirujanos desconectan el lado izquierdo del lado derecho del cerebro para prevenir que las convulsiones que ocurran en un lado se muevan hacia el otro lado.
  • Hemisferectomía – en casos severos de epilepsia, los cirujanos remueven una porción o la mitad entera del cerebro donde ocurren las convulsiones.

El Dr. Lerman dice que estos avances tecnológicos, especialmente en los campos de los procedimientos mínimamente invasivos tales como el RNS y el LITT, están mejorando significativamente el manejo de la epilepsia y la calidad de vida de los pacientes que se someten a ellos.

Tratamientos complementarios
Además de los tratamientos médicos y quirúrgicos para la epilepsia, algunos pacientes han acudido a las terapias complementarias alternativas que han demostrado resultados prometedores.

Los pacientes con epilepsia refractaria, quienes han adoptado una dieta estricta cetogénica o “keto” por ejemplo, han visto el manejo eficaz de sus convulsiones. El Dr. Lerman dice que eso se debe a que la combustión de grasas en vez de carbohidratos para crear combustible para el cuerpo es lo que lleva a los cambios en el metabolismo del cerebro. Él dice que la dieta “keto” puede ser eficaz si se sigue cuidadosamente.

Además la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) aprobó en junio una droga llamada Epidiolex – un cannabidiol para el uso oral – para el tratamiento de dos formas severas y raras de la epilepsia, el síndrome de Lennox-Gastaut y el síndrome de Dravet. El Cannabidiol o CBD está derivado de la planta que se utiliza para hacer marihuana, pero no contiene el químico tetrahidrocannabinol o THC, según la FDA. El Dr. Lerman dice que el CBD actúa como otros químicos que ocurren naturalmente en nuestros cerebros y ayuda a suprimir las convulsiones.

Vivir con epilepsia

El Dr. Lerman dice que es importante tratar la epilepsia para controlar las convulsiones. “Nuestro más grande temor es el riesgo de discapacidad por causa de las convulsiones”, dijo él. “Las convulsiones inclusive pueden causar la muerte”.

Él advierte que el estigma asociado con la epilepsia se debe resolver a través de la educación de los pacientes, sus familias y el público en general. “La epilepsia es una condición médica que se puede manejar y se puede tratar”, dijo él. “Al educar a los demás acerca de esta enfermedad y de sus opciones de tratamiento, así como también ofrecer recursos sociales para ayudar a los pacientes y a sus cuidadores a lidiar con el manejo de las convulsiones, podemos minimizar el estigma y mejorar la calidad de vida de los pacientes”.

El Dr. Lerman hace referencia al Programa de Epilepsia de Baptist Hospital, el cual forma parte de Centro de Neurociencias de Baptist Health, como uno de los pocos programas en los Estados Unidos que combina enfoques de tratamiento avanzados con la educación y el manejo social de la epilepsia. De hecho, este ha sido designado como un Centro de Epilepsia de Nivel 4 por la National Association of Epilepsy Centers. En Baptist, los pacientes tienen acceso a un enfoque multidisciplinario e integral hacia la atención de la epilepsia, incluyendo la optimización de los medicamentos, evaluaciones pre-quirúrgicas completas y las últimas técnicas quirúrgicas para el tratamiento de la epilepsia. Además, Baptist ofrece apoyo psicosocial para los pacientes y sus cuidadores.

“La participación familiar es algo crucial para el tratamiento de la epilepsia”, dijo el Dr. Lerman. “El programa de Baptist Health reconoce eso y ofrece a los cuidadores todo el apoyo que necesitan. Estamos viviendo en tiempos muy emocionantes para ayudar a los pacientes con epilepsia a vivir vidas normales”.

Etiquetas: , , ,