La edad y el calcio en las arterias determinan el riesgo para los ataques cardiacos, dicen las investigaciones

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

22 de September de 2014


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

“Usted es tan viejo como sus arterias”. Ese poco de sabiduría común acaba de recibir una nueva dosis de apoyo por parte de las más recientes investigaciones médicas.

Un nuevo estudio dirigido por un investigador de Baptist Health South Florida muestra que la ausencia de calcio en las arterias coronarias (CAC por sus siglas en inglés) en individuos de la tercera edad, está directamente relacionado con un riesgo muy bajo de tener un ataque cardiaco en la próxima década. Por otra parte, la presencia precoz de CAC en individuos más jóvenes entre las edades de 45 a 55 años, estaba asociada con un riesgo mucho más alto para ataques cardiacos dentro del mismo período de tiempo.

“Los descubrimientos están alineados con reportes previos donde mostramos claramente que el calcio en las arterias coronarias es lo mejor para predecir un riesgo más bajo de ataques cardiacos, aun en individuos que se pueden considerar en alto riesgo por medidas tradicionales tales como el alto colesterol, múltiples factores de riesgo, la diabetes y como en nuestro estudio, estar en la tercera edad”, dijo Khurram Nasir, M.D., el autor principal del estudio y director de investigación del Center for Wellness and Prevention at Baptist Health Medical Group en Miami.

En el estudio, basado en datos de unos 7,000 participantes adultos, los investigadores evaluaron si una simple tomografía computarizada (CT) del corazón que mide el grado de los depósitos de placa en las arterias coronarias, conocido como un examen de CAC, podía predecir mejor las enfermedades cardiacas a través del espectro completo del envejecimiento. Las pautas actuales de la Asociación Americana del Corazón utilizan fórmulas que dependen mayormente de la edad para determinar la probabilidad de que un individuo pueda tener un ataque cardiaco o un derrame cerebral en los próximos 10 años.

“Creemos que, independientemente de la edad, los exámenes de CAC proporcionan una evaluación personal del riesgo, para ayudar a los médicos a medir los tratamientos con exactitud y permitirle a los pacientes tomar decisiones informadas acerca de la necesidad de comprometerse de por vida a tomar medicamentos preventivos tales como las estatinas”, afirmó el Dr. Nasir, que también es profesor adjunto de la Facultad de Medicina de Johns Hopkins University.

Los resultados de los cálculos usando los factores de riesgo tradicionales, podrían hacer que un individuo fuera candidato para el manejo de una enfermedad cardiaca con las estatinas, las cuales se sabe que reducen el riesgo de ataques cardiacos en individuos apropiados. Por ejemplo, casi todos los hombres y la mayoría de las mujeres mayores de 65 años se consideran para ser tratados con estatinas aun si no tienen otros factores de riesgo, tales como colesterol alto, fumar, diabetes o hipertensión, mientras muchos individuos más jóvenes no se consideran en riesgo.

En el estudio que fue publicado recientemente en Mayo Clinic Proceedings, un tercio de los participantes de la tercera edad no tenían depósitos de calcio detectables en el escán del corazón. Ese factor se tradujo a un riesgo muy bajo de tener un ataque cardiaco. Sin embargo debido a su edad, esos participantes de la tercera edad eran candidatos para los medicamentos preventivos, basado en métodos de prueba tradicionales utilizando solamente la edad. Por el contrario casi un 20 por ciento de los individuos más jóvenes entre las edades de 45 a 54 años, tenían leves cantidades de depósitos de calcio y un riesgo más alto de tener un ataque cardiaco dentro del período de tiempo, sin embargo su edad no los puso automáticamente en la categoría de riesgo para ser tratados con medicamentos.

“Los resultados establecen claramente que la creencia que – Usted es tan viejo como sus arterias – es válida. Creemos firmemente que estos datos junto con otros informes, influirán fuertemente las pautas futuras, dándole a las pruebas de CAC un papel importante para determinar con precisión el riesgo de tener un ataque cardiaco, independientemente de la edad. “Considerando que el escán del corazón es el predictor más preciso de los ataques cardiacos, cuesta solo $100, toma de dos a tres minutos en llevar a cabo, está ampliamente disponible y está asociado con niveles mínimos de radiación, el debate ha cambiado de ‘¿por qué hacer el escán?’ a ‘¿por qué no?’”, dijo el Dr. Nasir.


There are no comments

Your email address will not be published.