La demencia y los trastornos de la memoria: Cuando ciertos comportamientos señalan a algo serio

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

19 de January de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

A todos ocasionalmente se nos olvida una contraseña o dónde dejamos las llaves. El desarrollar algunos problemitas leves de la memoria puede ser una parte normal del proceso de envejecimiento. Sin embargo, ¿cuándo pueden estas lagunas mentales ser señal de algo más serio como la enfermedad de Alzheimer?

La demencia y los trastornos de la memoria son la especialidad de Patricio Espinosa, M.D., jefe de neurología en Marcus Neuroscience Institute de Boca Raton Regional Hospital, parte de Baptist Health South Florida.

Según el Dr. Espinosa, no todos los trastornos de la memoria están relacionados con la demencia. Hace falta una evaluación por un neurólogo para llegar al diagnóstico adecuado.

“Parte de los exámenes que hacemos son para asegurarnos que el paciente no tenga alguna causa reversible para su pérdida de memoria, como hipotiroidismo, deficiencia de vitamina b12, trastornos autoinmunes como vasculitis y otros”, explica él. Queremos asegurarnos que cuando diagnostiquemos a alguien con una enfermedad demente, que tengamos el diagnóstico correcto y que no estemos pasando por alto algo que pueda ser tratable y reversible”.

El Dr. Espinosa fue el invitado especial de un reciente episodio del programa Resource Live de Baptist Health, con su anfitrión Jonathan Fialkow, M.D., jefe de cardiología de Miami Cardiac & Vascular Institute y oficial principal de población de Baptist Health.

Lea las preguntas y respuestas abajo para más información acerca de los tratamientos para la demencia, las estrategias de prevención y una advertencia acerca del uso de los medicamentos recetados para dormir.

Dr. Fialkow:
“¿Puede explicarnos lo que es la demencia desde el punto de vista médico?

Dr. Espinosa:
“Demencia es una palabra general que básicamente describe una variedad de cambios cognitivos que ocurren con el pasar del tiempo. La causa número uno de la demencia es el Alzheimer, que es la causa de alrededor de un 75 a un 80 de los casos de pacientes con demencia. Luego hay otras causas de demencia como la demencia de cuerpos de Lewy, la demencia frontotemporal o la demencia pugilística. Otra que es bastante común aquí en el Sur de la Florida es la demencia debido a un infarto cerebral – le llamamos demencia vascular”.

Dr. Fialkow:
“¿Cuáles serían las señales de que algo que esté experimentando algún ser querido pueda requerir más atención versus lo que se consideraría una parte normal del envejecimiento y alguna parte normal del comportamiento?”

Dr. Espinosa:
“Definitivamente lo que estamos buscando son cambios. Cambios en la cognición. A todos se nos olvidan algunas cositas a veces. Sin embargo, digamos que alguien comienza a repetir las cosas bastante, tienden a hacer la misma pregunta una y otra vez. También, la mayoría de las personas saben la fecha de hoy, o el año o la temporada, algunos datos básicos de orientación. Cuando comenzamos a ver cambios en ese comportamiento normal cognitivo, entonces es cuando debemos preocuparnos y buscan atención médica”.

Dr. Jonathan Fialkow:

“Qué procesos se atraviesan para evaluar a una persona?”

Dr. Espinosa:

“Es muy importante para evaluar la memoria que usted traiga a alguien que lo conozca bien o que haya experimentado cuáles son sus problemas de memoria. Una vez hayamos hecho eso, recolectamos mucha información acerca del historial.

También miramos las condiciones médicas, los medicamentos, el historial social. Hay una demencia que está actualmente relacionada con el alcohol. También hacemos preguntas acerca de los antecedentes familiares. Sabemos que algunos pacientes tienen un riesgo más alto de tener demencia si tienen familiares cercanos con la enfermedad”.

Dr. Fialkow: “¿Cuál es el papel que desempeñan los estudios de imágenes del cerebro en el diagnóstico?”

Dr. Espinosa:
“Típicamente ordenamos imágenes del cerebro, preferiblemente un MRI. Puede haber algún tumor o alguna masa empujando contra el cerebro, lo cual puede simular la demencia. Aquí en Neuroscience Institute, tenemos un software de MRI que nos ayuda a medir el volumen de los centros de memoria y compararlos con una norma. De esa forma, podemos ver objetivamente si el afinamiento del cerebro es normal para la edad de una persona”.

Dr. Fialkow:
“Usted mencionó que la enfermedad de Alzheimer es la causa número uno de la demencia. ¿Qué sabemos acerca de ella?

Dr. Espinosa:

“Sabemos que el factor de riesgo principal para el Alzheimer es el envejecimiento. Y sabemos basado en los estudios epidemiológicos que a los 65 años, alrededor de un 10 por ciento de la población tendrá esta condición. A medida que continuamos envejeciendo, cuando se llega a la novena década de vida, se estima que un 50% de las personas tendrán esta condición”.

“El Alzheimer clásico se caracteriza por los olvidos donde los pacientes tienen problemas para acordarse de las cosas que hicieron esa mañana o el día anterior o en la pasada semana o dos”.

“Sin embargo, al mismo tiempo, les preguntamos quienes eran sus compañeros de clase cuando estaban en la escuela primaria y pueden nombrar a 10, o pueden nombrar un evento que ocurrió hace 20 o 30 años”.

Dr. Jonathan Fialkow:
“¿Cuáles son los tratamientos médicos disponibles para pacientes con la enfermedad de Alzheimer?”

Dr. Espinosa:
“Actualmente, tenemos dos tratamientos aprobados para el Alzheimer. Hay dos clases de medicamentos que utilizamos. Uno son los inhibidores de acetilcolinesterasa. Uno de estos que se utiliza muy bien en la práctica se llama donepezil; el otro se llama rivastigamine. Y además el receptor antagonista de NMDA, que se llama Memantine. Los datos han demostrado que estos medicamentos reducen la velocidad del declive en la pérdida de la memoria. Desafortunadamente, hasta la fecha, no hay medicamento alguno que pueda revertir o mejorar los síntomas”.

“Además, yo también quisiera resaltar el hecho de que, desafortunadamente, hay muchos anuncios de vitaminas y suplementos. No quiero mencionar ningún nombre en particular, pero todas esas cosas no han demostrado ser eficaces, no han demostrado una disminución en el riesgo para el Alzheimer no pueden tratar ningún problema de la memoria. Así que lo les digo a todos nuestros pacientes que no tomen ningún suplemento de no ser que haya sido recetado por un médico”.

Dr. Fialkow:
“¿Qué podemos hacer para mantener a nuestro cerebro ágil y tratar de evitar estos tipos de resultados clínicos de demencia?”

Dr. Espinosa:
“En realidad, pensamos que podemos prevenir la demencia al tratar la enfermedad cardiovascular y la presión alta. Ha habido datos que demuestran que si se trata la hipertensión, no solamente se puede prevenir un infarto cerebral, pero también se previene el daño al cerebro. Y eso no solamente puede ser protector, pero también puede prevenir estos trastornos. Así que hay muchos datos importantes que nos indican que si controlamos la hipertensión, la hiperlipidemia, la diabetes, que si no fumamos, todas estas cosas que son beneficiosas e importantes para la salud general del corazón, del cerebro, de los riñones, de los pulmones, todo esto va a tener un impacto positivo en el cerebro”.

“Entonces, lo que usted, Jonathan, hace como cardiólogo, nosotros recomendamos lo mismo en el campo de la neurología porque pensamos que es muy importante tener un cuerpo saludable. Hay que tener el peso bajo control, hay que hacer ejercicios todos los días, por lo menos caminar por 30 minutos. Hay datos acerca de la dieta mediterránea, la cual se ha demostrado que tiene un efecto protector y que previene la demencia y la pérdida de la memoria”.


Dr. Fialkow:
“El sueño es un componente tan importante de la salud de nuestros cuerpos. ¿Existe alguna relación entre los trastornos del sueño o los patrones adecuados de sueño y el riesgo para la demencia?”

Dr. Espinosa:
“Sí. Algunos pacientes pueden tener trastornos del sueño incluso antes de desarrollar la enfermedad de la memoria como las alteraciones del sueño REM, lo cual es algo bastante típico. Pero además, descansar lo suficiente es muy importante. Yo quisiera resaltar que nosotros en el mundo de los trastornos de la memoria estamos trabajando arduamente para que nuestros pacientes eviten tomar las benzodiacepinas y los medicamentos que funcionan como las benzodiacepinas como el Ambien. Estos medicamentos han demostrado que en realidad aumentan el riesgo de la pérdida de memoria. Además, hay estudios que han demostrado que la higiene del sueño, o los buenos hábitos para dormir, es tan eficaz como tomar una benzodiacepina al acostarse. El sueño saludable y normal es sin medicamentos”.


Dr. Fialkow:
“¿Qué me puede decir acerca de ejercitar el cerebro? Es un término que usamos bastante a menudo. ¿Es en realidad beneficioso?”

Dr. Espinosa:
“Instamos a nuestros pacientes a que hagan actividades y practiquen cosas como hacer ejercicios, y que sean parte de todas las actividades que involucren el pensamiento crítico. Todas esas actividades funcionan bien. Desafortunadamente, no hay una mejor que la otra. Nada ha sido demostrado ser 100% eficaz, pero lo que sí recomendamos es que los pacientes estén ocupados. Involúcrense en la vida, disfruten la vida, lean, miren, relaciónense con otras personas, hagan actividades, sean parte de su comunidad, ayuden a los demás. Todas estas cosas son muy importantes”.

Tags: