La culebrilla, la influenza y usted: Lo que usted debe saber acerca de las vacunas para adultos

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

7 de diciembre de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Hay una nueva vacuna contra la culebrilla y los adultos deben ser vacunados con esta comenzando a los 50 años, según dijo un comité asesor de los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Cuando fue aprobada la primera vacuna nueva contra la culebrilla en 10 años por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) a principios de este otoño, el Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) recomendó que se usara en vez de la vacuna existente porque es más eficaz, según un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine (NEJM).

Y – por primera vez – la recomendación incluye a los adultos entre las edades de 50 a 59 años entre los que deben ser vacunados contra el virus.

“Esta nueva vacuna ayudará mucho en el ámbito de la atención primaria”, dijo Nathalie Regalado, M.D., doctora en medicina interna con Baptist Health Primary Care en Pinecrest, FL. “Se ha convertido en algo mucho más común en años recientes que nosotros veamos un número desproporcionado de pacientes más jóvenes con culebrilla, muchos de ellos en sus 40.

La nueva vacuna también es una buena noticia para los adultos más jóvenes quienes tienen el riesgo más alto de contraer la culebrilla con las dolorosas ampollas que la acompañan y el dolor neurálgico. En personas mayores de 70 años, la nueva vacuna es un 91 por ciento eficaz para prevenir el virus, según las investigaciones.

El virus varicela-zoster, mejor conocido como la culebrilla, afecta alrededor de 1 millón de personas en los Estados Unidos cada año. Este causa un doloroso sarpullido en la cara o el cuerpo de una persona el cual también puede ser acompañado de dolores neurálgicos.

En casos severos, la culebrilla puede causar infartos cerebrales, lesiones a la columna vertebral, pérdida de la visión y encefalitis. El virus de la culebrilla está activo en cualquier persona que haya tenido la varicela. Una vez termina un episodio de varicela, el virus de varicela-zoster permanece en los tejidos neurálgicos de forma inactiva y puede volver a surgir años después como la culebrilla

“A medida que el sarpullido se mejora, el dolor comienza a mejorar. Sin embargo, los episodios agudos de culebrilla pueden causar daños a los nervios lo que puede resultar en dolores crónicos a largo plazo”, afirmó la Dra. Regalado. “Si usted tiene síntomas de culebrilla, es importante que usted vea a su médico lo más pronto posible. Existen tratamientos antivirus que pueden ayudarle con la recuperación y ayudar a evitar los dolores a largo plazo”.

Otras vacunas importantes para los adultos

Además de la nueva vacuna contra la culebrilla, existen otras vacunas que los médicos primarios recomiendan a sus pacientes, según la Dra. Regalado. Estas incluyen:

  • Influenza – Se recomienda que los adultos se pongan la vacuna contra la influenza todos los años. Cada año en los Estados Unidos, millones de personas se enferman, cientos de miles son hospitalizadas, y miles o decenas de miles mueren por causa de la influenza, según los CDC. Las autoridades de salud reportan que la temporada de influenza 2017-2018 será severa y los CDC la han documentado brotes amplios de influenza en ciertas áreas.

“La influenza es una enfermedad significativa con síntomas severos, causando complicaciones serias en algunos pacientes, y hasta pueden morir por causa de ella”, enfatiza la Dra. Regalado. “Es extremadamente importante ponerse la vacuna contra la influenza. Y contrario a lo que algunas personas puedan pensar, la vacuna contra la influenza no puede enfermarle”.

  • Tétano, tos ferina y difteria – Todos los adultos deben ponerse la vacuna de Tdap una vez si no la recibieron como adolescentes para protegerlos contra la tos ferina, y luego una vacuna de refuerzo de Td (tétano, difteria) cada 10 años, según los CDC. Además, las mujeres deben ponerse la vacuna Tdap cada vez que están embarazadas, preferiblemente entre las 27 y las 36 semanas, recomiendan los CDC.

“La vacuna Tdap es una de las inmunizaciones que son importantes para proteger contra la infección”, dijo la Dra. Regalado. “La tos ferina en particular es una enfermedad respiratoria en contra la cual muchos adultos tenían inmunidad, sin embargo, esa inmunidad se reduce a medida que una persona envejece”.

  • Neumococo – Esta vacuna protege contra la bacteria que causa neumonía, meningitis y sepsis. Los estudios han demostrado que la vacuna contra el neumococo proteja entre 50 y 85 de cada 100 adultos saludables contra la enfermedad de neumococo, según los CDC. Los niños menores de 2 años y los adultos mayores de 65 años están en alto riesgo para las condiciones contra las cuales protege esta vacuna.

Los adultos de 65 años y mayores necesitan dos vacunas de neumococo, dice la Dra. Regalado y es importante que las personas en este grupo platiquen acerca de esta vacuna con su médico.

  • Meningococo – Esta vacuna protege en contra de un tipo de bacteria que causa infecciones de la membrana que recubre el cerebro y la columna vertebral (meningitis) e infecciones de la sangre (bacteremia o septicemia), según los CDC. El Dr. Regalado dice que los adultos jóvenes que están en la universidad están en el mayor riesgo para contraer las enfermedades contra las cuales protege esta vacuna.

“Este grupo de pacientes está entre el grupo pediátrico y el grupo adulto y a veces pueden perderse las vacunas que pueden ayudarles a evitar enfermedades serias”, dijo ella. “Es importante que los jóvenes que se vayan a la universidad platiquen con sus médicos acerca de las vacunas que pueden necesitar”.

  • VPH – El virus del papiloma humano (VPH) es muy común – más de 80 millones de personas en los EE.UU. están infectadas con este virus. El virus también puede causar varios tipos de cáncer. Aunque las vacunas contra el VPH comienzan en los niños a la edad de 11 a 12 años, muchos adultos aún están en la edad para recibirla, dice la Dra. Regalado.

Si una persona tiene menos de 26 años, aún hay tiempo para recibir esta vacuna”, dijo ella. “Los estudios han demostrado que la vacuna contra el VPH puede reducir el riesgo para el cáncer del cuello uterino”.

Para más información acerca de las vacunas recomendadas para adultos, haga clic aquí para ver una versión más amplia en inglés de la tabla que se encuentra abajo.

Etiquetas: