- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

La comida chatarra puede atenuar el cerebro; Alarmantes tendencias en el uso de la Heroína; y Disminuyen las tasas de broncearse en interiores

Los caramelos, las papitas fritas y otros tipos de comida chatarra pueden echar a perder mucho más que su cintura. Los alimentos azucarados y altos en grasa también pueden atenuar el cerebro, según un nuevo estudio de Oregon State University [1].

“Una dieta alta tanto en grasa como en azúcar, en comparación con una dieta normal, causa cambios en las bacterias del estómago que aparentan estar relacionados con una pérdida significativa de “flexibilidad cognitiva” o el poder de adaptarse y ajustarse a situaciones que cambian”, dice el estudio.

En conclusión: Comer demasiados alimentos azucarados y grasosos puede reducir las funciones de su cerebro. Los resultados fueron publicados en la revista médica Neuroscience. En el estudio, unos ratones fueron alimentados con una variedad de dietas y fueron dadas distintos retos, incluyendo el navegar a través de un laberinto de agua. Los investigadores monitorearon los cambios físicos y mentales en los sujetos de prueba. Aquellos que fueron alimentaron con comida chatarra, se desempeñaron mucho peor que las ratas que consumieron una dieta más saludable.

“En esta investigación, luego de solamente cuatro semanas en una dieta alta en grasa o alta en azúcar, el desempeño de los ratones en varias pruebas de función física y mental comenzó a disminuir en comparación con los animales que consumieron una dieta normal. Uno de los cambios más pronunciados fue en lo que los investigadores llamaron la “flexibilidad cognitiva”, dice el estudio.

Los investigadores creen que los alimentos azucarados y grasosos interactúan con las bacterias en el sistema digestivo, el cual a su vez influencia las distintas funciones del cerebro. Este efecto negativo de la comida chatarra es otro golpe en contra de las comidas altas en carbohidratos que son tan comunes en la cultura occidental, según los investigadores. Las dietas altas en grasa o en azúcar también se han visto vinculadas con una variedad de enfermedades o condiciones crónicas incluyendo la diabetes, la obesidad, las enfermedades del corazón y la enfermedad de Alzheimer.

Aumenta el uso de la Heroína y las muertes por causa de esta dicen los CDC.

El uso de la heroína y las muertes por sobredosis están aumentando dramáticamente en los EE.UU., según un nuevo informe por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés). En la revista Vital Signs del 7 de julio, los CDC y la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) siguieron las tendencias en el uso de drogas desde el 2002 hasta el 2013.

“El uso de la heroína ha aumentado significativamente a través de los grupos demográficos. El aumento en el abuso o la dependencia parece igualar al aumento en la cantidad de muertes por sobredosis relacionadas con la heroína”, reportaron las agencias federales. Es más, el uso de la heroína era “más alto entre aquellas personas que habían usado cocaína anteriormente, o que habían abusado del uso de un analgésico opiáceo, o que se habían vuelto dependientes de los analgésicos”, dijeron los CDC.

El uso de la heroína aumentó:
• De: 1.6 personas por 1,000, entre las edades de 12 y mayores durante los años 2002 al 2004.
• A: 2.6 personas por 1,000 desde el 2011 al 2013, demuestran los datos.
Las tendencias reflejan todos los grupos demográficos, dicen los CDC. Para combatir el aumento en el uso de la heroína, los CDC recomiendan una gran variedad de programas de prevención, con un enfoque en aumentar el monitoreo de los pacientes que han sido recetados analgésicos para controlar el dolor por causa de lesiones, enfermedades u otras condiciones.

Los CDC: Las necesidades específicas de respuesta incluyen:
• Reducir las prescripciones inapropiadas y el uso de opiáceos a través de la identificación temprana de personas que demuestren uso problemático, monitoreo más eficaz de los programas de prescripción y otras medidas clínicas;
• Mejorar el acceso a, y la cobertura de seguro para el abuso de sustancias basado en la evidencia, incluyendo el tratamiento asistido por medicamentos para los trastornos del uso de opiáceos.;
• Expandir el reconocimiento de las sobredosis y el entrenamiento para responder y para obtener acceso a la naloxona (una droga anti-sobredosis) para tratar el dolor de los opiáceos y las sobredosis de heroína.

Disminuyen las tasas de broncearse en interiores

Los bronceados en interiores han sido vinculados con un aumento en el riesgo de desarrollar melanoma, una forma mortal de cáncer de la piel. Afortunadamente, ha habido una reciente disminución en el uso de las camas de bronceado interiores, según in informe en la última edición por internet de la revista médica JAMA-Dermatology, una publicación del Journal of the American Medical Association.

Los investigadores han estudiado las tendencias en los datos reportados desde el 2010 al 2013 en el National Health Interview Survey, una extensiva base de datos.

“En nuestro estudio del 2013, un total de 1.6 millones mujeres menos y 0.4 hombres menos participaron en el bronceado en interiores, en comparación con el 2010”, reportaron los investigadores.

Las malas noticias: El bronceado en interiores sigue siendo popular. Casi 8 millones de mujeres y 2 millones de hombres continúan usando instalaciones de bronceado en interiores, según el informe. El bronceado en interiores es peligroso porque expone a una persona a una dosis intensa de radiación ultravioleta (UV), la cual daña la piel y puede llevar al cáncer de la piel, incluyendo el melanoma – que es el tipo de cáncer de la piel más mortal, según reportan los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC).