La batalla de Jim Kelly recalca el cáncer oral

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

6 de marzo de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Jim Kelly, antiguo mariscal de campo, miembro del Pabellón de la Fama del Football y antiguo jugador estrella del equipo de football de la Universidad de Miami anunció el jueves que se someterá una vez más al tratamiento contra el cáncer oral, luego de que sus pruebas recientes indicaran que su cáncer ha regresado.

Kelly, de 58 años, fue diagnosticado con carcinoma de células escamosas en su mandíbula superior en junio del 2013. En ese momento, los médicos del Erie County Medical Center en Búfalo, N.Y., le removieron una parte de la mandíbula superior, parte del cielo de la boca y varios dientes. A Kelly le pusieron una prótesis para reemplazarle los dientes y el hueso que fueron removidos durante su operación. Kelly, que se graduó de la Universidad de Miami en el 1983 jugó 11 temporadas para los Buffalo Bills, llevándolos a cuatro torneos del Super Bowl.

Los cánceres de la cavidad oral pueden involucrar los dientes, músculos, nervios, vasos sanguíneos, glándulas salivares y el revestimiento interior de los labios y las mejillas. El tipo de cáncer oral más común es el carcinoma de células escamosas y este surge del revestimiento interior de la boca, la nariz y la garganta, según el National Cancer Institute.

‘Esto le puede ocurrir a cualquier persona de cualquier edad’
“Hay un pequeño porcentaje de personas que nunca han fumado ni han bebido alcohol que desarrollan cáncer de la cavidad oral”, dijo Geoffrey Young, M.D., Ph.D., FACS, jefe de cirugía de la cabeza y el cuello de Miami Cancer Institute. “Esto le puede ocurrir a cualquier persona de cualquier edad, y siempre es una buena idea hacerse una prueba de detección para el cáncer oral con su dentista o con su médico de atención primaria. Siempre es mejor prevenir”.

El uso del tabaco y el exceso de alcohol son los factores de riesgo principales para este tipo de cáncer oral. Kelly ha dicho que nunca ha fumado cigarrillos ni ha masticado tabaco pero sí fumaba puros ocasionalmente. Un pequeño porcentaje de personas (menos de un 7 por ciento) desarrollan cánceres orales sin causa identificable, según la Oral Cancer Foundation. Se cree que estos cánceres están relacionados con alguna predisposición genética, dice la Fundación.

Los dentistas usualmente le hacen pruebas de cáncer oral a sus pacientes antes de las limpiezas regulares y de otros procedimientos. Un médico de atención primaria también puede examinar la cavidad oral para detectar llagas o crecimientos peculiares. Antes de su diagnóstico en el 2013, Kelly dijo que sufría de dolor en la mandíbula.

“Si usted tiene cualquier llaga o crecimiento en la boca que no sana dentro un período de 30 días, entonces usted debe chequearse con su dentista o con su médico de atención primaria”, dijo el Dr. Young. “Inicialmente, estas llagas pueden no ser dolorosas”.

El cáncer de Kelly ha regresado por segunda vez. Nueve meses después de su primera cirugía en marzo de 2014, Kelly anunció que el cáncer había regresado y que se había regado agresivamente a su cerebro, cavidad sinusal y a los tejidos adyacentes. En ese entonces, él se sometió a meses de tratamiento – incluyendo quimioterapia – que destruyó las células cancerosas. Antes de su declaración del pasado jueves, había estado libre de cáncer desde septiembre de 2014. Desde entonces, Kelly ha tomado parte en campañas de concientización para el cáncer oral, de la cabeza y del cuello, urgiendo a los estadounidenses a que se hagan pruebas de detección.

El cáncer oral es el grupo más grande de cánceres que caen bajo la categoría de cáncer de la cabeza y el cuello. Aproximadamente 51,500 personas en los Estados Unidos serán diagnosticadas con cáncer oral en el 2018 según las proyecciones de la Oral Cancer Foundation. La Fundación estima que casi 10,000 personas mueren por causa de cánceres orales cada año, aunque no todos estos casos son específicamente cánceres de la cavidad oral.

La cavidad oral incluye los labios, el revestimiento interior de los labios y las mejillas (la mucosa bucal), los dientes, las encías, las dos terceras partes delanteras de la lengua, el piso de la boca y el cielo de la boca (el paladar duro). El cáncer de la orofaringe comienza en la orofaringe, que es la parte de la garganta que se encuentra justo detrás de la boca.

El virus de papiloma humano (VPH) ha salido a relucir en años recientes como una posible causa principal para los cánceres de la orofaringe (las amígdalas y la base de la lengua), particularmente entre los no fumadores y los grupos de personas más jóvenes. Más de la mitad de los cánceres de las amígdalas y la base de la lengua están vinculados con el VPH. Los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés) dicen que hasta un 70 por ciento de los cánceres de la orofaringe pueden estar relacionados con el VPH.

En una declaración el pasado jueves para anunciar que su cáncer había regresado, Kelly afirmó: “El cáncer oral que esperábamos hubiera desaparecido para siempre ha regresado. Aunque estoy sorprendido y muy triste al recibir esta noticia, sé que Dios está conmigo. Yo siempre hablo de las cuatro F: Fe, Familia, Amigos (Friends) y Fanáticos. Con todos ustedes a mi lado, lucharemos y ganaremos esta batalla juntos. Manteniéndonos fuertes y confiando en que Dios nos guía, nos ayudará a atravesar este este difícil camino”.

Etiquetas: ,