La aspirina versus el cáncer: Los nuevos datos son alentadores pero se urge la cautela

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de April de 2017


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

¿Puede un régimen de baja dosis de aspirina supervisado por un médico reducir su riesgo de morir de cáncer? Nuevos datos basados en un estudio a largo plazo encontraron que para ciertos tipos de cáncer, una baja dosis regular de aspirina podría salvar sus vidas.

En algunos casos, los resultados fueron asombrosos. La reducción más significativa en las tasas de muerte fue vista en los pacientes con cáncer colorrectal que tomaban aspirina regularmente – alrededor de un 30 por ciento de reducción en la tasa de muerte para los hombres y un 31 por ciento menos riesgo para las mujeres, según el investigador principal Yin Cao, instructor en la Unidad de Medicina y Epidemiología Traslacional de Massachusetts General Hospital y de la Facultad de Medicina de Harvard.

Las reducciones en las tasas de muerte también fueron notadas entre las mujeres con cáncer de seno, un 11 por ciento, y en los hombres con cáncer de próstata, un 23 por ciento. El estudio también encontró una reducción en las tasas de muerte entre los pacientes con cáncer que tomaron aspirina.

El equipo de investigación de Cao repasó los regímenes de medicamentos para casi 130,000 hombres y mujeres con y sin cáncer. Ellos encontraron que el riesgo general de muerte era un 11 por ciento más bajo para los hombres y un 7 por ciento más bajo para las mujeres entre aquellos que tomaban aspirina regularmente, en comparación con aquellos que no la tomaban. El riesgo de morir de cáncer es un 7 por ciento más bajo para las mujeres y un 15 por ciento más bajo para los hombres que tomaron aspirina regularmente, en comparación con las personas que no tomaban una dosis regular. Cao presentó los datos a sus colegas la semana pasada en la American Association for Cancer Research en Washington.

Riesgos del uso regular de la aspirina

La terapia con aspirina tiene una asociación bien establecida con la salud del corazón. Muchas personas toman una dosis baja de aspirina todos los días por recomendación de sus médicos para reducir el riesgo de sufrir otro ataque cardiaco o infarto cerebral, o si han sido diagnosticados con enfermedad cardiaca y tienen más alto riesgo para cualquiera de los dos eventos.

Mientras que el beneficio anticipado es una probabilidad más baja de desarrollar la enfermedad vascular, tomar aspirina diariamente no viene sin peligro alguno. El efecto anticoagulante de la aspirina puede presentar un riesgo de sangramientos internos para algunos pacientes.

“Yo no recomiendo que todo el mundo tome una aspirina al día sin la aprobación de su médico”, afirmó Grace Wang, M.D., oncóloga con el Miami Cancer Institute. “Una aspirina diaria puede aumentar su riesgo de sangramiento gastrointestinal, por eso es mejor estar bajo la supervisión de un médico”.

Los investigadores han estado mirando hacia las propiedades potenciales para combatir el cáncer de un régimen de aspirina por muchos años. Otros estudios han demostrado que el uso a largo plazo de la aspirina puede reducir el riesgo de morir de cáncer.

Aunque los resultados del estudio han sido alentadores, Cao también resalta el uso de cautela. “La evidencia se ha estado acumulando muy rápidamente demostrando que la aspirina funciona bien para reducir el cáncer y la mortalidad por la enfermedad cardiaca”, dijo Cao a la cadena noticiosa CNN. “Es bueno recordar, sin embargo, que si una persona quiere tomarse una dosis baja de aspirina, especialmente si esa persona tiene cáncer, ellos deben tener una conversación inicial con su médico primero”.

La baja dosis de aspirina y el cáncer colorrectal

Sin embargo, los resultados de algunos de estos estudio acerca de la aspirina versus el cáncer, han formado la base para las directrices publicadas en abril del 2016 por un influyente panel estadounidense para la prevención de las enfermedades, La U.S. Preventive Services Task Force (USPSTF). El panel recomendó que, para algunas personas, una baja dosis de aspirina puede ser utilizada para ayudar a reducir el riesgo de la enfermedad cardiovascular y del cáncer colorrectal. Las directrices por la USPSTF señalan un grupo que puede beneficiarse con el menor riesgo: Las personas entre 50 y 59 años que están en más alto riesgo para la enfermedad cardiovascular.

La aspirina no debe ser vista como una medida preventiva contra el cáncer, dijo la Dra. Wang. Un estilo de vida saludable es la mejor práctica preventiva cuando se trata de la enfermedad cardiaca, el cáncer y otras enfermedades crónicas.

“Yo sugiero que para reducir su riesgo de ser diagnosticado con cáncer, es mejor consumir una dieta saludable, mantener un peso normal, hacer ejercicios, limitar su consumo de alcohol y – sobre todo – dejar de fumar”, dice la Dra. Wang.

Etiquetas: , ,