La artroscopia de la cadera: Un procedimiento mínimamente invasivo para manejar el dolor de cadera

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de July de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Con los avances en las técnicas y la instrumentación quirúrgica, la artroscopia de la cadera ha evolucionado para ayudar a los pacientes con ciertas lesiones o dolores posicionales de la cadera a regresar a sus actividades normales, y para ayudar a prevenir la enfermedad degenerativa de la articulación de la cadera, primordialmente la artritis.

Es un procedimiento ambulatorio que permite a los médicos visualizar la articulación de la cadera sin tener que hacer una incisión grande a través de los tejidos blandos. La artroscopia se utiliza para diagnosticar y para tratar los problemas de la cadera.


Lionel E. Lazaro, M.D., cirujano ortopeda y especialista en la preservación de la cadera.

“La artroscopia de la cadera se realiza para restablecer y para preservar la función de la cadera original, eliminar la fuente del dolor y tratar de evitar el sufrimiento y la degeneración progresiva (artritis) y la necesidad para un reemplazo de cadera en el futuro”, afirmó Lionel E. Lazaro, M.D., cirujano ortopeda y especialista en la preservación de la cadera en Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute.

La asombrosa recuperación comienza al próximo día.

“Los pacientes regresan a sus casas el mismo día y la fisioterapia comienza el día después de la cirugía”, dijo el Dr. Lazaro. “El primer día después de la operación, el paciente está montando una bicicleta estacionaria y luego existe un protocolo de progreso por fases, con metas y límites diseñados para poder tener un retorno fácil a la función completa e indolora de la cadera”.

He aquí más información por parte del Dr. Lazaro acerca de la artroscopia de la cadera, cómo prevenir el dolor de cadera durante la pandemia de la COVID-19 y lo que todos deben saber acerca de buscar ayuda médica para el dolor en la cadera.

¿Cómo se distingue la artroscopia de la cadera de la cirugía tradicional de reemplazo de cadera?

“La artroscopia de la cadera se realiza para preservar la función de la cadera original y para tratar de evitar el sufrimiento del proceso degenerativo (artritis) y la necesidad para los reemplazos de cadera”.

¿Qué tipo de paciente es elegible para la artroscopia de la cadera?

“Los pacientes que presentan con el Síndrome de Pinzamiento Femoroacetabular (FAIS por sus siglas en inglés), con desgarramiento sintomático del cartílago (labrum). Con el pinzamiento de la cadera, existe un conflicto entre la estructura del hueso de la cadera que puede limitar el rango de movimiento y llevar a cambios progresivos y degenerativos con el tiempo. El diagnóstico de FAIS incluye la combinación del historial médico, un examen físico y hallazgos radiográficos de pinzamiento del hueso”.

¿Cómo puede saber el paciente si este tipo de cirugía es correcta para este?

“Si usted tiene un dolor posicional de la cadera sin señales radiográficas de alguna enfermedad degenerativa (artritis), usted puede ser candidato para la artroscopia”.

¿Por qué no se recomienda la artroscopia para los pacientes con artritis moderada o severa?

“Las investigaciones previas han demostrado que una vez presente la artritis, el resultado postoperatorio es impredecible y no favorable. Algunas personas pueden recobrar algunos años antes de tener que reemplazarse la cadera. Sin embargo, algunas veces el paciente puede ponerse peor”.

¿Cómo son los resultados de esta cirugía?

“Cuando la cirugía está bien indicada, los resultados son muy buenos. El regreso a las actividades normales es excelente y los pacientes se sienten muy satisfechos. Sin embargo, las malas indicaciones quirúrgicas pueden llevar a resultados muy malos e inclusive a la discapacidad”.

Durante esta pandemia de la COVID-19, la gente ha experimentado un aumento en los dolores de caderas debido a los ejercicios en casa sin supervisión y al tiempo extendido de estar sentados y trabajando en la computadora. ¿Cómo aconsejaría usted a las personas que están sufriendo de dolores de cadera?

“Definitivamente pongan atención a la postura durante el trabajo y/o los ejercicios en casa. Si usted tiene algún dolor que no se le alivia o que sigue volviendo a doler, deténgase y vaya a realizarse una evaluación. El dolor es la manera en la cual su cuerpo le está diciendo que algo no anda bien”.

¿Qué cambios deben implementar mientras trabajan desde sus casas?

“Eviten estar sentados por mucho tiempo. Un escritorio parado es una buena opción”.

¿Tiene usted algún consejo para manejar el dolor de la cadera, tal como ejercicios o estiramiento?

“Usted debe saber lo que está causándole el dolor para así poder manejarlo adecuadamente. Hay múltiples estructuras en la cadera que le pueden causar dolor y a veces resulta ser una combinación de estas. Según el problema, el régimen de ejercicio puede cambiar. Los estiramientos siempre son buenos si el área la tiene rígida. Sin embargo, algunas personas con dolor de cadera tienen un exceso de flexibilidad y quizás estirarse no sea la mejor opción. Estirar el tendón de la corva siempre es bueno y también necesario”.

¿Cuándo debe alguien buscar atención médica para el dolor en la cadera?

“El dolor definitivamente es la manera en la cual su cuerpo le está diciendo que algo no anda bien. Si no se le quita o si le sigue volviendo, entonces usted debe buscar atención médica. Si usted busca atención médica pero no se puede establecer un diagnóstica, o si usted no está mejorando con un tratamiento conservador, los pacientes deben ir a ver a un especialista de preservación de cadera. En los últimos 10 a 15 años, ha habido grandes avances en conocimientos acerca de las patologías asociadas con el dolor de cadera no artrítico.

“Mientras más temprano se haga el diagnóstico correcto, mejor el paciente estará después del tratamiento. Usualmente el dolor es episódico y puede estar asociado con la actividad. Tener dolor de cadera altera la mecánica del cuerpo completo y resulta en lesiones compensatorias fuera de la articulación de la cadera. Algunas de estas lesiones son muy dolorosas y pueden limitar la calidad de vida del paciente. La lesión compensatoria entonces complica el panorama clínico y los pacientes terminan recibiendo tratamiento para las lesiones compensatorias – sin embargo, la fuente del problema no ha sido tratada”.

Tags: