La artritis aflige a los estadounidenses más jóvenes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

5 de April de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

La artritis antes se veía como una parte inevitable del proceso de envejecimiento. A medida que las articulaciones y las estructuras protectoras a su alrededor envejecen, la gente comienza a sentir dolor y buscan alivio por medio de la fisioterapia, los medicamentos o la cirugía. Sin embargo, un nuevo método para calcular la prevalencia de la artritis demuestra que más personas de lo que antes se estimaba tienen la condición.

 Calculando la prevalencia de la artritis

Un estudio publicado el pasado mes en la revista médica Arthritis & Rheumatology concluyó que la herramienta más utilizada para determinar la prevalencia de la artritis en los Estados Unidos – un cuestionario de una sola pregunta – subestimó gravemente la cifra de personas, especialmente los adultos menores de 65 años con artritis. La medida de una sola pregunta se enfocó únicamente en si una persona había sido diagnosticada con artritis por un médico. No incluyó como factor la presencia de dolor en las articulaciones, el cual se ha encontrado que es un buen indicador para la artritis, ni tampoco tomó en consideración la duración de ese dolor.

 Cuando se hicieron preguntas acerca de estos indicadores adicionales, el estudio demostró que la prevalencia de la artritis salta desde 50 millones de adultos a 91 millones de adultos, más de un tercio de la población adulta total de los Estados Unidos en el 2015. Además, casi un tercio de esos adultos están entre las edades de 18 y 64 años, demostrando un aumento en la cifra de estadounidenses jóvenes con la enfermedad.

La clínica de artritis

“Me sorprende bastante que muchas personas de nuestra población no entiendan lo que es la artritis”, afirmó Francisco García, PA-C, asistente médico con la clínica de artritis de Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute. “Piensan que sólo es un dolor o crepitación o ruidos en las articulaciones, y que tienen que vivir con eso. Eso no necesariamente es cierto.”

Las personas no necesariamente tienen que vivir con artritis, añade él.

“Podemos personalizar el tratamiento basado en los síntomas del paciente y cuánto está afectando la condición su calidad de vida”, dice el Sr. García. “No todas las personas que tienen artritis necesitan cirugía y no todos requieren inyecciones”.

La meta de la clínica de artritis del Instituto es la de ayudar a los pacientes con artritis a volver a sus actividades diarias a través del uso de técnicas no quirúrgicas, y de educarlos acerca de su condición, dice él.

 El impacto en la salud pública

Desde el punto de vista de salud pública, este aumento tan significativo en los pacientes con artritis, especialmente entre los pacientes más jóvenes, indica que un mayor número de pacientes están buscando atención médica para aliviar el dolor a corto plazo, y más cirugía para tratar el daño estructural en las articulaciones a largo plazo. Lo que es más, aquellas personas que necesitaban reemplazos de las articulaciones en sus 40 y sus 50 años, probablemente necesitarán repetir esos reemplazos en 10 a 15 años, agravando el impacto de esta condición en la salud pública.

Con esta nueva calculación y con la conciencia de que hay una prevalencia más alta de artritis, el Dr. Forster dice que como él, más médicos probablemente buscarán evidencia de artritis antes de lo que previamente lo hacían y promoverán medidas preventivas para reducir o para detener la progresión de la degeneración de las articulaciones.

Tags: , , , ,


There are no comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *