La amenaza del sarampión: Por qué es tan vital vacunar a los niños

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

20 de February de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

He aquí lo que los pediatras y los médicos de emergencia quieren que el público sepa acerca del sarampión. Es uno de los virus más contagiosos del mundo. Además de los síntomas parecidos a los de la influenza, y el sarpullido que comienza en el área de la cabeza y se mueve hacia abajo, el sarampión puede resultar en complicaciones serias o mortales, tales como neumonía y encefalitis (inflamación del cerebro).

Y lo más importante, las vacunas ofrecen la mejor prevención contra la enfermedad, según los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), los médicos y los expertos en enfermedades infecciosas.

Y mientras que otros estados están batallando con áreas de brotes de sarampión, la Florida está vulnerable debido a su papel como centro para los viajeros internacionales provenientes de países con tasas de vacunación más bajas.

La vacuna recomendada de MMR combina la protección inmunitaria contra el sarampión, las paperas y la rubéola. Esta vacuna no causa el autismo ni otros serios efectos secundarios, como han pensado algunos padres a través de los años. El movimiento actual anti vacunación que está causando inquietudes en la comunidad médica comenzó hace 20 años luego de que un artículo publicado en una respetada revista médica identificó el problema del autismo como parte de un estudio de proporciones pequeñas. Sin embargo, el artículo más tarde fue desacreditado y retirado. Además, las autoridades británicas revocaron la licencia médica del autor del artículo.

Mientras que el sarampión ha permanecido una enfermedad común en algunas partes del mundo, los oficiales de salud pública de los Estados Unidos habían considerado al virus erradicado en el año 2000. Pero desde entonces han surgido brotes en algunos estados, culminando en un brote de múltiples estados que está alarmando a los pediatras y a los médicos de emergencia por todo el país.

La mejor prevención
“Las vacunas son la mejor prevención”, afirmó Fernando Mendoza, M.D., director médico del Centro de Emergencia Infantil de Baptist Children’s Hospital y director médico asociado de Servicios de Emergencia Pediátricos en West Kendall Baptist Hospital. “Absolutamente, 100 por ciento, esa es la mejor manera de prevenir el sarampión. Los niños vacunados no contraen el sarampión. Existen montones y montones de datos que demuestran que estas vacunas son apropiadas y eficaces”.

El Dr. Mendoza y Agueda Hernandez, M.D., doctora de medicina primaria y directora médica de Baptist Health Primary Care Family Medicine Center en  West Kendall Baptist Hospital, hablaron recientemente en una conferencia de prensa de Baptist Health South Florida para aclarar la información falsa acerca de la vacuna contra el sarampión y para asegurar que los padres busquen atención de seguimiento con sus pediatras o médicos de atención primaria para proteger a sus hijos si estos aún no han sido vacunados.

“En la mayoría de los niños, los virus seguirán su curso y ellos se mejorarán por sí mismos”, explica el Dr. Mendoza. “Sin embargo, cuando hay complicaciones…ahí es cuando uno de cada 20 niños desarrolla neumonía, y entre uno y tres niños en 1,000 casos morirá por causa del sarampión”.

Y mientras que la encefalitis como complicación del sarampión es algo raro, él añade, “eso sí es algo que definitivamente usted no quiere que su hijo contraiga. La inflamación cerebral puede tener efectos duraderos en la función y en la inteligencia”.

“Es importante vacunar a sus niños a tiempo según el programa de vacunación recomendado”, dice la Dra. Hernandez. “Esto los mantiene a ellos y a la comunidad seguros”.

Las vacunas son más seguras que nunca

Eileen Marty, M.D., profesora de Enfermedades Infeccionas de la Facultad de Medicina Herbert Wertheim de Florida International University, añade que las vacunas contra la influenza y otras enfermedades peligrosas, ahora son aún más eficaces que nunca”. “Tenemos nuevas tecnologías para fabricar vacunas que son excelentes. Ellas hacen el trabajo y crean anticuerpos neutralizantes en su hijo”, dice la Dra. Marty.

La Dra. Hernandez explica que el sarampión comienza parecido a un resfriado. “Su hijo tendrá tos, fiebre, goteo nasal, enrojecimiento de los ojos o conjuntivitis y dolor de garganta”, dice ella. “La fiebre probablemente se intensificará y luego aparece el sarpullido, comenzando en la cabeza y luego moviéndose hacia abajo. Puede que no sea tan serio al principio, pero luego se puede complicar, especialmente con la neumonía, que es la causa principal de muerte entre los niños que mueren por causa del sarampión”.

Los médicos de emergencia del Sur de la Florida no han visto muchos casos de sarampión. Actualmente la Florida no es uno de los estados con brotes. Los oficiales de salud estatales en Washington, Nueva York, California, Oregón, Pennsylvania, Connecticut, Colorado, y Georgia han reportado casos de sarampión que exceden el número de casos que ven usualmente en un año.

Extremadamente contagioso
“Con el sarampión, hay un sarpullido muy característico que ocurre dentro de las mejillas en la boca”, dice el Dr. Mendoza. “Si hemos identificado eso, ponemos al niño en una habitación de aislamiento para reducir el contagio lo mejor posible. Y quiero reiterar que inclusive en las mejores y más capacitadas manos, entre uno y tres niños por cada 1,000 casos de sarampión morirán mientras están en tratamiento complementario”.

La naturaleza contagiosa del sarampión hace a las vacunas aún más vitales, según los médicos y los oficiales de salud pública. El sarampión se riega de la misma manera que los demás virus, a través de los estornudos, la tos y el tacto. Además de las vacunas, el lavado de las manos es considerado la mejor protección contra cualquier virus.

“Por cada persona que contraiga el sarampión, entre 18 y 20 más serán infectadas si no han sido vacunadas”, dice el Dr. Mendoza. “Para comparar, una persona con la influenza infectará a cuatro personas que no han sido vacunadas. En una clase pre-escolar, si un niño entra con sarampión y nadie ha sido vacunado, se puede esperar que todos esos niños contraigan la enfermedad”.

Mientras que el estado de la Florida tiene políticas estrictas acerca de las vacunas, el Sur de la Florida está más vulnerable a los brotes porque es un centro para viajeros internacionales, explica la Dra. Marty.

“Debido a que otros países tienen brotes más grandes, cuando la gente viaja desde esas áreas, eso supone una amenaza si nuestra población no está adecuadamente protegida”, dijo ella. “La Florida ha tenido leyes bastante estrictas, más estrictas que otros estados, por muchos años. Pero somos vulnerables porque somos un destino popular de vacaciones y por eso llevamos el riesgo de importar todo tipo de enfermedades”.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *