- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Investigación: Póngase una meta de 7,000-10,000 pasos diarios para obtener beneficios óptimos de salud

Registrar nuestros pasos diarios en cualquiera de las múltiples aplicaciones disponibles se ha convertido en una práctica habitual, incluso durante la pandemia. Pero, ¿son los 10,000 pasos diarios, el objetivo de ejercicio más promocionado, un buen estándar a utilizar? Un nuevo estudio ampliamente reportado dice que sí, pero los principales beneficios para la salud de caminar con regularidad comienzan a partir de los 7,000 pasos diarios.

Los adultos de mediana edad que caminaban un promedio de al menos 7,000 pasos al día, tenían entre un 50 y un 70 por ciento menos probabilidades de morir por cualquier causa en la década siguiente, en comparación con los adultos que daban menos pasos, según los resultados publicados este mes  en la revista JAMA Network Open [1]

“Ser físicamente activo proporciona beneficios sustanciales de salud para muchas condiciones, como las enfermedades cardiovasculares, la diabetes y varios tipos de cáncer, además de mejorar la calidad de vida”, señalan los investigadores como parte del estudio. “El número de pasos que dan las personas cada día es una métrica significativa para cuantificar la actividad diaria total”.

En el estudio participaron 2,110 adultos de entre 38 y 50 años. Empezaron a llevar puesto un acelerómetro hace alrededor de 15 años para registrar sus pasos. Durante el periodo de seguimiento, que fue de un promedio de casi 11 años, 72 de los participantes murieron, la mayoría de ellos de enfermedades cardíacas o cáncer, las dos principales causas de muerte en los Estados Unidos. Los investigadores tomaron en cuenta otros factores clave en sus cálculos, como el índice de masa corporal, el tabaquismo y otros problemas de salud subyacentes que podrían haber afectado sus resultados.

El estudio concluye que el menor riesgo de muerte prematura se observó tanto en mujeres como en hombres, blancos y negros, que dieron 7,000 pasos o más al día. Pero los beneficios no aumentan significativamente más allá de los 10,000 pasos diarios. “Dar más de 10,000 pasos al día no se asoció con una mayor reducción del riesgo de mortalidad”, escribieron los autores del estudio.

Las pautas nacionales de actividad física para estadounidenses [2] recomiendan por lo menos 150 minutos al día de actividad física de intensidad entre moderada y vigorosa, lo cual incluye caminar a paso ligero. Un cambio clave que se hizo a las directrices de ejercicio en su segunda edición [3] actualizada en el 2018, 2018 fue promover cualquier tipo de actividad aeróbica para romper los largos períodos de tiempo que se pasa sentado.

Incluso un solo episodio de actividad que interrumpa las largas sesiones de estar sentado proporciona beneficios a corto plazo, como la disminución potencial de la presión sanguínea, la reducción de la ansiedad y la mejora del sueño, dicen las pautas estadounidenses. Basándose en las últimas investigaciones, las pautas actualizadas afirman que el ejercicio puede reducir los síntomas de ansiedad, disminuir la progresión de la hipertensión y la diabetes tipo 2, y ayudar a prevenir ocho tipos de cáncer en adultos.

Varios estudios han indicado que el ejercicio regular como el caminar a paso ligero, puede ayudar a reemplazar los medicamentos para muchos pacientes, especialmente aquellos que toman medicamentos para tratar la hipertensión, otros factores para la enfermedad cardiaca y otras condiciones crónicas. (Siempre consulte con su médico acerca de los programas de ejercicios si usted tiene alguna condición de salud subyacente o crónica.)

“Recomendamos un mínimo de 150 minutos de ejercicios cardiovasculares por semana, y entrenamiento regular de resistencia también”, afirmó Michael Swartzon, M.D. [4], doctor de medicina primaria deportiva con Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute [5]. “He tenido muchos pacientes que han reducido o eliminado el uso de medicamentos recetados simplemente con una dedicación a efectuar cambios de estilo de vida de dieta y ejercicio”.