- Resource | Baptist Health South Florida - https://baptisthealth.net/baptist-health-news/es/ -

Infórmese acerca de la diabetes

Si usted tiene diabetes usted no está solo. Casi 26 millones de adultos y niños – el 8 por ciento de la población ­­– en los EE.UU. tienen diabetes, según la Asociación Americana de Diabetes [1](ADA por sus siglas en inglés).

La diabetes tiene un impacto en muchos de nosotros. Mi hija [2], por ejemplo, tiene diabetes tipo 1, una enfermedad autoinmune en la que el páncreas deja de producir insulina, una hormona vital. Por desgracia, todavía no existe una cura para la diabetes tipo 1.

El panorama actual es diferente para la diabetes tipo 2, que representa el 90 por ciento de todos los casos de diabetes en los EE.UU. Hay oportunidades para curar y prevenir la diabetes tipo 2, debido a que es una enfermedad de estilo de vida que puede ser revertida a través de la dieta y el ejercicio, de acuerdo con la Dra. Anaisys Ballesteros, D.O., [3]una especialista en medicina familiar en Baptist Health Medical Group.

Como se pone en marcha la temporada de vacaciones, es un buen momento para destacar las noticias acerca de la prevención y detección de la diabetes tipo 2, sobre todo en noviembre, que es el Mes Nacional de Concientización sobre la Diabetes.

¿Qué es la diabetes tipo 2?

La diabetes se presenta cuando el nivel de glucosa (azúcar) es consistentemente más alto de lo normal debido a la incapacidad del cuerpo para utilizar de manera eficiente o producir la insulina.

Todos necesitamos insulina para transportar la energía de los alimentos a los diferentes músculos, órganos y células. Pero sin insulina, el sistema de transporte vital se rompe y una cantidad peligrosas de la glucosa puede quedar atrapada en el torrente sanguíneo, privando a los órganos vitales de energía.

Anteriormente conocida como diabetes de adulto, diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo se vuelve “resistente a la insulina”, un término que se refiere a la incapacidad del cuerpo para utilizar apropiadamente la insulina, lo que resulta en niveles elevados de glucosa. La Diabetes tipo 2 puede ser causada por muchos factores, y no suele haber un vínculo genético, pero el tipo 2 a menudo se debe al aumento de peso, los malos hábitos alimenticios y la inactividad.

 ¿Cuáles son los síntomas?

• Ganas de orinar frecuentes

• Extrema sed, hambre y fatiga

• Visión borrosa

• Retraso en la cicatrización de heridas, contusiones y lesiones

• Aumento de peso

• Entumecimiento, dolor u hormigueo en los pies o las manos

 Sin embargo, la Asociación Americana de Diabetes advierte que algunas personas con diabetes tipo 2 no reconocen sus síntomas, ya que pueden ser leves.

¿Cuáles son las complicaciones?

Los niveles de azúcar elevados durante un período prolongado aumentan su riesgo de enfermedad cardiaca y derrame cerebral; pueden conducir a un daño de los riñones, los nervios, los ojos y otros órganos, según informa la ADA.

La ADA afirma que las posibilidades de desarrollar complicaciones por la diabetes se pueden reducir a través de la detección y tratamiento tempranos.

¿Qué es la prediabetes ?

Cuando usted tiene prediabetes, es una señal de advertencia importante que se enfrenta a un riesgo de diabetes tipo 2 en desarrollo, dice la Dra Ballesteros. Más de 79 millones de personas en los EE.UU. tienen pre -diabetes. Su médico le diagnosticará con prediabetes si sus lecturas de glucosa en sangre son superiores a lo normal, pero no lo suficientemente altas como para llamarse diabetes.

“El diagnóstico temprano y la prevención son importantes”, ella dice. “Podemos dar a los pacientes la oportunidad de cambiar su estilo de vida y controlar o prevenir la diabetes tipo 2”.

Las medidas preventivas incluyen la nutrición adecuada, la pérdida de peso y el ejercicio.

Como las vacaciones entran en pleno apogeo y las rutinas de ejercicio se disminuyen o se pierden con el bullicio de la temporada, debe estar consciente de su salud. Si experimenta algún cambio, por muy leve que sea, consulte a su médico. Y, si usted está buscando una solución, debe enfocarse en su salud. La buena nutrición y el ejercicio regular pueden ser la cura para lo que aflige, como la diabetes.