He aquí por qué la tuberculosis aún puede ser una seria amenaza en los EE.UU.

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

21 de March de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Mientras que la tuberculosis (TB) no ha sido un problema de salud generalizado para los estadounidenses por varias décadas, sigue siendo una amenaza potencialmente seria aquí en los Estados Unidos y a través del mundo, según los oficiales de salud pública.

Hasta 13 millones de personas en los Estados Unidos tienen una infección latente de TB, y sin tratamiento, están en riesgo para desarrollar la tuberculosis, una bacteria que usualmente ataca los pulmones pero que también puede causar daños a otras partes del cuerpo. La TB es la enfermedad infecciosa número uno a través del mundo. Los gérmenes de la tuberculosis son pasados a través del aire cuando una persona que está enferma con el virus tose o inclusive cuando se ríe.

Cada año, el Día Mundial de la Tuberculosis se observa el 24 de marzo por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC por sus siglas en inglés), junto con agencias de salud pública de alrededor del mundo, para educar al público acerca de la amenaza de la enfermedad. Este día conmemora la fecha en el 1882 cuando el Dr. Robert Koch anunció su descubrimiento del Mycobacterium Tuberculosis, la bacteria que causa la TB. Aquí en los EE.UU. “debemos continuar encontrando y tratando casos activos de tuberculosis y también detectar y tratar la infección latente de TB para prevenir la progresión de la enfermedad”, dicen los CDC.

“Aunque la curva de la tasa de infección con tuberculosis en los Estados Unidos está bajando cada año, aún sigue siendo un asunto importante”, dice Carlos Torres-Viera, M.D., un médico de enfermedades infecciosas con Baptist Health South Florida. “Y es muy importante especialmente en nuestra comunidad aquí en la Florida debido a la población hispana y a la población de inmigrantes”.

Los hallazgos del nuevo estudio publicados este mes por los National Institutes of Health, la agencia de investigación médica de la nación, encontraron que los adultos con el virus del VIH que fueron diagnosticados con TB durante una visita clínica inicial, tenían dos veces más probabilidades de morir dentro de 10 años – en comparación con aquellos que no fueron inicialmente diagnosticados con TB. Los investigadores analizaron los expedientes clínicos de alrededor de 16,000 personas con VIH quienes recibieron atención en clínicas en Brasil, Chile, Haití, Honduras, México y Perú.

“La mayoría de los casos nuevos en los EE.UU. fueron en pacientes nacidos en el extranjero”, afirmó el neumólogo Jacky Blank, M.D., jefe del Programa de Salud Pulmonar en South Miami Hospital. “Los estudios han demostrado que estos casos resultan por causa de la enfermedad latente, lo que significa que estos pacientes fueron infectados años antes y los cambios en sus condiciones de salud permitieron la reactivación de la enfermedad. Aquí, vemos pacientes con tuberculosis, pero la mayoría son casos importados de Europa Occidental, Latinoamérica y el Caribe”.

Los CDC dicen que la tuberculosis permanece siendo una seria amenaza de salud para algunas personas en este país, especialmente para las personas que viven con el SIDA o aquellas se son positivas para la infección del VIH, y para las personas son sistemas inmunológicos debilitados. Una infección de TB, combinada con una infección de VIH pueden trabajar juntas para poner a una persona muy enferma. A nivel mundial, la tuberculosis es la causa principal de muerte entre las personas que viven con el virus del VIH. En general, la tuberculosis es la enfermedad infecciosa número uno del mundo, cobrando alrededor de 4,500 vidas cada día, según la World Health Organization.

Además, la tuberculosis puede propagarse a través del aire, de persona a persona cuando alguien con una enfermedad activa de TB – no la forma latente – hablas, tose o estornuda. La transmisión puede ocurrir entre las personas que están en contacto cercano durante un período de tiempo.

“Y no hay que estar tan cerca”, enfatiza el Dr. Torres-Viera. “Se pueden inhalar las gotitas de saliva del aire y son tan pequeñas que pasan por la nariz, la tráquea y pasan hasta los pulmones. Y entonces comienzan a reproducirse y eso causa una inflamación en los pulmones. Ahí es cuando ocurre la tuberculosis”.

Las personas con tuberculosis latente no son contagiosas y no pueden pasarle la enfermedad a los demás. Ellos usualmente tenían una infección leve que fue controlada por el cuerpo, y la bacteria permanece durmiente, al igual que con la varicela y la culebrilla. La única señal de una infección de TB es una reacción positiva a la prueba de tuberculina o a la prueba de sangre para la TB.

Los medicamentos, ahora ampliamente prescritos llamados “biológicos” pueden debilitar el sistema inmunológico, creando brotes potenciales de enfermedades crónicas que están durmientes, tales como la tuberculosis. Los medicamentos biológicos son un tipo más nuevo de medicamento que se utiliza para tratar las enfermedades autoinmunes, tales como la artritis reumática (RA por sus siglas en inglés), para reducir el efecto dañino de la enfermedad en las articulaciones. Ciertos medicamentos biológicos tratan algunos tipos de cánceres, el lupus, la psoriasis, las enfermedades inflamatorias del intestino y otras condiciones.

Todos los pacientes que tomen estos medicamentos deben recibir la prueba de la tuberculina antes de comenzar los medicamentos biológicos, y muchos también deben ser evaluados para la hepatitis crónica.

“La tuberculosis fue mejor controlada antes de que la epidemia del SIDA ayudara a revivirla alrededor del mundo, a medida que los pacientes con sistemas inmunológicos comprometidos no podían combatir la enfermedad”, dice el Dr. Blank. “Y una vez desarrollaban la tuberculosis activa, podían propagarla entre la población general. Pero ahora tenemos otras inquietudes con la tuberculosis que afectan a una población más amplia de pacientes, especialmente aquellos con TB latente que no tienen síntomas y no se sienten enfermos”.

Etiquetas: ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *