He aquí como monitorearse la presión sanguínea adecuadamente en casa

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

7 de October de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

La presión alta, o hipertensión, es muy común en los Estados Unidos, y se calcula que afecta a uno de cada dos o tres adultos. Puede que esta condición no presente ningún síntoma, pero es un importante factor de riesgo para los ataques cardiacos o los infartos cerebrales, y muchas personas no se dan cuenta de esto.

Para los millones de adultos estadounidenses a los que se les ha diagnosticado con presión alta, la toma de la presión en casa era una práctica común incluso antes de la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, en los últimos 18 meses, el monitorea de la presión en casa se ha vuelto aún más importante. Esto se debe a que la hipertensión es una condición de salud subyacente que puede poner a alguien en mayor riesgo de enfermedad grave por causa de la COVID-19.

“Durante la COVID-19, tuvimos la absoluta necesidad de capacitar a los pacientes para que se monitorearan en casa y de establecer formas con las que los médicos pudieran atender a estos pacientes sin la necesidad de esa interacción física”, explica Ian Del Conde, M.D., cardiólogo y especialista en medicina vascular de Miami Cardiac & Vascular Institute, que forma parte de Baptist Health. “Y lo que hemos aprendido es que hay muchas condiciones, especialmente aquellas enfermedades crónicas, como la presión alta, que son relativamente estables y que pueden manejarse con éxito a distancia”.

La American Heart Association (AHA) recomienda el monitoreo en casa para todas las personas con presión alta para ayudar a su proveedor de atención de salud a determinar si los tratamientos están funcionando. Sin embargo, el monitoreo en casa no sustituye a las visitas periódicas al médico, afirma la AHA. Si se le ha recetado algún medicamento para reducir la presión sanguínea, no deje de tomarlo sin consultar con su médico, aunque sus lecturas de la presión estén dentro del rango normal, subraya la AHA.

“En otras palabras, una persona puede sentirse perfectamente bien y, sin embargo, puede tener la presión sanguínea peligrosamente elevada”, dice el Dr. Del Conde. “La única forma de saber si la presión está normal es midiéndola”.

El mejor tipo de monitor para la presión

Los monitores de muñeca y de dedo no son recomendados porque dan lecturas menos confiables, según la AHA. Si no está seguro, pida consejo a su médico sobre el tipo adecuado de dispositivo de monitoreo para la presión sanguínea.

Los médicos recomiendan optar por un monitor digital en lugar de uno manual. “Las máquinas electrónicas automatizadas que utilizan una manga o brazalete para la parte superior del brazo suelen ser precisas”, dice el Dr. Del Conde. “Si hay alguna duda sobre su precisión, se pueden validar con una máquina para medir la presión en la consulta del médico”.

Una vez que haya comprado un monitor para la presión, llévelo a su próxima cita con el médico. Su médico puede comprobar que lo está usando correctamente y que obtiene los mismos resultados que el monitor de la consulta.

Cómo usar un monitor para la presión

He aquí algunos consejos de la AHA sobre cómo usar su monitor para la presión en casa:

Manténgase quieto y tranquilo. Eso significa que no fume, no tome bebidas con cafeína ni haga ejercicio en los 30 minutos antes de medirse la presión sanguínea. Vacíe la vejiga y asegúrese de descansar al menos 5 minutos antes de la medición.

Siéntese correctamente con la espalda recta y apoyada. La mejor opción es una silla, en lugar de un sofá. Los pies deben estar apoyados en el suelo y las piernas no deben estar cruzadas. Su brazo debe estar apoyado en una superficie plana (como una mesa) con la parte superior del brazo a la altura del corazón. Asegúrese de que la parte inferior de la manga o brazalete esté colocada directamente por encima del pliegue del codo. Consulte las instrucciones del monitor para ver una ilustración o pida a su médico que le muestre cómo hacerlo.

Mídase la presión a la misma hora todos los días. Es importante tomar las lecturas a la misma hora cada día, incluso si se toma la presión más de una vez al día, como se recomienda. Lo ideal es tomar las lecturas diariamente a partir de dos semanas después de un cambio de tratamiento y durante la semana anterior a su próxima cita.

Tómese varias lecturas a lo largo del día y anote los resultados. Cada vez que se mida la presión, tome dos o tres lecturas con un minuto de diferencia y anote los resultados utilizando un registro imprimible (PDF). Si su monitor tiene una memoria integrada para almacenar sus lecturas, llévela con usted a sus citas. Algunos monitores también le permiten subir sus lecturas a un sitio web seguro después de registrar su perfil.

No se mida la presión sobre la ropa. La manga debe colocarse sobre el brazo, tocando la piel.

Tags: , ,