Hablando de la grasa corporal y la salud

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de February de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Marzo es el Mes Nacional de la Nutrición y, ahora que ha pasado enero y se han abandonado muchas de las resoluciones de Año Nuevo, es hora de pensar seriamente – de nuevo – en hacer algunos cambios en nuestro estilo de vida para mejorar la salud, incluyendo comer mejor, hacer ejercicio y mantener un peso saludable.

Según la American Heart Association, la obesidad ahora es reconocida como un factor de riesgo importante e independiente de las enfermedades cardíacas. Si tiene sobrepeso u obesidad, puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y otros problemas de salud crónicos simplemente bajando de peso y manteniéndose.

Carla Dueñas, MS RDN CDCES, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health

“Perder peso y perder grasa son dos cosas distintas”, explica Carla Dueñas, MS RDN CDCES, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health. “La pérdida de agua y de masa muscular pueden contribuir a su pérdida de peso en general, pero no es saludable perderlas”.

Contrario a la creencia popular, Dueñas dice que no podemos controlar en qué parte de nuestro cuerpo aumenta nuestra grasa corporal o dónde la perdemos. Eso depende de la genética. “Sin embargo, la nutrición y el ejercicio pueden ayudar a conseguir una composición corporal deseable”, dijo ella.

Dueñas dice que, en vez de enfocarse en bajar de peso o en seguir una dieta de moda (extrema), hay que enfocarse en los comportamientos que contribuyen al exceso de calorías en su día. Piense en los azúcares añadidos en sus alimentos y bebidas y en picar sin sentido. Es importante consumir un equilibrio de carbohidratos, proteínas y grasas dietéticas saludables dentro de un rango de calorías apropiado para las necesidades de cada persona.

Las buenas – y las malas – noticias acerca de la grasa corporal

Lucette Talamas
Lucette Talamas, MS RD LDN, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health

“La delgadez no es el indicador definitivo de la buena salud”, dice Lucette Talamas, MS RD LDN, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health.

“La buena noticia sobre la grasa corporal, o el tejido adiposo, es que es la energía almacenada por el exceso de calorías que puede provenir de los alimentos que comemos de carbohidratos, proteínas o grasa dietética”, señala Talamas. “La grasa corporal es esencial para mantener un metabolismo saludable”. 

La mala noticia es que la grasa corporal puede almacenarse como grasa visceral o grasa subcutánea. La grasa visceral, o grasa de la barriga, se almacena alrededor de los órganos abdominales, lo que puede aumentar el riesgo de diabetes y enfermedades cardíacas si se almacena en exceso.

Talamas también dice que es posible tener un peso normal/saludable y tener demasiada grasa visceral, lo que puede aumentar significativamente el riesgo de enfermedad cardíaca e infarto cerebral. Si se tiene demasiada grasa – especialmente alrededor de la cintura – se corre un mayor riesgo de padecer problemas de salud como presión alta, colesterol alto y diabetes.

La grasa dietética no es lo mismo que la grasa corporal

Amy Kimberlain, RDN LDN CDCES, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health

“La grasa dietética, o la que se consume en los alimentos, no sólo proporciona sabor y ayuda a absorber los nutrientes, sino que también es esencial para dar energía a su cuerpo y apoyar la función de las células y los órganos.

Además, puede ayudarle a sentirse más satisfecho durante las comidas y a evitar el comer en exceso”, dice Amy Kimberlain, RDN LDN CDCES, dietista registrada con el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health. “El objetivo es sustituir los alimentos más ricos en grasas saturadas por alimentos más ricos en grasas insaturadas“.

Kimberlain aconseja que la calidad y la cantidad son importantes cuando se trata de qué grasas dietéticas incluir.  Una dieta saludable contiene un 20-35 por ciento de grasas insaturadas que se encuentran en las nueces, las semillas, los aceites vegetales, el aguacate y los pescados grasos como el salmón, el atún y las sardinas.

Lo que usted debe saber acerca de las grasas dietéticas saludables

Los ácidos grasos Omega-3 son un tipo de grasa insaturada que puede reducir la inflamación en el cuerpo. El cuerpo no puede fabricar ácidos grasos Omega-3, por lo que es importante obtenerlos a través de los alimentos que se consumen, como el pescado graso, las nueces, y las semillas de chía, lino y cáñamo.

  • Las grasas dietéticas son más densas en calorías que los carbohidratos y las proteínas. Por lo tanto, es importante tener en cuenta el tamaño de las porciones. Una dieta rica en grasas saturadas puede contribuir a aumentar los niveles de colesterol total. 
  • Limite las grasas saturadas que se encuentran habitualmente en los productos animales y en los alimentos procesados. Un cambio fácil es sustituir la mantequilla (grasa saturada) por un aceite vegetal (grasa insaturada). 

Todas las tres dietistas están de acuerdo en que seguir un patrón de alimentación nutritivo no significa que haya que eliminar todas las grasas, sino que hay que centrarse en incluir grasas más saludables, que son esenciales para crear un plato balanceado. “Una comida no hace ni deshace su salud”, aconseja Kimberlain. “Enfóquese en vez en el panorama general y procure comer más frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, marisco y carnes magras, nueces y semillas”.

********************************************************************************************************************

El análisis de la grasa corporal se está convirtiendo en una herramienta cada vez más importante para ayudar a aquellos que están preocupados por iniciar el camino hacia la pérdida de peso y hacia una perspectiva más saludable. Los análisis de grasa corporal gratuitos están disponibles todo el año en los centros de diagnóstico por imágenes de Baptist Health en los condados de Miami-Dade y Broward. Los pacientes deben ser mayores de 21 años y se requiere una receta médica para la cita. Para más información, visite BaptistHealth.net/BodyFat o BaptistSalud.net/GrasaCorporal.

********************************************************************************************************************

Amy Kimberlain es dietista registrada y especialista certificada en atención y educación de diabetes (CDCES) en el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida. Kimberlain tiene 20 años de experiencia en nutrición y dietética y es portavoz de la Academy of Nutrition and Dietetics, la mayor organización mundial de profesionales de la alimentación y la nutrición. 

Carla Duenas es dietista registrada y especialista certificada en atención y educación de diabetes (CDCES) en el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida. Como apasionada promotora del bienestar y la prevención, y del papel de la nutrición en el manejo de las enfermedades crónicas, los consejos y sugerencias de Dueñas han aparecido en los medios de comunicación impresos y de difusión.

Lucette Talamas es dietista registrada en el Departamento de Salud Comunitaria de Baptist Health South Florida. Le gusta ofrecer información práctica sobre la nutrición para promover los estilos de vida saludables que puedan ayudar a prevenir y a manejar las enfermedades crónicas. Sus expertos consejos y sugerencias han aparecido en los medios de comunicación impresos y de difusión.

Tags: , , , , , , , ,