Grupo operativo estadounidense: Las pruebas de cáncer colorrectal para personas de riesgo promedio deben comenzar a los 45 años

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

5 de November de 2020


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Los adultos de “riesgo promedio” que no tengan síntomas deben ser evaluados para el cáncer colorrectal a los 45 años, cinco años antes de lo que está recomendado actualmente, dice el panel principal de medicina preventiva del país.

La U.S. Preventive Services Task Force actualmente recomienda que las personas entre 50 y 75 años sean evaluadas regularmente para el cáncer colorrectal. Hasta la fecha de sus nuevas directrices anunciadas, la posición del grupo operativo contrastaba con la de la Sociedad Americana del Cáncer (ACS por sus siglas en inglés), la cual actualizó su recomendación en el 2018 para decir que las evaluaciones regulares debían comenzar a los 45 años.

El cáncer colorrectal, que incluye cáncer del intestino, cáncer de colon o cáncer rectal, se refiere a cualquier cáncer que afecte el colon y el recto. La recomendación del grupo operativo ahora está abierta para comentario del público.

“El cáncer colorrectal es la tercera causa principal de muerte por cáncer. Por eso, hacer un impacto en esa tercera causa principal, donde pensamos que han bastantes muertes que se pueden prevenir, puede marcar una gran diferencia”, afirmó Michael Barry, M.D., miembro de la U.S. Preventive Services Task Force y profesor de medicina en la Facultad de Medicina de Harvard.

Las tasas de cáncer colorrectal en personas menores de 50 años han estado aumentando por alrededor de un 2 por ciento cada año. Consulte con su médico de atención primaria para determinar si usted está en riesgo promedio para el cáncer colorrectal y para determinar cuándo debe ser evaluado.

Las directrices actualizadas por la U.S. Preventive Services Task Force no se aplican a los adultos con antecedentes familiares de cáncer colorrectal, un historial de enfermedad intestinal inflamatoria, síndromes genéticos como pólipos cancerosos familiares, un historial personal de cáncer colorrectal anteriormente o de pólipos benignos, o cualquier otro factor de riesgo. Estos adultos de más alto riesgo deben ser evaluados a los 40 años o antes.

“La evaluación temprana está indicada si existe un familiar de primer grado con un historial de cáncer colorrectal y en pacientes con síndromes genéticos conocidos de alto riesgo tales como el cáncer colorrectal sin poliposis hereditaria”, afirmó Michael Chuong, M.D., oncólogo radioterápico en Miami Cancer Institute, quien se especializa en el tratamiento de cánceres gastrointestinales. “Las evaluaciones tempranas deben realizarse a los 40 años, o 10 años antes del diagnóstico del familiar de primer grado, cualquiera que ocurra primero.

La colonoscopia sigue siendo el procedimiento número uno y el más recomendado. También está la “colonoscopia virtual”, para las personas que no quieran someterse a una prueba invasiva. Además, hay kits básicos de evaluación para los cánceres colorrectales que se pueden hacer en casa – la prueba de sangre fecal oculta (FOBT por sus siglas en inglés); La prueba inmunoquímica fecal (FIT por sus siglas en inglés); y la prueba fecal de ADN. Si estas pruebas tienen resultados positivos, entonces generalmente se recomienda una colonoscopia.

Sin embargo, es solamente durante una colonoscopia que se pueden extirpar los pólipos precancerosos o de apariencia sospechosa.

“Debemos educar al público acerca de la gran prevalencia de cáncer colorrectal, y de que las pruebas pueden detectar el cáncer colorrectal a etapas más tempranas cuando es más curable”, dice el Dr. Chuong. “Las recomendaciones nacionales para las pruebas de cáncer colorrectal existen porque la detección salva vidas”.

Tags: , , , ,