Funcionarios de salud de los EE.UU.: Las vacunas de refuerzo contra la COVID-19 probablemente comiencen a estar disponibles para todos en septiembre

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

18 de August de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Una tercera vacuna para todos los que han sido completamente vacunados con el régimen de dos inyecciones de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna comenzará a estar disponible el 20 de septiembre porque los datos han encontrado que la protección de las vacunas – por lo menos contra la enfermedad leve a moderada – se ve reducida con el tiempo, según una declaración conjunta por los funcionarios de salud de los Estados Unidos.

Los oficiales enfatizaron que las vacunas que están autorizadas actualmente son “notablemente eficaces para reducir el riesgo de enfermedad severa, hospitalización y muerte, incluso contra la variante Delta que está circulando ampliamente”. No obstante, la eficacia de las vacunas se ve reducida con el pasar del tiempo. Estos dijeron que las vacunas de refuerzo comenzarán a ofrecerse la semana del 20 de septiembre.

En ese momento, las personas que se vacunaron completamente antes, cuando las vacunas primero estuvieron disponibles, incluyendo muchos proveedores de atención de salud, residentes de residencias de ancianos y otras personas de tercera edad, probablemente serán elegibles para recibir un refuerzo, dijeron los funcionarios de salud. La disponibilidad de las vacunas de refuerzo aún requiere una autorización final por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) y una recomendación formal por los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE.UU. (CDC).

“Los datos disponibles ponen muy claro que la protección contra la infección de la COVID-19 comienza a verse reducida con el pasar del tiempo, después de las dosis iniciales de las vacunas, y en asociación con la dominancia de la variante Delta, estamos viendo evidencia de protección reducida contra la enfermedad leve a moderada”, según la declaración firmada por Rochelle Walensky, M.D., Directora de los CDC; Janet Woodcock, M.D., Anthony Fauci, M.D., asesor médico de la Casa Blanca, y otros líderes de salud de los EE.UU.

Las vacunas de refuerzo son recomendadas para todos comenzado alrededor de ocho meses después de haberse puesto la segunda dosis de las vacunas de Pfizer o Moderna. Se espera que la FDA apruebe la vacuna de refuerzo de Pfizer el mes que viene. La autorización de la vacuna de refuerzo de Moderna probablemente le seguirá. También se espera que los CDC recomiende oficialmente las vacunas de refuerzo después de la autorización de la FDA.

“Basado en la evaluación más reciente, la protección contra la enfermedad severa, la hospitalización y la muerte pueden verse reducidas en los próximos meses, especialmente entre las personas que están en más alto riesgo o que fueron vacunadas durante las primeras fases de la disponibilidad de las vacunas”, dijeron los funcionarios de salud de los EE.UU.

La semana pasada, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) autorizó dichas “vacunas de refuerzo” para aquellas personas con sistemas inmunológicos comprometidos, tales como los recipientes de transplantes de órganos y algunos pacientes de cáncer.

La recomendación de la vacuna de refuerzo surgió debido a la dominancia de la altamente contagiosa variante Delta, en combinación con datos que han demostrado que la inmunidad de las vacunas se ve reducida al pasar de seis meses o más. Las tres vacunas autorizadas actualmente parecen ofrecer suficiente protección contra la enfermedad severa, la hospitalización y la muerte por causa de delta y otras variantes, según los estudios de investigación que han repasado la eficacia de las vacunas después de seis meses.

La FDA ha estado considerando si los adultos que recibieron la vacuna de una sola dosis de Johnson & Johnson también requerirán una vacuna de refuerzo. Los funcionarios están anticipando resultados de un ensayo clínico que administró a los participantes dos dosis de la vacuna de Johnson & Johnson. “También anticipamos que probablemente se requieran vacunas de refuerzo para las personas que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson (J&J)”, dijo la declaración conjunta de hoy. La administración de la vacuna de J&J no comenzó en los EE.UU. hasta marzo del 2021, y esperamos más datos acerca de la vacuna de J&J en las próximas semanas. Con esos datos en mano, mantendremos al público informado con un plan oportuno para las vacunas de J&J también”.

Los segmentos más vulnerables de la población deben ser parte de esta nueva ola de vacunas de refuerzo, dijeron los funcionarios de salud. Las primeras vacunas de refuerzo deben administrarse a los residentes de los hogares de ancianos, los trabajadores de atención de salud y los trabajadores de emergencia. Estos grupos fueron los primeros en ser vacunados a finales del año pasado cuando las vacunas fueron inicialmente aprobadas.

Más de 155 millones de personas en los EE.UU. están completamente vacunadas con las vacunas de mRNA de Pfizer-BioNTech y Moderna.

Tags: