Espere algo mejor: Papas asadas al estilo bistró

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de marzo de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Si hay algo que los estadounidenses esperan tener en un plato de comida son las papas, o más específicamente, las papas fritas.

De las 114 libras de papas que cada persona consume anualmente en Estados Unidos, la mayoría son procesadas, en gran parte convertidas en papas fritas congeladas, según National Potato Council. “La mayoría de la gente come papas fritas sin siquiera pensarlo”, dijo Rod Knight, chef ejecutivo en West Kendall Baptist Hospital.

En parte, los restaurantes y establecimientos de comida rápida nos han acostumbrado a esperar papas como guarnición y por lo regular llenan cada plato con una montaña de papas fritas que equivale, no a una, sino a varias porciones. “Desde la perspectiva de los dueños de restaurantes, las papas fritas son fáciles y baratas”, explicó el chef Knight.

Hay muchas opciones saludables y deliciosas que pueden ser estupendas guarniciones para nuestras comidas, desde vegetales verdes y coles de Bruselas asados hasta puré de calabaza, según dijo el chef Knight. Pero si su familia clama por unas papas fritas de vez en cuando, usted puede crear una versión saludable a partir de papas frescas siguiendo unos cuantos pasos extra (vea la receta).

“Cuando hierve las papas con el bicarbonato de sodio, cambia el equilibrio de pH y la capa exterior se endurece”, explicó el chef Knight. “Luego, al hornearlas, las papas obtienen esa sensación crujiente similar a la de las papas fritas, solo que al preparalas de esta forma son más saludables para usted”.

 

Papas asadas al estilo bistró

Cortesía del chef ejecutivo Rod Knight

Ingredientes
■ 4 libras de papas russet o Yukon Gold, peladas y cortadas en forma de papas fritas en cuña
■ Una pizca de sal kosher
■ ½ cucharadita de bicarbonato de sodio
■ 6 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
■ 2 dientes de ajo picados finamente
■ Pimienta negra recién molida
■ Perejil fresco y cebollines para adornar

Preparación

  1. Precaliente el horno a 450˚F.
  2. Hierva medio galón de agua en una olla grande. A continuación, añada la pizca de sal kosher, el bicarbonato de sodio y las papas, y revuélvalos ligeramente. Deje que vuelva a hervir y seguidamente baje la llama a fuego lento.
  3. Cocine las papas hasta que no sienta mucha resistencia cuando inserte un tenedor (aproximadamente 10 minutos). No las cocine de más. Cuando estén listas, escúrralas y deje que el exceso de agua se evapore (alrededor de un minuto).
  4. Vierta la mitad de las papas en un tazón y mézclelas con aceite de oliva (reserve un poco para el final). Este es el paso importante: revuelva bien las papas, pero cuide que no se partan. Notará que una capa parecida a puré de papas cubrirá cada papa frita. Luego repita este paso con la otra mitad de las papas.
  5. Transfiera las papas a una bandeja grande para hornear. Distribúyalas uniformemente cuidando que quede separación entre ellas. Colóquelas en el horno y áselas sin moverlas durante aproximadamente 20 minutos.
  6. Con una espátula fina voltee las papas y deles una buena agitada para asegurar que no se peguen. Continúe
    asándolas durante 30-40 minutos volteándolas y agitándolas periódicamente, hasta que las papas adquieran un color marrón y estén crujientes por todos lados.
  7. Vierta las papas en un tazón grande y añada el ajo, el perejil, los cebollines, la pimienta negra y el resto del aceite de oliva. Mezcle los ingredientes y sirva inmediatamente.

DATOS NUTRICIONALES:
Rinde para 6 porciones de aproximadamente una taza cada una. Calorías: 356; grasa: 14 g; grasa saturada: 2 g; carbohidratos: 54 g; fibra: 7 g; azúcar: 2 g; proteína: 6 g.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *