Esperanza para pacientes de cáncer pediátrico

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

23 de September de 2015


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Las historias que acompañan las fotos en los medios sociales son desgarradoras: Un niño pequeño, comenzando a vivir su vida es diagnosticado con cáncer y ahora está luchando por esa vida.

Los padres quienes se enfrentan con la devastación de la situación, a menudo buscan apoyo emocional, espiritual y hasta financiero de su comunidad por internet para ayudar a aliviar la impotencia que sienten – mientras tratan de mantenerse fuertes para apoyar a su hijo enfermo y a los otros hermanos.

“Un diagnóstico de cáncer pediátrico no es fácil para nadie”, dijo Doured Daghistani, M.D., director médico de hematología y oncología pediátrica en Baptist Children’s Hospital y jefe de hematología y oncología pediátrica del Miami Cancer Institute. “Pero con los nuevos tratamientos disponibles y un entendimiento más claro de cómo se comportan los cánceres pediátricos, estamos viendo un cambio de un “vaso medio vacío” a un “vaso medio lleno”.

Según el National Cancer Institute, los tipos de cáncer más comunes en niños desde recién nacidos hasta los 14 años son la leucemia aguda linfocítica (ALL por sus siglas en inglés), los tumores cerebrales y los neuroblastomas los cuales son tumores que se encuentran en los nervios del sistema nervioso simpático.

Y mientras que los medios sociales y las campañas para crear conciencia, tales como el Mes de Concientización del Cáncer Infantil, se enfocan en las víctimas y en los sobrevivientes de estos cánceres, el Dr. Daghistani cita estadísticas que indican que estos cánceres dice él, aun son bastante raros. De hecho la American Cancer Society estima que alrededor de 10,000 niños menores de 15 años serán diagnosticados con cáncer este año, representando alrededor de 1 por ciento de la población de los EE.UU.

Sin embargo, porque la población en general de los Estados Unidos está aumentando, la incidencia de cáncer pediátrico ha aumentado levemente en las pasadas décadas. Aun así el National Cancer Institute reporta que las tasas de muerte para niños se han visto reducidas por casi un 70 por ciento en los últimos 40 años.

‘Supervivencia de los Sobrevivientes’

“A medida que continuamos buscando tratamientos que ayuden a mejorar las tasas de supervivencia de algunos de estos cánceres al 85 por ciento, como estamos viendo ahora con la leucemia aguda, debemos ahora tratar de prevenir o disminuir la toxicidad a largo plazo de los sobrevivientes de cáncer infantil, que ahora están en los 20 y los 30 años de edad”, dijo el Dr. Daghistani. “Hemos dirigido alguna atención a asegurar la ‘supervivencia de los sobrevivientes’”.

El National Cancer Institute estima que para el 2010, habían alrededor de 380,000 sobrevivientes de cáncer infantil y adolescente viviendo en los Estados Unidos. Además, se espera que ese número aumente a medida que se descubren nuevos tratamientos y un mejor entendimiento de cómo se desarrolla el cáncer.

Pero el Dr. Daghistani señala que aun con su cáncer en remisión, los sobrevivientes de cáncer pediátrico tienen riesgos para otros problemas de salud relacionados con su tratamiento de cáncer más adelante en la vida. Estos llamados “efectos tardíos” incluyen cánceres secundarios, problemas del corazón y los pulmones, retrasos en el crecimiento, infertilidad, y discapacidades de aprendizaje, según la American Cancer Society. Los investigadores han trazado estas condiciones de salud a los tratamientos de quimioterapia y radiación para la batalla de los sobrevivientes contra el cáncer infantil.

Un equipo de apoyo

En Baptist Children’s Hospital, un equipo entero de proveedores de salud asiste a los pacientes y a sus familias desde el momento en el cual se descubre un diagnóstico de cáncer, a través del tratamiento y hacia a supervivencia, nota el Dr. Daghistani.

“Nuestro Equipo de Apoyo de Oncología Pediátrica” consiste de trabajadores sociales para proporcionar a los padres con los recursos para ayudarles a cuidar de su hijo, psicólogos y profesionales de atención paliativa para lidiar con el aspecto de la tristeza que conlleva un diagnóstico de cáncer, especialistas de vida infantil para ayudar a mantener un sentido de normalidad para el niño, y Atención Pastoral y apoyo auxiliar para cualquier otra necesidad que puedan tener los pacientes y sus familias”, dijo él. Y más allá de su tratamiento en el hospital, los pacientes y sus padres reciben educación acerca de cómo mantener un calendario regular de chequeos médicos para asegurar que todos los asuntos de salud se descubran y se traten lo más temprano posible.

“Yo ya he visto mucho progreso en el tratamiento del cáncer pediátrico durante mi vida” dijo el Dr. Daghistani. “Tengo esperanzas de que un día la detección del cáncer pediátrico sea parte de las pruebas que se la hacen los recién nacidos y que una vacuna contra estos sea desarrollada”.

Mientras tanto, dice él, los avances en el tratamiento como la terapia de protones, la cual estará disponible en el Sur de la Florida cuando abra el Miami Cancer Institute, ayudarán a mejorar la supervivencia a largo plazo de los niños diagnosticados con cáncer.

“Gracias a Dios que hemos realizado la importancia del apoyo y que estamos continuando el desarrollo de nuevos tratamientos”, dijo él. “Nuestro vaso de esperanza está medio lleno”.

Etiquetas: , , , ,


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *