¿Es su catarro en realidad una infección sinusal?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

29 de January de 2018


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

¿Ha tenido usted dolor de garganta, congestión y dolor de cabeza por semanas? Es posible que lo que usted pensó era un catarro, es en realidad una infección sinusal, también conocida como sinusitis.

La sinusitis, una enfermedad común que afecta tanto a los adultos como a los niños, ocurre cuando un virus o una bacteria infecta los senos paranasales, que son los espacios huecos alrededor de los huesos de la nariz. Puede comenzar al final de un catarro, por causa de las alergias, o como resultado de cualquier condición que parcialmente bloquee las cavidades nasales. Lo bueno es que si usted busca atención médica temprana, el alivio de los síntomas usualmente ocurre más rápidamente y usted estará respirando mejor en un dos por tres.

Si su catarro no se le ha resuelto en más o menos una semana, es hora de ver a su médico, dijo Andres Lichtenberger, M.D. doctor en medicina interna con Baptist Health Primary Care. “Cuando usted tiene catarro, puede tener fiebre, dolor de garganta y la nariz tupida”, dijo el Dr. Lichtenberger. “Con la sinusitis, usted puede tener muchos de esos mismos síntomas en conjunto con más presión y dolor en el área alrededor de la nariz y los ojos”.

Los catarros y las infecciones sinusales causan inflamación en el revestimiento de los senos paranasales. Esto puede atrapar mucosidad en las cavidades, y hacerle más difícil respirar. A menudo, las infecciones sinusales mejoran con la ayuda de descongestionantes y antihistamínicos sin receta como Mucinex DM, DayQuil, NyQuil o Sudafed, dijo el Dr. Lichtenberger. Además, los aerosoles nasales y los tés calientes con miel y limón pueden ayudar a abrir los conductos nasales y a aliviar el dolor de garganta.

¿Qué es lo que no funciona? La Vitamina C y otros suplementos. “Es un mito que tomar Vitamina C o suplementos que contengan magnesio o selenio puede prevenir o acortar un catarro”, dijo él. En vez, es mejor lavarse las manos con frecuencia y evitar a las personas que están enfermas.

Hay momentos en los cuales se recetan antibióticos o antiinflamatorios como cortisona, un esteroide que ayuda a disminuir la inflamación, para la sinusitis. Una visita a su médico también puede descartar la influenza o el estreptococo y puede determinar los medicamentos correctos para su enfermedad específica.

El Dr. Lichtenberger refiere algunos pacientes, en particular a esos que no responden bien a los medicamentos o los que tienen sinusitis crónica o recurrente, a un otorrinolaringólogo – un especialista en garganta, nariz y oído (ENT por sus siglas en inglés)

“El especialista tiene la capacidad de ir directamente dentro de las fosas nasales para visualizar los senos paranasales y determinar si usted necesita otro tipo de tratamiento”, dijo él. Insertando un endoscopio (un pequeño tubo con una cámara al final) por la nariz, el especialista puede ver si usted tiene otros problemas tales como pólipos nasales y puede ensanchar los conductos nasales para permitir que la mucosidad drene mejor. El médico también puede ordenar un escán por tomografía computarizada (CT) para estudiar las cavidades nasales con más detalle.

Si usted tiene un niño que tiene un catarro que no se le quita, vea a su pediatra o a su médico de familia. El tratamiento para la sinusitis es similar para los adultos y para los niños. Sin embargo, los médicos no recomiendan algunos medicamentos para los niños.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *