¿Es la carne blanca verdaderamente más saludable que la carne roja?

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de June de 2019


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

¿Es la carne blanca verdaderamente más saludable que la carne roja?

Es una noción ampliamente establecida de que la carne blanca es generalmente más saludable que la carne roja. Sin embargo, un nuevo estudio está desmintiendo esta creencia tan popular.

Tanto la carne roja como la carne blanca, primordialmente las aves, tienen los mismos efectos negativos en los niveles de colesterol de la sangre, según un nuevo estudio publicado en la revista American Journal of Clinical Nutrition. Los mismos investigadores se sorprendieron con los hallazgos, sin mencionar a la mayoría de los médicos, los dietistas y el público en general.

Además, se llegó a la controversial conclusión sin importar si las dietas monitoreadas, consumidas por los participantes del estudio contenían altos niveles de grasas saturadas de otras fuentes. Se ha comprobado que las grasas saturadas aumentan el colesterol de la sangre. El estudio fue encabezado por científicos del Children’s Hospital Oakland Research Institute (CHORI) – la rama investigativa de UCSF Benioff Children’s Hospital Oakland.

“Cuando planeamos este estudio, esperábamos que la carne roja tendría efectos más adversos en los niveles de colesterol de la sangre que la carne blanca, pero estamos sorprendidos de que este no sea el caso – sus efectos en el colesterol son idénticos cuando los niveles de grasas saturadas son equivalentes”, afirmó el autor principal del estudio, Ronald Krauss, M.D., científico senior y director de Investigación de Arterioesclerosis en CHORI.

Sin embargo, el hallazgo principal del estudio no fue sorpresa: las proteínas basadas en las plantas que son derivadas de los vegetales, los productos lácteos y las legumbres, que incluyen los frijoles, las lentejas y los guisantes, ofrecen las mejores opciones de nutrición para la salud del corazón.

Los alimentos basados en las plantas son recomendados

“Los hallazgos están de acuerdo con las recomendaciones que promueven las dietas con una alta proporción de alimentos basados en las plantas, sin embargo, basado en los efectos lípidos y de lipoproteínas, (los hallazgos) no proporcionan suficiente evidencia para escoger la carne blanca sobre la carne roja para reducir el riesgo para la enfermedad cardiovascular”, escribieron los investigadores.

El Dr. Krauss, que también es profesor de medicina de UCSF (University of California at San Francisco), señaló que las carnes estudiadas no incluían la carne de res alimentada por pasto o los productos procesados tales como el tocino o el salchichón; tampoco incluyeron el pescado.

Las directrices dietéticas del gobierno de los EE.UU., también conocidas como Mi Plato, se enfocan en opciones basadas en las plantas, dice Lucette Talamas, dietista registrada con el departamento de salud comunitaria de Baptist Health South Florida.

“La mitad de ‘Mi Plato’ está compuesta de frutas y vegetales, mientras que la otra mitad está compuesta de granos y proteína, dice Talamas. “Quiero enfatizar que un 75 por ciento del plato siempre ha estado basado en las plantas. Eso puede ser algo que la gente no sepa. Las recomendaciones nunca han tenido demasiadas proteínas animales”.

El vínculo de la carne roja con la enfermedad cardiaca y el cáncer colorrectal

El consumo de carne roja se ha convertido en algo impopular, debido a su vínculo establecido con la enfermedad cardiaca. Las directrices dietéticas del gobierno han recomendado el consumo del pescado y las aves como una alternativa más saludable a la carne roja. Además, una dieta alta en carne roja, grasas saturadas y carnes procesadas y curadas, es considerada un riesgo para el cáncer colorrectal, el cual es el segundo cáncer principal entre las mujeres y el tercer cáncer principal entre los hombres.

Como parte del estudio, los investigadores dividieron a los hombres y las mujeres saludables en dos grupos, según su consumo regular de altos niveles de ácidos grasos saturados o bajos niveles de ácidos grasos saturados.

Dentro de estas dos ramas del estudio, los investigadores asignaron aleatoriamente a los participantes – que tenían entre 21 a 65 años de edad y tenían un índice de masa corporal (IMC) de 20 a 35 – a un grupo de carne roja, un grupo de carne blanca y un grupo de proteína que no proviene de la carne. Todos consumieron los alimentos asignados por cuatro semanas.

Luego de eso, los investigadores midieron el colesterol de lipoproteína de baja densidad (LDL) o el “colesterol malo”, los niveles de apolipoproteína B, partículas pequeñas de y medianas de LDL, y el colesterol de lipoproteína de alta densidad (HDL) o el “colesterol bueno”. Consumir tanto las carnes rojas como las carnes blancas aumentó los niveles de colesterol en la sangre más que consumir niveles equivalentes de proteínas basadas en las plantas.

“¿Se puede consumir una dieta basada en las plantas e incluir algunas proteínas animales? Sí se puede”, dice Talamas. Sin embargo, en los Estados Unidos, la proteína no es un nutriente inquietante. Muchos de nosotros estamos consumiendo demasiada proteína de todas maneras. Se puede consumir una cantidad limitada de proteína animal y aún tener una dieta mayormente basada en las plantas”.

Etiquetas:


There are no comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *