En la línea de salida: Una paciente de cáncer y su cirujana están listas para correr

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

4 de February de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Correr las 26.2 millas del Life Time Miami Marathon & Half era una meta que Tracey Hecht se había puesto mientras luchaba contra el cáncer de seno, una jornada que incluyó múltiples cirugías, quimioterapia y radioterapia. Ella sabía que cruzar la línea de meta sería un símbolo de su gran victoria. Sin embargo, lo que nunca imaginó fue que corriendo junto a ella estaría Starr Mautner, M.D., su cirujana de seno de Miami Cancer Institute.

(No deje de verlo: La sobreviviente de cáncer de seno Tracey Hecht y su cirujana, la Dra. Starr Mautner, hablan de correr juntas en el Miami Marathon el 6 de febrero. Video en inglés por Dylan Kyle.)


“Se me paran los pelos sólo de pensar en poder empezar con la Dra. Mautner”, dijo la Sra. Hecht. “Empezar la carrera con alguien que literalmente me salvó la vida, es un evento muy especial”. El 6 de febrero, entre los miles de personas que están programadas para correr el recorrido que serpentea a través de la ciudad, las dos se alinearán juntas: la Sra. Hecht correrá el maratón completo mientras la Dra. Mautner afronta su primer medio maratón.

Starr Mautner, M.D., cirujana de seno de Miami Cancer Institute

Las dos mujeres, que tienen dos hijos pequeños cada una, comparten su pasión por un estilo de vida activo y saludable. Su plan de correr juntas surgió de la admiración mutua que desarrollaron durante el tratamiento de la Sra. Hecht.

“Ella me inspira mucho”, dice la Dra. Mautner, que admite que, aunque hace jogging y es atlética, nunca ha sido corredora de larga distancia. “Tracey estaba en tratamiento cuando me di cuenta de que su meta era correr el maratón. Me quedé atónita. Pensé que, si ella podía correr el maratón, yo podría correr el medio maratón”.

La Sra. Hecht, de 37 años, es entrenadora de carreras certificada, entrenadora personal e instructora de bootcamp. Mientras la Dra. Mautner aumentaba su propio programa de entrenamiento para prepararse para el gran evento, la Sra. Hecht siempre estaba allí con una palabra de ánimo. Su mensaje a la Dra. Mautner antes de la carrera: “Nos vemos en la línea de meta”.

Un diagnóstico de cáncer

Las dos se conocieron en noviembre del 2020. A la Sra. Hecht ya le habían diagnosticado un agresivo cáncer de seno triple negativo en el lado izquierdo que se había extendido a los ganglios linfáticos de la axila. Estaba terminando la quimioterapia en otro hospital cuando los médicos le dijeron que no harían la cirugía reconstructiva al mismo tiempo que su doble mastectomía prevista. Buscó a la Dra. Mautner para que le diera una segunda opinión y encontró en ella a alguien que se preocupaba profundamente por las inquietudes de sus pacientes.

“Para ella, esto fue algo devastador. Es una mujer joven, y normalmente nos gusta ofrecer la reconstrucción al mismo tiempo cuando es posible”, dijo la Dra. Mautner. “No vi ninguna afectación del cáncer en la piel y la hice reunirse con un cirujano plástico de aquí”.

Harry Salinas, M.D., cirujano plástico reconstructivo de Miami Cancer Institute, coincidió con la evaluación de la Dra. Mautner. La Sra. Hecht se sintió enormemente aliviada.

“Sentí que estaban allí para apoyarme. Yo no era sólo un número”, dijo la Sra. Hecht. El 18 de noviembre del 2020, la Sra. Hecht se sometió a una mastectomía doble y a una disección de los ganglios linfáticos junto con la primera parte de la reconstrucción, que consistió en colocar expansores bajo la piel. Para reducir el riesgo de recurrencia, en febrero del 2021, la Sra. Hecht comenzó la radioterapia con la oncóloga radioterápica Ana Botero, M.D., junto con la quimioterapia oral.

Está en los genes

Tracey Hecht y su familia

A la Sra. Hecht no le sorprendió su diagnóstico de cáncer. Unos 10 años antes, las pruebas genéticas revelaron que tenía una mutación del gen BRCA 1, que se sabe que aumenta considerablemente el riesgo de que una mujer desarrolle cáncer de seno y de ovarios. Siguió las recomendaciones de detección, haciéndose una mamografía, un sonograma o una resonancia magnética cada seis meses, retrasando las pruebas sólo durante sus dos embarazos.

Fue mientras amamantaba a su segundo hijo cuando notó algo de dolor y sangre en su leche materna. También había experimentado una fiebre baja. Su madre, ginecóloga y obstetra retirada, había optado por una mastectomía profiláctica bilateral años antes tras descubrir que tenía la mutación BRCA 1. Ella insistió en que su hija fuera al médico inmediatamente.

“En realidad, no fue un shock”, dice la Sra. Hecht sobre su diagnóstico. “Pensaba hacerme una doble mastectomía preventiva después de tener hijos y terminar la lactancia”. También comprendió que se enfrentaba a otras decisiones. Con su prueba de BRCA positiva y un historial familiar de cánceres ginecológicos, estaba considerando la posibilidad de someterse a una histerectomía.

Todo bajo un mismo techo

El 11 de agosto del 2021, la Sra. Hecht se dirigió de nuevo a la sala de operaciones. John Díaz, M.D., jefe de Oncología Ginecológica de Miami Cancer Institute, le realizó una histerectomía como medida preventiva. Se le unió el Dr. Christopher Gómez, cirujano urológico del Instituto, que reparó el prolapso de algunos tejidos debilitados durante el parto. Y el Dr. Salinas completó la reconstrucción mamaria.

“Sabemos que cuando se realiza una cirugía de reducción del riesgo en mujeres premenopáusicas que dan positivo en las pruebas de las mutaciones BRCA, se produce una reducción de hasta el 95 por ciento del riesgo de cáncer de ovario”, dijo el Dr. Díaz. “Pero la decisión de someterse a una ooforectomía profiláctica, o extirpación de los ovarios, debe ser una decisión individual tomada tras una discusión entre la paciente y sus médicos”.

La Sra. Hecht agradeció que los médicos de Miami Cancer Institute colaboraran tan estrechamente y coordinaran los procedimientos. “Poder tener varios tratamientos bajo un mismo techo fue increíblemente útil”, dijo.

De nuevo en el juego

Tracey Hecht entrenando para el Miami Marathon 2022

Cuando los médicos le dieron el visto bueno, la Sra. Hecht volvió a correr poco a poco. En noviembre del 2021, empezó a dar clases de bootcamp nuevamente. “Cuando corro, mi cerebro se desconecta. Me da una de corredor”, dijo ella. “Volver a ese punto fue donde realmente me sentí yo misma”.

Ahora, sin ninguna señal de cáncer, la Sra. Hecht está combinando lo que ha aprendido como paciente con su empresa de entrenamiento personal. Está trabajando con otras madres jóvenes y mujeres que se están recuperando del tratamiento del cáncer, modificando los ejercicios y los programas de entrenamiento para mantenerlas seguras mientras sanan.

Recibir un diagnóstico de cáncer de seno cuando se tiene una mutación genética conocida puede ser devastador, dijo la Sra. Hecht. “Pero estoy aquí para decir que no es una sentencia de muerte. Soy la prueba viviente de que no lo es”.

Antes de la carrera, la Dra. Mautner tenía un mensaje para su paciente y amiga. “Has hecho cosas más difíciles. Espero celebrar nuestras victorias en la línea de meta”.

Tags: , , , , , , , ,