En el Día Mundial del Cáncer, más motivos para la esperanza

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

17 de February de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Con motivo del Día Mundial del Cáncer, el 4 de febrero, Louise E. Morrell M.D., directora de Lynn Cancer Institute en Boca Raton Regional Hospital, presentó un seminario web para destacar algunos de los principales avances en la lucha contra el cáncer. Según la Dra. Morrell, hay muchos motivos para ser optimistas, ya que nuestra capacidad para detectar y tratar el cáncer – dondequiera que se produzca- sigue mejorando.

“Prácticamente para todos los tipos de cáncer, estamos asistiendo a importantes avances derivados de años y años de ensayos clínicos, y cada día se inscriben pacientes en nuevos estudios”, afirma la Dra. Morrell, oncóloga médica cuyo enfoque incluye a la genética del cáncer. Uno de los avances más importantes, según ella, es el uso de las inmunoterapias para tratar ciertos tipos de cáncer.

“Algunas células cancerosas tienen la capacidad de activar un interruptor en las células inmunológicas, impidiéndoles reconocer las células cancerosas intrusas como extrañas”, explica la Dra. Morrell. “Ahora tenemos la capacidad de manipular su sistema inmunológico para que vuelva a activar ese interruptor en sus células, permitiéndoles reconocer de nuevo las células cancerosas como extrañas”.

Louise Morrell, M.D., directora de Lynn Cancer Institute en Boca Raton Regional Hospital

Las inmunoterapias han desempeñado un papel crucial en el tratamiento de los cánceres de seno triplemente negativos, que, según la Dra. Morrell, son más difíciles de tratar. “Hace años, la cirugía era la única opción para estas pacientes, y era una cirugía mayor que implicaba la extirpación del seno, los ganglios linfáticos circundantes y los músculos pectorales”, señala. Ahora, dice ella, una simple tumorectomía puede extirpar sólo el bulto canceroso y preservar el tejido sano circundante, ayudando a la paciente a evitar una cirugía mayor y una larga recuperación.

Además, según la Dra. Morrell, los médicos de Lynn Cancer Institute, que forma parte de Baptist Health South Florida, están utilizando la inmunoterapia en combinación con la quimioterapia para tratar el cáncer de seno triple negativo, así como otros tipos de cáncer, como el melanoma y el cáncer de pulmón. “Ha llevado a profundas diferencias en los resultados”, afirma ella. “Hemos visto la reducción de tumores que nunca pensamos que se reducirían”.

Otros motivos para estar optimistas

La Dra. Morrell afirma que otros avances destacables en el tratamiento del cáncer incluyen:

• El uso de inhibidores de PARP (poli adenosina difosfato-ribosa polimerasa, un tipo de enzima). La Dra. Morrell afirma que este fármaco oncológico dirigido, que se administra mediante una píldora, también ha demostrado su eficacia en el tratamiento de pacientes con cáncer de seno triple negativo.

• Los avances en la radioterapia, incluyendo el uso de radiofármacos que, según la Dra. Morrell, ofrece a los oncólogos radioterápicos una nueva herramienta para tratar el cáncer que ha migrado fuera del órgano original.

Un programa de terapia de protones como el que aparece en la imagen de arriba en Miami Cancer Institute estará pronto disponible en Lynn Cancer Institute

• La incorporación de un Centro de Terapia de Protones en Lynn Cancer Institute. Junto con Miami Cancer Institute, que también forma parte de Baptist Health, Lynn será uno de los pocos centros oncológicos de toda la región que ofrecerá esta sofisticada tecnología, que, según la Dra. Morrell, permite a los oncólogos radioterápicos administrar una radiación de rayo de protones muy precisa directamente a las células cancerosas.

• Se ha mejorado la capacidad para detectar y tratar distintos tipos de cáncer de pulmón. Aun así, la detección precoz es clave para el tratamiento de cualquier cáncer, y se recomienda un examen por tomografía computarizada (CT) rápido y sencillo para los fumadores actuales y pasados de entre 50 y 80 años, dice la Dra. Morrell.

• Las biopsias líquidas se utilizan ahora para confirmar la presencia del cáncer y hasta qué punto se ha extendido. Según la Dra. Morrell, una persona con cáncer tiene partículas de ADN de ese cáncer circulando por su sangre. Ahora es posible medir el nivel de esas partículas, lo que puede ayudar al oncólogo a determinar la magnitud del cáncer.

• Los avances en las pruebas genéticas de detección para los cánceres hereditarios – como el de seno causado por una mutación en el gen BRCA de la familia – han permitido determinar los riesgos de una persona e incluso tomar medidas para prevenirlos. Sin embargo, la precisión de estas pruebas depende totalmente de la interpretación correcta de sus resultados, advierte la Dra. Morrell, una razón más para buscar atención en un centro oncológico donde los especialistas tienen años de experiencia en el diagnóstico y tratamiento de muchos tipos distintos de cáncer y son considerados expertos en sus respectivos campos.

Tratar a la persona en su totalidad

En Lynn Cancer Institute siempre se enfatiza el “dimensionar correctamente” el tratamiento del paciente, según la Dra. Morrell. “Nuestro primer deber como médicos es pensar en lo que va a curar su cáncer y darle la mayor supervivencia, y al mismo tiempo limitar su exposición y minimizar su riesgo de desarrollar complicaciones o efectos secundarios durante y después del tratamiento”, dice ella. “Para preservar la función de los órganos y la calidad de vida en general, queremos darle exactamente lo que necesita para eliminar las células cancerosas y nada más”.

La Dra. Morrell se apresura a señalar que los avances en el conocimiento y la tecnología por sí solos no garantizan necesariamente los resultados satisfactorios para los pacientes. En Lynn Cancer Institute, dice ella, la ciencia va de la mano con la comprensión de que cada paciente es un individuo. “No tratamos un informe médico, ni un escán, ni un número de caso”, dice ella. “Entendemos que cada paciente tiene una vida y trae consigo un conjunto único de problemas y desafíos”. Éstos, según ella, pueden influir en el tratamiento y la recuperación del paciente y deben abordarse en cada paso del camino.

La Dra. Morrell señala que Lynn Cancer Institute fue edificado en torno a la filosofía de tratar a la persona en su totalidad, y que los pacientes deben tener acceso a todos los recursos que puedan necesitar para recorrer con éxito su camino hacia el cáncer. Estos servicios de apoyo incluyen, entre otros, el asesoramiento emocional y psicológico, el tratamiento de los síntomas, el control del dolor, la preparación física y la nutrición, entre otros. “Todo forma parte del proceso aquí en Lynn”, dice ella. “Los pacientes saben que tienen todo un equipo trabajando tras bastidores para ayudarles”.

Para más observaciones de la Dra. Morrell sobre el Día Mundial del Cáncer, los archivos de vídeo, audio y PDF del seminario web están disponibles en el sitio web de Lynn Cancer Institute.

Tags: , , ,