Ella es peluquera y sobreviviente de cáncer de seno: ‘La parte más difícil de mi tratamiento fue perder mi cabello’

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

1 de March de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Como peluquera por más de 30 años y como “persona muy privada”, la vida de Gabrielle Bauer, de 50 años, cambió dramáticamente cuando fue diagnosticada con cáncer ductal invasivo, el tipo más común de cáncer de seno.

Luego de batallar la enfermedad, la madre de tres hijos comenzó a devolverle a la comunidad, usando sus habilidades como peluquera para ayudar a otras pacientes con cáncer de seno a sentirse bien y a lucir bien durante el difícil camino hacia la recuperación.

Bauer se enteró que tenía cáncer después de una mamografía de detección de rutina en el 2018. “Cuando primero escuché que era cáncer, me quedé en shock. Tenía mucho miedo”, recuerda ella. “Yo tengo tres hijos; soy una mujer joven; estaba trabajando; para mí fue algo como – este es el fin”.

Joseph Colletta, M.D., cirujano del seno de Lynn Cancer Institute, le explicó a Bauer que su tipo de cáncer de seno representaba la gran mayoría de todos los cánceres de seno. Con el tiempo, el carcinoma ductal invasivo puede regarse a los nódulos linfáticos y posiblemente a otras partes del cuerpo. Debido a su edad tan joven, a Bauer le hicieron un ultrasonido, el cual encontró un segundo cáncer en el mismo seno.

“Ella tenía lo que los especialistas llaman cáncer ductal invasivo multifocal del seno derecho”, dijo el Dr. Colletta. “Biológicamente no era un cáncer agresivo, lo cual era algo positivo para ella. Pero sí resultó que tenía rastros de cáncer en sus nódulos linfáticos axilares”. Ella tenía un cáncer de seno localmente avanzado que involucraba varios sitios en su seno derecho.

Bauer también resultó positiva para el gene BRCA2, una mutación genética que eleva el riesgo para desarrollar cáncer de seno. Este hallazgo fue crítico al decidir su tratamiento.

“Gabrielle tuvo su segunda cirugía y debido a que había nódulos linfáticos involucrados, ella se sometió a lo que llamamos una mastectomía bilateral conservadora de pezones con una reconstrucción inmediata realizada por un cirujano plástico”, dijo el Dr. Colletta. Ella también terminó necesitando una disección axilar para remover los nódulos linfáticos malignos. “Gabrielle tuvo muy buenos resultados con eso”.

Otro motivo por el cual decidieron extirparle el seno izquierdo era debido a la mutación de BRCA. Ella tenía un riesgo mucho más elevado para desarrollar cáncer de seno en el futuro, dijo el cirujano.

Según el Dr. Colletta, Bauer atravesó por momentos difíciles después de su operación porque tuvo que someterse a quimioterapia y a radioterapia para minimizar las probabilidades de que el cáncer regresara localmente y sistémicamente en su cuerpo.

“La parte más difícil de mi tratamiento y de la quimioterapia, siendo peluquera y además una persona muy privada, fue perder mi cabello”, dice Bauer. Ella recuerda haberse sentido muy sola y no querer que nadie se enterara. En ese tiempo, encontró una peluca que era similar a su cabello original, a la cual nombró Gigi, para ayudarla a sentirse mejor durante su tratamiento. Eso la llevó al programa Be Utiful de Lynn Cancer Institute.

Be Utiful a Be Utiful

“El programa Be Utiful es un programa especializado para apoyar a los pacientes en cuanto a su imagen y su apariencia”, explicó Darci McNally, directora de Servicios de Apoyo de Oncología y Extensión Comunitaria en Lynn Cancer Institute. “Es un juego de palabras con la palabra “beautiful” en inglés, pero también Be U (You o Sé Tú en español)”, añade ella.

El programa ofrece maquillaje, cosméticos, productos de cuidado de la piel, cobertores para la cabeza y pelucas para pacientes atravesando tratamiento para hacerlas sentirse como la mejor versión de ellas mismas.

“Ser parte del programa Be Utiful es muy reconfortante y gratificante ya que no me sentía sola”, dice Bauer. “No solamente compartimos maquillaje y peinados, pero también compartimos nuestros caminos, nuestras batallas. Todas podemos salir con un poco más de confianza después de este programa”.

En cuanto Bauer terminó con su tratamiento y comenzó a sentirse bien, ella decidió devolverle a la comunidad a través del programa Be Utiful. “Comencé a coleccionar pelucas levemente usadas de pacientes que habían pasado por el proceso de la quimioterapia y que ya no las necesitaban, para ofrecérselas a otras pacientes de manera gratuita”.

En su papel de voluntaria, ella ayuda a las pacientes de cáncer a encontrar una peluca de su propio color, estilo y corte de cabello. Ella también abre su propio salón de estilismo, Gabriele Coiffeur, a las participantes del programa durante horas no laborables para afeitarles la cabeza, y para probarse varias pelucas y enseñarles cómo mantener las pelucas.

“Los programas de extensión comunitaria que tenemos en el centro de cáncer son óptimos y tienen mucho que ver con la perspectiva positiva que tienen los pacientes en combatir sus malignidades”, dijo el Dr. Colletta. “Ella ha atravesado por mucho y lo hizo como una campeona. Lo hizo muy bien. Ella tiene una actitud muy positiva. Desde el principio, ella iba a combatir esto y lo iba a vencer”.

Bauer espera que otros pacientes de cáncer encuentren la fortaleza para vencer sus diagnósticos, al igual que lo hizo ella.

“Tenía mucho miedo. Estaba devastada”, recuerda ella. “Me permití sentirme así y luego encendí un interruptor. En el momento que usted enciende ese interruptor y comienza a luchar, encuentra una fuerza dentro sí mismo que no pensaba que tenía – y usted lo va a vencer”.

Tags: ,