Cambiar el tiempo de sueño puede conducir a la diabetes

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

14 de March de 2016


Artículos Relacionados    


Este artículo está disponible en: Inglés

Si usted es como la mayoría de las personas, esta semana está sintiendo los efectos del Horario de Verano, el cual comenzó ayer. Despertarse en la oscuridad y ver la puesta del sol en las horas de la noche tiende a crear una sensación inestable hasta aproximadamente mediados de abril. Eso es cuando muchos al fin se ajustan a un nuevo ritmo circadiano – nuestro reloj interno que responde a la luz del día y la noche y señala que tenemos sueño.

Esto sucede dos veces al año cuando cambiamos nuestros relojes, pero muchos de nosotros le causamos estragos a nuestro ritmo circadiano casi todos los fines de semana cuando demoramos nuestra hora de acostarnos para disfrutar más tiempo con nuestros familiares y amigos o para completar proyectos. Y aunque usted duerma más a la mañana siguiente, su reloj interno y también usted pagarán el precio.

Variar las horas de dormir y la resistencia a la insulina

Ahora, un nuevo estudio publicado en la revista médica Sleep sugiere que el costo por este cambio repetido en la hora de acostarse, especialmente en las mujeres de edad media, puede causar un aumento en el riesgo para la resistencia a la insulina y para la diabetes tipo 2.

El estudio evaluó la variabilidad en la hora de acostarse en 338 mujeres, entre las edades de 48 a 58 años, quienes tenían empleos regulares de 9 a 5. En aquellas que tenían más variabilidad en la hora de acostarse día tras día y se acostaban más tarde que su horario promedio, especialmente durante los fines de semana, la cantidad de insulina producida por sus cuerpos era más alta de lo normal. Luego de cinco años, este grupo también demostró un aumento en la resistencia a la insulina.

“Cuando el cuerpo produce cantidades de insulina más altas de lo normal para metabolizar la glucosa en la sangre, pero no puede deshacerse de esa glucosa, usted tiene resistencia a la insulina”, dice Coren Menendez, M.D., doctora de Baptist Health Medical Group con Baptist Health Primary Care. “Esa acumulación de glucosa en la sangre – que es esencialmente diabetes – puede causar enfermedades cardiovasculares, dañar los nervios y los vasos sanguíneos pequeños, afectar la función renal y crear inflamación en el cuerpo”.

El tiempo de sueño y la buena salud

La Dra. Menendez dice que hoy en día, más que hace 10 o 15 años, los médicos ven el sueño como un indicador importante de la salud en general y examinan los patrones de sueño para buscar respuestas cuando la salud comienza a fallar.

David Seiden, M.D., neurólogo, especialista en sueño y director médico del Baptist Sleep Center en Pembroke Pines está de acuerdo. Él dice que mientras más aprendemos sobre el sueño a través de los estudios de investigación, más probabilidades habrán para que surjan nuevos métodos para la prevención de enfermedades.

“Existen buenos datos acerca de cómo la depravación de sueño también conocida como la falta de sueño, afecta la insulina y las otras hormonas de nuestros cuerpos”, dice él. “Por eso los especialistas en sueño y los médicos de atención primaria están recomendando cantidades adecuadas de sueño a sus pacientes. Este estudio sin embargo, lleva eso aun más lejos y examina cómo la desalineación del ritmo circadiano – creado por la variabilidad en la hora de acostarse – también puede impactar la función del cuerpo en relación a las hormonas”.

Volver a la normalidad

La Dra. Menendez dice que tradicionalmente, los pacientes con resistencia a la insulina, también conocida como la pre-diabetes, fueron aconsejados por sus médicos a enfocarse en los cambios al estilo de vida, tales como comer alimentos más nutritivos en porciones apropiadas y hacer ejercicios. Ahora, ella dice que añadir una mejor higiene de sueño – es decir suficiente sueño y mantener un horario consistente de sueño – a esas recomendaciones puede ser necesario.

No que no se sabe por el cuerpo existente de investigación, admite el Dr. Seiden, es si volver a la normalidad con un horario consistente de acostarse a dormir ayuda a revertir los efectos permanentes en el cuerpo. Pero él dice que las mejores prácticas de sueño han sido comprobadas a mejorar el sistema inmunológico del cuerpo, la cognición, el comportamiento en los niños, el manejo del peso y la salud en general.

Ambos médicos dicen que hacen falta más estudios para descubrir si los horarios de sueño irregulares afectan a otras poblaciones, tales como a los hombres y a los niños, de la misma manera que a las mujeres en este estudio y para determinar los efectos a largo plazo que pueden tener esos cambios. Mientras tanto, ellos dicen que regular el sueño por seguro tiene numerosos beneficios desconocidos a la salud.

Por eso, ¿por qué no comenzar un buen hábito antes de que termine el Horario de Verano este otoño? ¡Buenas noches!

Etiquetas: , , , , ,