El temor al COVID y las cirugías cardiacas: Progresando contra las demoras potencialmente mortales

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

10 de March de 2021


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

Un análisis de datos nacionales ha encontrado que la pandemia de la COVID-19 ha resultado en una rebaja sustancial en las cirugías cardiacas a través de los Estados Unidos el pasado año, en comparación con el 2019, según los investigadores en la Universidad de California en San Francisco.

El inquietante estudio, que fue presentado en la reunión anual de este año de la Society of Thoracic Surgeons, encontró una rebaja de un 53 por ciento en todas las cirugías cardiacas adultas, incluyendo una rebaja de un 40 por ciento en las cirugías cardiacas no electivas y una rebaja de un 65 por ciento en las cirugías cardiacas electivas durante la pandemia.

“Ha sido difícil convencer a las personas que es seguro ir al hospital”, explica Joseph McGinn Jr. M.D., jefe de cirugía cardiaca en Miami Cardiac & Vascular Institute de Baptist Health. “La realidad es que somos expertos en mantener a los pacientes de COVID alejados del resto de los pacientes. Tenemos tantos excelentes protocolos. Los pacientes que se someten a una cirugía cardiaca no están cerca de las áreas donde atendemos a los pacientes de COVID”.

Él añade que la “cirugía electiva” significa que “puede esperar unas cuantas semanas, pero no puede esperar unos cuantos meses o más que eso, y eso es lo que ha estado ocurriendo”.

Los investigadores de la Universidad de California examinaron datos de 717,103 pacientes adultos de cirugía cardiaca, y más de 20 millones pacientes de COVID-19 para determinar cómo la pandemia ha afectado la cirugía cardiaca adulta a niveles nacionales y regionales. Regionalmente, la zona del medio Atlántico (Nueva York, Nueva Jersey y Pennsylvania), estuvo entre las más afectadas por la crisis de la COVID-19, experimentando una rebaja de un 71 por ciento en el volumen general de casos.

El estudio también encontró un aumento en los resultados fatales de los procedimientos cardiacos, pero eso es probablemente porque muchos cirujanos se vieron limitados a operar sólo en los casos más urgentes e involucrando a los pacientes más enfermos, según los investigadores.

A pesar de las inquietudes que salieron a relucir de este estudio nacional, el Dr. McGinn señala que los proveedores de Baptist Health y de otras instituciones de atención de salud han comenzado a progresar en el reto de convencer a los pacientes cardiacos a que sigan adelante con sus cirugías electivas y que no demoren la atención de emergencia si están experimentando síntomas fuera de lo ordinario.

“Estamos haciendo cambios decisivos en cierto grado, pero muchas personas aún tienen miedo de venir al hospital”, dijo el Dr. McGinn. Nuestros pacientes típicamente son mayores de 65 años y ese grupo de personas de 65 años y mayores ha sido verdaderamente afectado por la COVID. Es ahí donde hemos visto las tasas más altas de mortalidad y muchas de esas personas tenía comorbilidades (dos o más condiciones de salud subyacentes). Ya tenían presión alta, diabetes, enfermedad cardiaca, y todos esos son el tipo clásico de pacientes que se someten a las cirugías cardiacas”.

El tipo más común de cirugía cardiaca para adultos es el injerto de baipás de las arterias coronarias (CABG por sus siglas en inglés). Durante un procedimiento de CABG, una arteria p una vena saludable del cuerpo es conectada o injertada a una arteria coronaria (del corazón) bloqueada. La sangre pasa a través del bloqueo al atravesar por el nuevo injerto hasta alcanzar el músculo del corazón.

El Dr. McGinn, quien es reconocido internacionalmente por ser un pionero de la cirugía cardiaca de baipás mínimamente invasiva, dijo que está comenzando a recibir solicitudes de residentes de fuera del estado para programar cirugías cardiacas en el Instituto, una señal de que los temores de ir al hospital para los procedimientos necesarios están comenzando a mejorar.

El Dr. McGinn señala que algunos pacientes pueden no entender bien que las cirugías “electivas” no se pueden aplazar indefinidamente.

“Las personas que están en espera de cirugías electivas, lo que significa que tienen arterias bloqueadas, saben que están en riesgo de sufrir un ataque al corazón”, dijo él. “Sin embargo no están viniendo para su cirugía electiva y esas personas eventualmente se convertirán en casos urgentes más adelante. Esa es nuestra gran preocupación, que las personas que mejor pueden ser servidas por las cirugías están sentadas en sus casas esperando, y eso es algo desafortunado”.