El síndrome del túnel carpiano: Lo que usted debe saber

Move Down to Article

Compartir


Escrito por


Publicado

19 de January de 2022


Artículos Relacionados    


This post is available in: Inglés

El síndrome del túnel carpiano es una de las condiciones más comunes que afectan a la mano y responde muy bien al tratamiento, según Dalibel Bravo, M.D., cirujana ortopédica certificada por la junta y entrenada por beca de Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute. La Dra. Bravo se especializa en cirugía de mano, muñeca y codo.

El síndrome del túnel carpiano está causado por la presión sobre el nervio mediano, que corre a lo largo de un estrecho conducto en la muñeca (el túnel carpiano) hasta la mano. El nervio mediano proporciona sensibilidad a la parte de la palma del pulgar y a los cuatro primeros dedos y envía señales para mover los músculos situados en la base del pulgar.

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano son una sensación de hormigueo o entumecimiento en el pulgar y los cuatro primeros dedos y debilidad en el agarre de la mano.


Dalibel Bravo, M.D., cirujana ortopédica certificada por la junta y entrenada por beca de Miami Orthopedics & Sports Medicine Institute.

“Muchos pacientes dicen que los síntomas empeoran con actividades que aumentan la presión sobre el nervio mediano, como sujetar el volante; agarrar con fuerza; manejar maquinaria pesada o que vibra; o dormir con una postura fija de la muñeca que aumenta la presión sobre el nervio mediano”, explicó la Dra. Bravo.

Factores de riesgo

El síndrome del túnel carpiano suele afectar a personas de edad mediana y avanzada. También afecta tres veces más frecuentemente a las mujeres que a los hombres, posiblemente porque la zona del túnel carpiano es más pequeña en las mujeres que en los hombres.

Hay varios factores que pueden aumentar el riesgo de irritación del nervio mediano y provocar el síndrome del túnel carpiano, entre ellos:

  • Factores anatómicos, como un túnel carpiano pequeño o cambios debidos a una fractura de muñeca
  • Artritis reumatoide, que puede afectar al revestimiento de los tendones de la muñeca y ejercer presión sobre el nervio mediano
  • La diabetes, que aumenta el riesgo de que se produzcan daños en el nervio
  • Hipotiroidismo
  • La obesidad
  • Factores laborales, como trabajar con herramientas que vibran o en una cadena de montaje que requiere una flexión prolongada o repetitiva de la muñeca
  • El embarazo, que puede provocar una retención de líquidos que puede aumentar temporalmente la presión dentro del túnel carpiano

Diagnóstico

Para diagnosticar el síndrome del túnel carpiano, los especialistas como la Dra. Bravo repasarán su patrón de síntomas y realizarán una evaluación clínica que puede incluir: 

  • Observación de la atrofia de los músculos tenares, que se encuentran en la base del pulgar en el lado de la palma de la mano
  • Pruebas sensoriales para revelar la disminución de la sensibilidad al tacto ligero y la discriminación de dos puntos en su nervio mediano
  • Pruebas motoras para revelar la debilidad de la oposición a través de pruebas musculares resistivas y la palpación de los músculos del dedo gordo.
  • Pruebas motoras para revelar la debilidad de la oposición a través de pruebas musculares resistivas y la palpación de los músculos tenares.
  • Pruebas de provocación, que consisten en recrear los síntomas de dolor ejerciendo presión sobre el nervio mediano
  • Pruebas de electrodiagnóstico, como la velocidad de conducción nerviosa y la electromiografía, que se utilizan para confirmar el diagnóstico cuando otras pruebas y síntomas indican la presencia del síndrome del túnel carpiano

Prevención

La forma más eficaz de prevenir el síndrome del túnel carpiano es controlar las enfermedades que puedan contribuir a su desarrollo, explica la Dra. Bravo. Esto significa controlar los niveles de azúcar en el caso de la diabetes, controlar la inflamación en el caso de la artritis reumatoide y corregir el hipotiroidismo. También puede ser beneficioso evitar el agarre extenuante continuo y las posiciones extremas de la muñeca, alternando las tareas, haciendo descansos frecuentes y estirando y doblando suavemente las manos. Esto es especialmente importante si se utilizan equipos que vibran o que requieren un gran esfuerzo.

Tratamiento

El objetivo del tratamiento para esta condición es reducir la presión en el túnel carpiano y mejorar el flujo sanguíneo y la alimentación del nervio mediano. Los tratamientos no quirúrgicos, como el entablillado nocturno de la muñeca en posición neutra y las inyecciones de cortisona, tienen más probabilidades de ayudar si los síntomas son leves o moderados. El entablillado nocturno de la muñeca puede proporcionar un período diario de mejora del flujo sanguíneo al nervio. La inyección de cortisona en el túnel carpiano puede reducir la inflamación y la hinchazón y aliviar la presión sobre el nervio mediano.

Por otra parte, si sus síntomas son graves, debe considerar la posibilidad de la cirugía para evitar la progresión y un mayor daño al nervio, dice la Dra. Bravo. El tratamiento quirúrgico aumenta el espacio disponible para el nervio mediano liberando el ligamento. Los métodos quirúrgicos incluyen la liberación abierta, la liberación endoscópica dirigida y la liberación por incisión mínima. La Dra. Bravo a menudo realiza estas cirugías utilizando una técnica conocida como anestesia local de amplio espectro, que elimina la necesidad de realizar pruebas de laboratorio y autorizaciones médicas y minimiza el riesgo de la anestesia general.

“Aunque los pacientes pueden experimentar dolor o debilidad durante varias semanas después de la cirugía, el resultado a largo plazo es excelente para las tres técnicas quirúrgicas, con tasas de éxito y satisfacción de los pacientes mayores que el 90 por ciento”, dijo la Dra. Bravo. 

Tags: , ,